Artículos Recientes
ACI Prensa Agencia Zenit Aleteia Año 1961 Año 1984 Audios Basilica de Guadalupe Bautismo Biografico Canto Católico Cantos y Alabanzas Cardenal Alberto Suarez Inda Cáritas Catecismo Catequesis del Papa Celebraciones Ciclo C Cine Familiar Cine religioso Construccion Coronilla a la Divina Misericordia Cristo te llama Cristy Villaseñor Cuaresma Defensa de la Familia Diocesis de Celaya Divina Misericordia Drama El Diario de María El Evangelio del dia El Hermano Asno El santo del dia El Santo Rosario El Video del Papa Escritos de San Francisco EWTN Familia Festividades Fiestas Patronales Formacion Permanente Formación Permanente Franciscanismo Fray Nelson Medina OP Fray Rodi Cantero TOR Grupo Effetá H1FM Hacia una Fe Madura Historico Homilía del día Homilías Horarios de Catecismo Horarios de Misas Imagenes Imposición de Ceniza Indulgencias Infocatolica Informativo de Radio Vaticano Inquietud Nueva Jesus cada Domingo Juntos por México La Hora de la Misericordia La Reflexión Dominical La Santa Misa La Voz del Pastor Liturgia de las Horas Mapa del Sitio Mariavision Minutos para Dios Mons. Benjamin Castillo Plasencia Mons. Cristobal Ascencio Garcia Mons. José Ignacio Munilla Musica Neutla News.va Noticias Oraciones Padre Adolfo Güemes Padre Carlos Sandoval Padre Carlos Yepes Padre César Montijo Padre Cristian Hernan Andrade Padre Dante Gabriel Jimenez Muñoz-Ledo Padre Ernesto María Caro Padre Luis Zazano Padre Pedro Brassesco Padre Sam Palabra del Obispo Parroquia Parroquias Pastoral de la Salud Pastoral de Migrantes Pastoral Litúrgica Pastoral Social Paz y bien para los Hermanos de Hoy Peliculas peliculas Religiosas Peregrinaciones Peticiones de Cooperacion Pláticas Cuaresmales Punto de Vista Radio Catolica Religion Religion en Libertad Requisitos Rezando voy Rome Reports Videos Semana Cultural Semana Santa Semillas para la Vida Serie Servicios Tekton Tele Vid Telegram Television Catolica Teologia Tierra Santa Turismo Religioso Ubicación Viacrucis Vidas de Santos Videos Videos Catolicos Virgen Maria Visitas Pastorales Webcams Whatsapp

07:41 ,

A estas alturas ya sabemos que el azúcar no es bueno para nuestro cuerpo. (Es decir, el azúcar añadido; los azúcares naturales presentes en frutas y verduras son perfectamente saludables). Y aun así… muchos estadounidenses son adictos a cantidades excesivas de azúcar que consumen diariamente, a menudo de forma compulsiva.

Un estudio de hace nada más que diez años, calcula que el estadounidense medio consume unas 22 cucharaditas de azúcar añadido todos los días. Algo muy superior a la cantidad recomendada por la American Heart Association, que especifica que las mujeres no deberían consumir más de 100 calorías o 6 cucharaditas de azúcar al día (para los hombres son 150 calorías o 9 cucharaditas).

Sin duda sabemos que probablemente no deberíamos comer esa tarrina de helado después de la cena o asaltar la máquina expendedora para un tentempié dulce antes de salir de trabajar, pero es que muchos de nosotros somos, casi literalmente, adictos al azúcar.

Tal vez el lector, como yo, tenga los tablones de las redes sociales atestados de personas renunciando de por vida al azúcar. Ya sea durante la Cuaresma o para perder peso o simplemente para tener mejor salud física y mental, perece que por todos lados la gente va cantando las alabanzas de la vida sin azúcar. Y por las constantes promociones que veo de batidos orgánicos y dietas depuradoras que prometen eliminar los antojos de azúcar, está bastante claro que existe un problema colectivo con el deseo de más azúcar.

Pero, ¿de dónde ha salido tanta azúcar y por qué nos genera tanta adicción?

El doctor Mark Walker, médico acreditado por el American Board of Obesity Medicine, afirma que la adicción al azúcar es algo muy real. Según dice, “nuestros cuerpos no fueron diseñados para los alimentos altamente procesados del mercado actual. El consumo de azúcar ha aumentado drásticamente desde la década de 1970”.

Por aquel entonces, prosigue el doctor, “la pirámide alimentaria recomendaba dietas bajas en grasas, con una sustitución por carbohidratos. Por desgracia, reemplazamos la grasa con jarabe de maíz de alto contenido en fructosa altamente procesado y, como resultado, los índices de obesidad aumentaron dramáticamente”.

Con el tiempo, los efectos de tantísimo azúcar pueden ser devastadores para la salud. Un exceso de azúcar puede causar un aumento de peso y obesidad, además de diabetes, enfermedad hepática grasa e incluso cáncer.

De hecho, sorprende bastante si entras en un supermercado y lees los ingredientes de una caja de cereales o un tarro de salsa de tomate: rápidamente encuentras que hay azúcares añadidos en prácticamente todo lo que viene en una caja de cartón o en lata. ¿Y nos extrañamos de ser adictos?

Probablemente el lector estará pensando ‘Entiendo, el azúcar no tiene mucho o ningún valor nutricional’. El hecho es que, si intentas dejarlo, comprenderás por qué es tan difícil eliminar el dulce de nuestras dietas.

Lo creas o no, el azúcar sabotea la química del cerebro de igual forma que drogas como la nicotina, la cocaína y la heroína. El azúcar, como algunas drogas, hace que nuestros cerebros liberen dopamina, que indica que hay algo que es placentero. Cada vez que lo consumimos, el azúcar activa una vía de “recompensa” en el cerebro que nos deja con la sensación de que siempre necesitamos más. Así que el consumo regular de azúcar puede de hecho cambiar la expresión genética y la disponibilidad de los receptores de dopamina, tanto en el mesencéfalo como en el córtex frontal. En palabras llanas, nuestros cerebros se vuelven más tolerantes al azúcar, de ahí el aumento de la necesidad de consumir más.

Digamos que las cifras y la ciencia te han convencido y estás listo para dejar de verdad el azúcar. ¿Por dónde empiezas?

Bueno, puede parecer más factible ir reduciendo poco a poco; simplemente ir tomando cada vez menos con la esperanza de engañar a esos dichosos receptores de dopamina para que cada vez pidan menos azúcar. Pero, ay, probablemente no es la mejor estrategia porque, como cualquier adicción, las ansias de azúcar son difíciles de reprimir y lo más probable es que fracasemos.

El doctor Joel Fuhrman, experto nutricionista y autor del informativo libro Comer para vivir, afirma que la mejor forma de detener el hábito es dejar el azúcar del todo. Radicalmente.

Así que si eres adicto o adicta al azúcar (y, asumámoslo, según las investigaciones, probablemente lo eres, como yo), es hora de pisar a fondo los frenos.

¿Todavía con escepticismo? Aquí tienes un pequeño test. Las personas adictas al azúcar experimentan estos cuatro comportamientos generales:

No es sorprendente saber que todos estos comportamientos se han observado en estudios de adicción en animales; sobre el azúcar, además de otras sustancias de abuso.

Si quieres dejar de una vez por todas el hábito de consumir azúcar, cortar por lo sano, radicalmente, es el mejor medio, aunque no será fácil (por muchas razones como las que mencioné antes). En los estudios, muchas personas informaron sentirse indispuestas, sin energías, con dolores de cabeza y antojos intensos después de decidir dejar el azúcar por completo.

El doctor Fuhrmen denomina a estos sentimientos durante los primeros días de dejarlo “hambre tóxica”. Más que hambre de verdad (como muchas personas malinterpretan), es una combinación de síndrome de abstinencia que nos hace sentir mal cuando tratamos de dejar una adicción.

Fuhrman explica que “estos síntomas llegan rápidamente, tan pronto como termina la digestión. Puedes sentirse mareado, sin energía y con dolor de cabeza, así que darás por sentado que tienes hambre otra vez, comerás más, comienza de nuevo la digestión y desaparecen las malas sensaciones. Entonces el ciclo se repite y sigues sintiéndote mal y ganando peso. Si puedes soportar el vaivén de estas sensaciones relativamente incómodas durante unos pocos días, descubrirás que es mucho más sencillo controlar tus ansias de comer y tus deseos de darte atracones y comer dulces”.

Fuhrman afirma que es importante renunciar totalmente al azúcar durante los primeros tres días debido a la naturaleza de la adicción al azúcar: solo una pequeña cantidad hará que quieras más, así que Fuhrman insiste en que la privación total es la única forma de vencer la adicción.

Después de 3 días de comer cosas sin ningún azúcar, excepto fruta fresca, Fuhrman dice que los intensos antojos, el hambre tóxica y la sensación de debilidad se desvanecerán.

En su sitio web, el doctor Fuhrman tiene abundantes trucos para consumir slow food [“comida lenta”, en contraposición a la comida rápida o fast food, N. del T.] para regular el azúcar en sangre, además de otras estrategias para mantener a raya las ansias y otras sensaciones desagradables. Lo fundamental, explica, es comer alimentos no procesados y saludables que te sacien y que eviten los picos de insulina.

Puede que los primeros días de dejar el azúcar sean duros, pero los beneficios de vivir sin azúcar (o al menos de vivir libre de la adicción al azúcar) son innumerables.

06:36 ,

Muchas empresas en Colombia buscan ser responsables e invertir económicamente en compensar aquellos impactos negativos que su industria genera diariamente en el medio ambiente. Y aunque cada año invierten grandes sumas de dinero con la intención de contribuir en la restauración de ecosistemas no se logran percibir los resultados ni ambientales ni financieros.

Es por ello que en lo que va del año 2017 se está formalizando lo que es el primer Banco de Hábitat de Latinoamérica que tiene como primer objetivo lograr que las inversiones de las empresas se vean reflejadas en el medio ambiente.

 “Este proyecto consiste en un mecanismo de compensación ambiental que busca, a través de acciones de preservación, mejoramiento y restauración de ecosistemas, compensar los impactos negativos sobre la biodiversidad”, explicó Luis Gilberto Murillo, ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Esta iniciativa privada que se instala en Colombia surge como fruto del trabajo conjunto del Ministerio de Ambiente, el Fondo Multilateral de Inversiones, el Banco Interamericano de Desarrollo, el grupo Terrasos SAS y algunos propietarios privados del Meta, departamento donde se encuentra el municipio de San Martín de los Llanos donde se ubican las 600 hectáreas destinadas para la conservación y restauración.

Este primer Banco de Hábitat para Latinoamérica es un signo esperanzador ante tanta destrucción desenfrenada de los recursos dados para que sean bien administrados.

Ya el Papa Francisco en su Encíclica “Laudato Si” exhortaba: “El desafío urgente de proteger nuestra casa común incluye la preocupación de unir a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral, pues sabemos que las cosas pueden cambiar. La humanidad aún posee la capacidad de colaborar para construir nuestra casa común. Deseo reconocer, alentar y dar las gracias a todos los que, en los más variados sectores de la actividad humana, están trabajando para garantizar la protección de la casa que compartimos.”

La solución costo-eficiente que presenta este banco para las empresas que son obligadas por ley a realizar compensaciones ambientales será más efectiva ya que los pagos han de realizarse de acuerdo al alcance de metas y cambios positivos, creando así una oportunidad de generación de ingresos para dueños de terrenos y de inversión privada en restauración y conservación de ecosistemas.

“Sabemos que en el mundo se están invirtiendo más de 8.000 millones de dólares anuales de capital privado que buscan resultados ambientales y retornos financieros y queremos abrir esas puertas en Colombia con iniciativas como estas. Nuestro propósito es replicar este banco de hábitat en el país, e incentivar nuevos mecanismos de compensación para el cumplimiento de nuestras metas ambientales”, dijo el ministro.

Con este proyecto -aparte de restaurar 130 hectáreas de ecosistemas degradados, conservar 410 más de bosque natural y disminuir los costos de compensación de las empresas en un 20%- se busca también generar más de 50 empleos lo que afianza más la esperanza de re ubicar el papel del ser humano frente a la creación y que muchas veces se olvida debido al interés de unos pocos.

Bien lo escribió Francisco en su encíclica sobre el medio ambiente: “Si tenemos en cuenta que el ser humano también es una criatura de este mundo, que tiene derecho a vivir y a ser feliz, y que además tiene una dignidad especialísima, no podemos dejar de considerar los efectos de la degradación ambiental, del actual modelo de desarrollo y de la cultura del descarte en la vida de las personas.”

Se trata pues de una solución con altos estándares que va aportar a resolver la problemática de implementación de compensaciones ambientales, garantizando el cumplimiento, la calidad, eficiencia y transparencia y aportando al desarrollo rural del país que muchas veces es el sector más olvidado y que más sufre las consecuencias de esos impactos negativos en la naturaleza que dejan de ser restaurados.

“En algunos lugares, rurales y urbanos, la privatización de los espacios ha hecho que el acceso de los ciudadanos a zonas de particular belleza se vuelva difícil. En otros, se crean urbanizaciones «ecológicas» sólo al servicio de unos pocos, donde se procura evitar que otros entren a molestar una tranquilidad artificial”, denuncia el Papa Francisco.

Finalmente, vale reconocer la gestión de las entidades involucradas en este proyecto que ha demostrado, en varios países, hacer más eficientes los procesos de compensación ambiental puesto que facilitan su cumplimiento a través de proyectos de desarrollo y propician el control y la vigilancia por parte de las autoridades ambientales.

06:21 ,

Sé que Dios me ha dado un corazón capaz de apasionarse por la vida. Y sé que ese corazón mío nunca va a dejar de ser apasionado. Y es verdad entonces que el que es apasionado sufre más que el que no se apasiona por nada. Sufre al amar. Sufre al ser amado. Sufre al herir. Sufre al ser herido. Sufre al ganar. Sufre al perder.

Merece la pena vivir apasionadamente la vida. Es como si uno tuviera raíces hondas y alas grandes. Parece una paradoja pero es lo más real que tengo en mi alma. Raíz y alas. Y es como si al tirar hacia arriba las alas quisieran sacar las raíces de la tierra. Y es como si al enterrarse en la tierra las raíces quisieran retener las alas en su vuelo.

Es extraño ser al mismo tiempo roca y río. Torrente y remanso. Volcán y cielo cargado de hielo. Es como si ambos extremos se juntaran en un mismo punto dentro del alma de forma incomprensible.

¿Cómo pueden convivir el fuego y el agua sin una lucha constante? ¿Cómo lo logran el viento y la calma, la raíz y las alas? Es una lucha inconformista por vencer o ser vencido. Por reposar o ponerse en camino. Por amar o dejarse amar. Por echar raíces o por elevar el vuelo.

En esa lucha extraña me sostiene una certeza: el convencimiento firme de que Jesús me ama, siempre, a lo largo de todo el camino. Y sé entonces que siempre, aun perdiendo, gano y cuando pierdo con dolor, sé que también venzo.

Por eso mis lágrimas están mezcladas con mis sonrisas. Y mi llanto con una paz profunda. Una mezcla extraña que apenas yo concibo. Como si queriendo vivir muriera poco a poco. Y como si pretendiera morir viviendo intensamente. Cada momento de mi vida.

Tengo la extraña sensación en el alma de que siempre voy a ser más de lo que soy ahora. Y al mismo tiempo algo de mí se va a quedando prendido en los días que pasan por mi alma. Por el desgaste provocado por la misma vida.

Es como si la roca y el agua del torrente se confundieran en un mismo correr, en un mismo quedarse anclados. En un abrazo fugaz que retiene la vida un instante. Es el momento confuso en el que el silencio se llena de cantos y el descanso se llena de ruidos.

No puedo explicar muy bien el porqué de tantos extremos en mi alma. Sólo sé que al mirar mi vida ante Jesús cada mañana descubro en mí una eternidad que antes no conocía.

Y acaricio con calma la misma herida que me acompaña desde el inicio de mi camino. Y me conmueve saber que Él siempre sostiene mis pasos. Levanta mi vuelo ágil después de la caída. Me mantiene erguido cuando me adentro en esta tierra que abraza mis raíces.

Vence en mí el fuego que viene de Dios, de su Espíritu. Arrasa en mí esa agua que cae como un torrente sobre el espacio abierto de mi alma. Y yo mismo no soy capaz de retener tanta emoción en lo hondo de mi pozo.

Me desborda su brisa, su voz profunda, su canto en forma de cascada. Y me empuja lentamente hacia lo más profundo de mí mismo. Y me dejo abrasar por su caricia. Me dejo llevar en sus brazos grandes.

Y sé que puedo caer y sostenerme en un mismo intento por vivir cada momento. Soy del mundo, soy barro, soy hombre, soy de Dios. Y soy el fuego que brota del costado de Cristo. Soy su agua que lava mi propio pecado. Soy viento y roca. Soy mar y vuelo. Orilla y cielo.

No quiero vivir sorprendiéndome con mi pecado. No deseo hundirme por culpa de mis caídas al tocar mi cuerpo débil. Me gusta caminar turbado y anhelar un cielo que levante por encima del polvo mi inocencia guardada.

Me gusta pensar que en mí mismo no hay dualismo. Soy bueno y malo al mismo tiempo. Y no pretendo ser sólo una cosa, porque no puedo. No puedo borrar la huella de mi pecado, su herida. Ni inventarme una pureza que nunca he visto.

En mis peores pensamientos y actos hay siempre una huella profunda y pura de mi belleza. Y en mis gestos más altruistas y generosos atisbo una mezcla triste de mezquindad que no acepto.

Lo he decidido. Ya no me asombro por mis caídas ni por mis flaquezas. Conozco quién soy y de dónde vengo. Y no pretendo ser lo que no soy. Jesús me ama como soy, con todo mi ser, sin dejar nada fuera.

No quiero fingir, ni levantarme incólume ante cualquier tropiezo, como si nunca hubiera caído.

Me alegra encontrar a Dios oculto entre los pliegues de mi alma, escondido apenas. Alejando mis miedos con el fuego de su amor. Sujetando mis brazos en lo más alto cuando decaen las fuerzas. Insuflando en mi alma una vida nueva que me levanta más allá de la tierra. Diciéndome despacio que me ama tanto, al oído del alma. Yo mismo no soy consciente de cómo puedo ser tan amado.

05:36 ,

Manifestaciones ante la decisión expres del Tribunal Supremo de Justicia de suspender las funciones de la Asamblea Nacional. En la fotografía la viceministra venezolana Amelia Belisario discute con el personal de la Guardia Nacional. Existen graves riesgos que amenazan la estabilidad democrática del país y es momento de rezar para para que se solucione esta situación.

05:26 ,

Este año 2017, el papa Francisco encomienda a una mujer la escritura de los textos de las meditaciones de la Vía Crucis del Viernes Santo en el Coliseo. Se trata de la profesora en teología, Anne-Marie Pellettier, galardonada con el Premio Ratzinger 2014.

La Vía Crucis presidida por el Papa, que tiene lugar en el imponente escenario del Coliseo de Roma, es uno de los eventos centrales de la Semana Santa. Ahora, tendrá una novedad de contenido, inspirado en el ‘genio femenino’, parafraseando a papa Bergoglio.

Por primera vez, una mujer ha sido delegada por el Pontífice para escribir los textos de las catorce estaciones en que se conmemoran los momentos de la Pasión y Muerte de Jesús.

Anne-Marie Pelletier, 71 años, ha enseñado Teología del matrimonio en el Instituto Católico de París, además de Lingüística general y Literatura comparada en la Universidad de París X, ahora Marne-la-Vallée.

El Papa da espacio así a una mujer académica y preparada para confirmar que la promoción de la mujer en el seno de la Iglesia no es cuestión de una decisión funcionalista. Pelletier, actualmente y desde hace varios años enseña Sagrada Escritura y Hermenéutica bíblica en el Estudio de la Facultad Notre Dame del Seminario di París.

Respecto a la cuestión de la mujer ha escrito dos libros: ”Le christianisme et les femmes. Vingt siècles d’histoire” y ”Le signe de la femme”.

Asimismo, Pelletier es una profesora reconocida en los círculos culturales del catolicismo francés. El Premio Ratzinger 2014, le fue otorgado por su “dedicación auténtica a causas muy importantes para el testimonio cristiano en la sociedad”.

El papa Francisco insiste para que la mujer tenga un papel central en la Iglesia y no de manera funcional, como las políticamente correctas en el mundo secular; ‘cuotas rosas’ en los parlamentos o municipios. Francisco siempre ha insistido en que la riqueza de considerar la iglesia al femenino, corresponde asimismo al trascendente presente en la figura de la Virgen María, madre de Jesús.

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets