Artículos Recientes
ACI Prensa Agencia Zenit Aleteia Año 1961 Año 1984 Audios Basilica de Guadalupe Bautismo Biografico Canto Católico Cantos y Alabanzas Cardenal Alberto Suarez Inda Cáritas Catecismo Catequesis del Papa Celebraciones Ciclo C Cine Familiar Cine religioso Construccion Coronilla a la Divina Misericordia Cristo te llama Cristy Villaseñor Cuaresma Defensa de la Familia Diocesis de Celaya Divina Misericordia Drama El Diario de María El Evangelio del dia El Hermano Asno El santo del dia El Santo Rosario El Video del Papa Escritos de San Francisco EWTN Familia Festividades Fiestas Patronales Formacion Permanente Formación Permanente Franciscanismo Fray Nelson Medina OP Fray Rodi Cantero TOR Grupo Effetá H1FM Hacia una Fe Madura Historico Homilía del día Homilías Horarios de Catecismo Horarios de Misas Imagenes Imposición de Ceniza Indulgencias Infocatolica Informativo de Radio Vaticano Inquietud Nueva Jesus cada Domingo Juntos por México La Hora de la Misericordia La Reflexión Dominical La Santa Misa La Voz del Pastor Liturgia de las Horas Mapa del Sitio Mariavision Minutos para Dios Mons. Benjamin Castillo Plasencia Mons. Cristobal Ascencio Garcia Mons. José Ignacio Munilla Musica Neutla News.va Noticias Oraciones Padre Adolfo Güemes Padre Carlos Sandoval Padre Carlos Yepes Padre César Montijo Padre Cristian Hernan Andrade Padre Dante Gabriel Jimenez Muñoz-Ledo Padre Ernesto María Caro Padre Luis Zazano Padre Pedro Brassesco Padre Sam Palabra del Obispo Parroquia Parroquias Pastoral de la Salud Pastoral de Migrantes Pastoral Litúrgica Pastoral Social Paz y bien para los Hermanos de Hoy Peliculas peliculas Religiosas Peregrinaciones Peticiones de Cooperacion Pláticas Cuaresmales Punto de Vista Radio Catolica Religion Religion en Libertad Requisitos Rezando voy Rome Reports Videos Semana Cultural Semana Santa Semillas para la Vida Serie Servicios Tekton Tele Vid Telegram Television Catolica Teologia Tierra Santa Turismo Religioso Ubicación Viacrucis Vidas de Santos Videos Videos Catolicos Virgen Maria Visitas Pastorales Webcams Whatsapp

04:34 ,

No importa la edad, sea a los 35 o a los 5 años, el saberse amado produce el mismo resultado: el corazón late con fuerza y el espíritu se eleva. Si tenemos amor, tenemos la oportunidad de cambiar el curso de un día entero o el de toda una vida.

Sabiendo que la experiencia del amor puede marcar positivamente la vida de nuestros hijos, estamos llamados a vivirlo de manera práctica dejándoles un legado que permanecerá con ellos para siempre, porque el amor se mantiene fiel y cuando es real jamás desaparece.

Olesya Kuznetsova - Shutterstock

Decirles que los amamos

Demostrarles amor con hechos a nuestros hijos es importante, pero comunicarlo verbalmente  también lo es. Es fundamental afirmarlos en el amor con palabras. Aunque lo repitamos mil veces al día y ellos lo sepan, no es posible malcriar a un niño con palabras afectuosas.

Incluso cuando sean mayores, será importante que escuchen “Te amo”, “Te quiero”, “Nadie te quiere a ti más que yo”. Esas palabras les dará la confianza de que siempre serán recibidos y acogidos y, con el tiempo y cuando tengan que caminar solos o se encuentren lejos, se convertirán en una poderosa verdad.

Studying
Monkey Business Images | Shutterstock

Amarlos por igual, pero tratarlos de manera única

El amor requiere conocer a cada uno de los hijos de manera personal. Cada vez que puedes darle a un hijo toda tu atención y dedicarle un tiempo de exclusividad para conocerlo, provocas una impresión permanente en su corazón. Un recuerdo para toda la vida.

Cuando saben que son amados por quienes son, y no por lo que han hecho, comienzan a darse cuenta del verdadero valor de sus vidas. Y las personas que son conscientes de ese valor inherente que tiene la vida, cuentan con más oportunidades de aprovecharla al máximo.

little boy with his father cleaning teeth
By Jacob Lund|Shutterstock

Enseñarles a poner amor en todas las cosas

Nuestro mayor esfuerzo tiene que ser el de enseñarles que las cosas que hacemos, incluso las más pequeñas, cobran sentido cuando se hacen con amor. El amor es la base sólida que les dará las herramientas necesarias para madurar y la sabiduría ante la realidad que les toca vivir porque el amor es paciente, todo lo soporta y se renueva cada día.

Cuando nuestros hijos sean capaces de incorporar el amor en su vida diaria, no solamente podrán hacer una diferencia con sus estudios o su trabajo, sino que también abrirán muchos canales para extender ese amor a los demás y compartirlo: un valor añadido que nuestro mundo necesita más que nunca.

Let's block ads! (Why?)

04:19 ,
El papa Francisco aseguró que ideólogos apalean a Cristo mismo buscando la “pureza” de la Iglesia e instó a no combatir a las personas, sino el mal que inspira a sus acciones y advirtió: ¡Golpear a un miembro de la Iglesia es golpear a Cristo mismo!”. 

El Pontífice ha presidido esta mañana la audiencia general del miércoles, 9 de octubre de 2019, en la Plaza de San Pedro y, sucesivamente, prosiguió la jornada que prevé su participación en los trabajos de la mañana y de la tarde del Sínodo sobre la Amazonía en el Vaticano . 

La catequesis del Papa se escucha con el ruido de fondo de los ataques y las voces que claman herejía, error y cisma en la Iglesia por el sínodo. Mientras, 184 padres sinodales, expertos e invitados, entre ellos representantes de los pueblos originarios participan en el sínodo amazónico por motivos pastorales y por una ecología integral (6-27 de octubre) en el Aula Nueva del Sínodo.

Golpear los discípulos de Jesús…

Francisco explicó que los ideólogos están ciegos como Saulo (cegados por la rabia) porque reducen todo a política, división, odio e incluso se valen de la religión para sus objetivos.

“En el camino hacia Damasco, el Resucitado se manifestó a Saulo y le pidió cuentas de su furor fratricida, preguntándole: «Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?». De esta manera, el Resucitado dejó claro que perseguir a un miembro de la Iglesia era hacerlo a Él mismo”. 

“Aquí el Resucitado manifiesta ser una sola cosa con aquellos que creen en Él”, entonces, advirtió:  “¡Golpear a un miembro de la Iglesia es golpear a Cristo mismo!”. 

La verdadera batalla es contra el espíritu del mal

Asimismo, aseguró que también aquellos que son “ideólogos porque quieren la ‘pureza’ de la Iglesia golpean a Cristo mismo”. El Pontífice indicó que Saulo era “un ideólogo” en ese momento. “Para Saulo la religión se convirtió en una ideología, ideología religiosa, ideología política”.  

“Solo después de haber sido transformado por Cristo”, entonces Pablo “enseñará que la verdadera batalla no es contra carne y hueso, sino contra […] el dominador de este mundo oscuro, contra el espíritu del mal” (Efesios 6:12). Él enseñará que las personas no deben ser combatidas, sino el mal que inspira a sus acciones”. 

Las dictaduras usaron el método de Saulo

En su discurso en italiano, el Papa ha continuando la serie de catequesis sobre los Hechos de los Apóstoles y centró su meditación en el tema: “El instrumento que he elegido para mí” (Hechos 9:15). Saulo, de perseguidor a evangelizador”.  (Hechos de los Apóstoles, 9, 3-6).

Entretanto, el Papa se dirigió a los presentes: “Ustedes que vienen de pueblos perseguidos por las dictaduras entienden bien que significa cazar a la gente para capturarla, así lo hizo Saulo”. 

“Y esto lo hace pensando en servir la Ley del Señor. Lucas dice que Saulo “respiró rabia” “proyectando violencias y muerte contra los discípulos del Señor” (Hechos 9: 1): en él hay un aliento que huele a muerte, no a vida”, explicó.

Los enemigos pasaron a ser amigos

Después de ese encuentro personal con Cristo, Saulo “perdió la vista y pasó de ser un hombre fuerte e independiente a estar limitado y necesitado de los demás. De hecho, comenzó para él una transformación, como una “pascua personal” que va de la muerte a la vida: lo que antes estimaba gloria se transformó en “basura”, porque su verdadero tesoro ya era Cristo”. 

Luego, afirmó: “El bautismo fue para Saulo el comienzo de una vida nueva, en la que se ve a sí mismo y a los demás según la mirada de Dios: los enemigos pasaron a ser amigos; y el ímpetu por perseguir a los que no pensaban como él, cambió en pasión por evangelizar, suscitando la fe en muchos corazones”.

El amor transforma nuestro corazón de piedra en un corazón de carne  

Después de resumir su catequesis en diferentes idiomas, el Pontífice dirigió expresiones particulares de saludo a los grupos de fieles presentes. “Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua española. A todos los invito a experimentar, como Saulo, el impacto del amor de Dios en nuestra vida, que transforma nuestro corazón de piedra en un corazón de carne, capaz de acoger los sentimientos de Cristo y hacerlos llegar a los que nos rodean. Que Dios los bendiga”. 

La audiencia general concluyó con el canto del Pater Noster (el Padre Nuestro) y la bendición apostólica.

Let's block ads! (Why?)

03:59 ,

La red social Instagram ha dado a conocer que restringirá y eliminará las publicaciones a usuarios menores de 18 años que promocionen productos y dietas llamadas “milagro” pues prometen una fácil y rápida pérdida de peso que, como muchos de nosotros sabemos, pueden provocar graves problemas de salud. 

Con esta reglamentación están fuera de juego, todas aquellas publicaciones protagonizadas por celebridades como Khloe Kardashian en los que promocionan bebidas detox, batidos dietéticos y tés laxantes, entre otras tantas.

Esta nueva medida también será tomada por otras redes sociales como Facebook. Además, Instagram implementará una nueva funcionalidad en la aplicación para permitir que sus usuarios informen sobre cualquier publicación que incluya este tipo de contenido, los cuales serán investigados y borrados en el momento en el que sean detectados.

Instagram se ha propuesto ser un lugar de encuentro digital más seguro para todos sus usuarios por lo que a partir de ahora intentará de esta manera prevenir en materia de trastornos alimenticios. También orientará esta iniciativa a disminuir la presión que ejercen las redes sociales sobre la imagen corporal por lo que también vigilará aquellas publicaciones que promocionen tratamientos de cirugía estética. 

Todo ello con una mirada puesta en los jóvenes, el colectivo más vulnerable pues ya son muchos los que se han visto seriamente presionados en relación a su aspecto físico.

Este tema ya lo abordamos cuando dediqué un artículo a la dieta Whole 30, tan atractiva para los millennials pues se la plantean como un desafío que conlleva una importante pérdida de peso. Esta generación está muy preocupada, por no decir obsesionada, por todo lo que está relacionado con la comida, el peso y la imagen pues afecta a su autoestima, entre otras cuestiones. 

Instagram es una de las redes sociales más usadas por los jóvenes. Las publicaciones de información nutricional y estética engañosa llegan a ellos fácilmente  y, como ya muchos sabemos, puede hacerles mucho daño. Por eso, los directivos de esta red social ya tomaron en su día otra decisión de este tipo: censurar fotos que incitaran a la anorexia y a la bulimia.

Lo ideal sería también eliminar el número de ‘me gusta’ que tienen las publicaciones para que los usuarios se centren en lo que comparten y no en el número de «likes» que reciben.

Las peligrosas dietas milagro

Las dietas “milagro” no son aconsejables porque no tienen fundamento científico, son dietas que tienen en común la promesa de una rápida pérdida de peso sin apenas esfuerzo. Así, con ellas se produce un importante desequilibrio en nutrientes y una restricción de alimentos importante.

Además, las ofrecen a todos aquellos que quieran animarse a hacerla y, está claro, que no son adecuadas para cualquiera. No tienen en cuenta que cada persona es única y que cada uno cuenta con una constitución corporal, una historia familiar y genética, y un estilo de vida propio. 

Por todo ello, realizar alguna de esta dietas o utilizar un producto para adelgazar pueden poner en riesgo la salud. 

En estas dietas no importan si la está por realizar un niño, una embarazada, una mujer lactante, un adulto mayor, un deportista o un diabético, y esto es fundamental porque cada uno tiene necesidades distintas, por lo que puede favorecer a la aparición de riesgos nutricionales y de salud importantes.

En el caso de los productos para adelgazar se debe ser muy cauteloso en su consumo. Deben siempre ser recomendados por un médico que ha de saber y estar seguro cual es el producto adecuado para cada persona y así poder recitarles las dosis de dicho producto y el tiempo de tratamiento.  

Ante cualquier duda conviene siempre consultar con un médico o nutricionista para que lo asesore y puedan buscar la mejor manera de bajar de peso o lo que necesite de acuerdo a sus actividades diarias.

Esta medida de las redes sociales es buena, pero de todas formas siempre debemos estar atentos porque son muchos los canales de información donde se habla de estas dietas y productos.

No nos dejemos llevar por estas dietas que nos muestran resultados “milagrosos”, lo mejor es comprometernos y ser conscientes de lo que debemos modificar, dejar de contar solo calorías y empezar a apreciar los alimentos por lo que nos aportan nutricionalmente y nos hace bien.

Si buscamos dietas apostemos siempre por buscar aquellas que tienen un fundamento científico como la dieta mediterránea o Dash o lo ideal el consejo de un profesional de la salud.

Let's block ads! (Why?)

03:44 ,

Es habitual que cuando se conjuran los asuntos médicos y la tradición cristiana, los temas que afloran suelen ser problemas bioéticos tamizados de polémicas y discusiones.

En el núcleo de esas discusiones se juegan muchas decisiones que afectan a los modos de vivir, a los conceptos que usamos en ellos y al futuro que queremos generar.

Pero no es menos cierto que esas mismas discusiones, tan acaloradas como importantes, a veces ocultan inconscientemente otros núcleos de gran envergadura que permitirían esclarecer por qué al cristianismo le resulta casi imposible zafarse de esas polémicas o declararlas meramente secundarias, tanto y al mismo tiempo como a las ciencias médicas les resultaría importante saber su razón de ser y su historia.

Cuando se estudia brevemente el origen histórico y más institucional de las universidades se sabe que estas fueron un invento que la tradición cristiana objetivó en el siglo XI y que popularizó en el XIII y XIV.

Los laboriosos monjes decidieron crear una institución reglada para ofrecer los conocimientos que ellos consideraban fundamentales.

Propio de la mentalidad de la época y el contexto que vivían, la teología, la filosofía y el derecho (mayoritariamente eclesiástico y canónico) fueron las primeras licenciaturas que se estudiaron formalmente en la universidad.

Pero junto a ellas, todas cortadas por lo que hoy llamaríamos “letras”, se unía de forma natural una cuarta que a ojos de dichos religiosos no les debió parecer ni ajena ni extraña a las tres antes mencionadas: medicina.

No estaba vigente, para aquellos monjes medievales, la dicotomía entre ciencias y letras, o, por poner un ejemplo, entre ética, teología bíblica, derecho civil y, por ejemplo, anatomía.

Reunir en el mismo lugar la ciencia médica y la teología, o la ciencia médica y el derecho, no parecía un contraste o un ruido que estropease la armonía de las cuatro. Esa musicalidad resuena como recuerdo de algo que a veces se olvida y que conviene recordar por todos.

Ayuda a entender, aunque de forma mínima pero concisa, que el objeto de la medicina y de la teología no difería tanto en sus orígenes universitarios.

Esa finalidad no era otra que la salus. El fin del hombre para aquellos primeros universitarios era el de la salud. Salus significa en latín salvación, pero también significa y origina la palabra salud.

Todavía hoy en español hablamos de salvar vidas tanto en la teología como en medicina.

Salvar es algo que tanto teólogos como médicos se dedican a hacer. Y si bien cada uno con su método y su perspectiva, aquellos primeros universitarios no veían contradicción alguna en ponerlas unidas desde el primer momento.

La salvación era algo universal y la universidad era su sede. Dicho de otra forma: la universidad era la sede de los estudios que tomaban la salvación como algo universal y propio de todo ser humano.

Que medicina y teología fueran creadas desde su inicio como objetos de estudio universitario nos dice tanto como que se pusieran al mismo tiempo en el lugar de un estudio universal (universidad) sin aparente contradicción: salvar el cuerpo y salvar el alma no son dos cosas que los escolásticos separaban tanto como se cree.

Y si bien y al mismo tiempo, estaban bajo una misma techumbre, también estos mismos escolásticos sabían que su salvación era lo suficientemente distinguible como para hacer estudios distintos. Más: que no hay salvación sin estudio y sin conocimiento investigador.

Distinguir ambas licenciaturas era la forma en la que los medievales entendieron que la salud tenía muchos nombres. Pero reunirlas desde el principio en el origen de la universidad, era mostrar que no podían entenderse por separado. 

Incluso hoy en día, cualquier ciudadano del mundo (universal) reconoce que el concepto de salud de la OMS es un recuerdo frágil de que la medicina es mucho más que un discurso anatómico, y que para estar sano, pero sano de verdad, se está hablando de una salud que “es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.

Posiblemente el decaimiento de ese estudio universal (y por extensión de la universidad) también sea un síntoma de que en nuestras facultades de medicina se haya olvidado que el ser humano no se salva sólo con técnicas. O mejor: que salvarlo solo con técnicas sociomédicas es salvarlo parcialmente, es decir, no salvarlo bajo la forma de lo universal.

Una reminiscencia de ello es que no hay plano arquitectónico de hospital que no tenga por suyo una sala de oraciones o una capilla.

Y no tanto porque la religión llega donde la medicina no llega, sino porque la salud no se entiende sin un sentido último de la vida tanto como sin un medicamento o una cirugía. No rezan quienes creen que la medicina no funciona, rezan precisamente quienes creen que la medicina lo hace.

No operan quienes son ateos, operan quienes tienen un cierto sentido transcendente del ser humano por salvar, cuanto menos, el presente, es decir, salvar la situación.

Teología y medicina no son opuestas forma de salvar, sino núcleos universitarios de creación medieval católica.

Y quienes creen que los creyentes rezan porque no creen en la medicina, desde luego, y cuanto menos, se les puede reprochar ser unos incultos e ignorantes de la historia medieval más básica.

Es así que la salvación médica y la teológica son metáfora la una de la otra, y el decaimiento de una de las dos descompensa y retuerce los sentidos de la otra. Al menos, cabe hacer notar que así ha sido desde su inauguración histórica.

Sin embargo, el enfrentamiento contemporáneo (por excesos o defectos de ambas) empequeñece su misma pretensión de saberes universales y universitarios.

Dicho enfrentamiento genera el tercer olvido de lo que significaba la palabra salus, más antiguo y primigenio que aquellos otros dos.

Y una tercera palabra…

La integración y normalidad de un sentido religioso junto con un sentido médico permite entender que la salud y la salvación (salus) también es el origen semántico de saludar. Saludar es, precisamente, ofrecer la hospitalidad primera que el mundo y el ser humano se merece.

Entrar en la realidad, desde nacer hasta una habitación, es saludar y ser saludado. En el fondo, saludar es dar la bienvenida a lo que nos encontramos.

El saludo es el gesto positivo del encuentro dichoso de lo que uno se encuentra.  Por eso, saludar, salvar y sanar son distinguibles pero no descifrables por separado.

Ese era el sentido del derecho: el intento de la convivencia con quienes nos hemos encontrado en el mundo.

Pero también y más primigeniamente, el origen de la filosofía, de la cual se dice que un tal Sócrates se tomó en serio el saludo de los dioses en Delfos.

Los dioses saludaban al extranjero que se acercaba al oráculo, y así estaba escrito en el frontispicio del templo de Delfos. Su saludo era una invitación que Sócrates se tomó en serio. La invitación de conocerse a uno mismo. Saludar es, como dice Rafael Alvira, un gesto tremendamente filosófico.

Desear salud es invitar al otro a lo mejor que tiene uno que ofrecer. Saludar es lo mismo. Romper estos sentidos es síntoma de una sociedad que ya no está ni tan sana ni busca salvación alguna de ninguna clase.

Salud, salvación, saludar. Queremos salvar el planeta, salvar nuestras vidas y vivir con salud. Bien merece la pena entender de dónde provienen esos sentidos.

Let's block ads! (Why?)

03:39 ,
En el arte medieval, la genealogía de Cristo descrita en los Evangelios según Mateo y Lucas se presenta a menudo en forma de árbol. Mientras que la genealogía de Mateo empieza con Abraham y termina con Jesús, la genealogía de Lucas va en la dirección contraria, empieza desde Jesús y se retrotrae hasta llegar a Adán.

Ambas genealogías, al margen de la dirección “ascendente” o “descendente” que sigan, presentan a Jesús como perteneciente al linaje de David, hijo de Jesé. De hecho, esto es lo que les permite entender que el nacimiento de Jesús se corresponde con la profecía recogida en el libro de Isaías (cf. Isaías 11,1), donde se lee: “Saldrá una rama del tronco de Jesé y un retoño brotará de sus raíces. Sobre él reposará el espíritu del Señor”.

Esta metáfora vegetal que empleó el mismo profeta fue asumida posteriormente por los artistas medievales para representar la genealogía de Jesús de una forma relativamente sencilla. Es más, la traducción latina de este pasaje permitió a los artistas añadir algunos personajes más al árbol. En la Vulgata, el pasaje mencionado dice así:

“Et egredietur virga de radice Iesse et flos de radice eius ascendet”

Mientras que flos significa ‘flor’, virga significa ‘rama nueva’, ‘brote’ (o ‘retoño’) o ‘vara’. Pero también es un juego de palabras muy conveniente, ya que se acerca bastante a la palabra virgo (que es ‘virgen’ en latín). En ese sentido, era natural que el Árbol de Jesé (la ‘virga’ de Jesé) terminara con la Virgen María coronando el árbol y sosteniendo a Jesús en sus brazos.

La mayoría de imágenes del Árbol de Jesé muestran la figura de Jesé (a menudo más grande que el resto de los presentes en la imagen) bien recostada o durmiendo, de forma similar a Adán cuando se le extrajo su costilla. De su costado o de su ombligo asciende el tronco de un árbol (a veces una vid) que extiende sus ramas hacia ambos lados. El tronco, por fin, se yergue verticalmente hasta llegar a María y Cristo en lo más alto. El empleo común actual de la expresión “árbol familiar” o “árbol genealógico”, como cabía esperar, deriva de este motivo medieval.

Holkham Bible
British Library - Public Domain
El árbol de Jesé con los doce profetas del Antiguo Testamento y la Virgen.

Let's block ads! (Why?)

03:39 ,

La vejez es la edad del despojo: poco a poco nos retiramos de la vida llamada “activa”, dejamos a los más jóvenes las responsabilidades que gustábamos asumir, debemos reconocer nuestros límites que son cada vez más estrictos a lo largo de los años, perdemos nuestra independencia. En el entorno, mueren el cónyuge, los amigos, los hermanos y las hermanas. Muy a menudo, nos sentimos excluidos, rechazados de un mundo en el que prevalece la rentabilidad, tememos la muerte, que se convierte en una realidad muy cercana. Es un momento también de recuerdos, que se expresan en amargos arrepentimientos, y a veces en acción de gracias. Algunas personas consideran que han extrañado sus vidas, y es algo muy complicado. Otros están en un proceso de duelo infinitamente doloroso, con el peso de un perdón que no se pudo intercambiar, con males que creemos que son irreparables. Pero muchos también pueden ver, gracias a los obstáculos, todo lo que ha sido bueno y auténtico, todo lo que les ha sido ofrecido como un regalo de Dios. Desde un punto de vista humano, el envejecimiento tiene poco sentido, y todo el daño que resulta de ello aparece como males que hay que suprimir o sufrir. Pero el Evangelio nos invita a convertir nuestra mirada. Cuando Jesús dice: “Felices los que tienen alma de pobres”, esto se aplica también a todos aquellos que son despojados de su fuerza física, memoria e independencia por la edad. Esto es lo que hizo que Santa Teresa del Niño Jesús, devastada por la enfermedad, dijera: “¡Sentimos una paz tan grande al ser absolutamente pobres, al confiar sólo en el Señor!

La vejez es el tiempo de las promesas

La Esperanza, mediante la cual deseamos el Reino de los Cielos y la vida eterna como una felicidad, está basada sólo en Dios. Cuanto más sentimos que nuestra fuerza nos abandona, más nos sentimos impulsados -si así lo decidimos- a poner toda nuestra confianza en Él, especialmente cuando nos acercamos a la muerte. “Sin embargo, también a nosotros, ancianos, nos cuesta resignarnos ante la perspectiva de este paso. En efecto, éste presenta, en la condición humana marcada por el pecado, una dimensión de oscuridad que necesariamente nos entristece y nos da miedo”, dijo San Juan Pablo II. Pero “En Cristo, la muerte, realidad dramática y desconcertante, es rescatada y transformada, hasta presentarse como una “hermana” que nos conduce a los brazos del Padre”, añadió.

Vemos que se acerca el momento de la madurez perfecta, para la cual todos estamos hechos y que sucederá más allá de la muerte. “Son años para vivir con un sentido de confiado abandono en las manos de Dios, Padre providente y misericordioso; un periodo que se ha de utilizar de modo creativo con vistas a profundizar en la vida espiritual, mediante la intensificación de la oración y el compromiso de una dedicación a los hermanos en la caridad”, dijo San Juan Pablo II.

Esta dedicación puede tomar formas muy ocultas, muy pobres -empezando por entregar sus propios límites- pero la fertilidad de una vida no se mide por las apariencias. Para dar fruto, la única condición es la de adherir con todo su ser a Cristo, como el sarmiento está unido a la vid. No importa nuestra edad o nuestras debilidades, sólo importa nuestro “sí” al amor de Dios, aquí y ahora.

Christine Ponsard

Let's block ads! (Why?)

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets