Artículos Recientes
ACI Prensa Agencia Zenit Aleteia Año 1961 Año 1984 Audios Basilica de Guadalupe Bautismo Biografico Canto Católico Cantos y Alabanzas Cardenal Alberto Suarez Inda Cáritas Catecismo Catequesis del Papa Celebraciones Ciclo C Cine Familiar Cine religioso Construccion Coronilla a la Divina Misericordia Cristo te llama Cristy Villaseñor Cuaresma Defensa de la Familia Diocesis de Celaya Divina Misericordia Drama El Diario de María El Evangelio del dia El Hermano Asno El santo del dia El Santo Rosario El Video del Papa Escritos de San Francisco EWTN Familia Festividades Fiestas Patronales Formacion Permanente Formación Permanente Franciscanismo Fray Nelson Medina OP Fray Rodi Cantero TOR Grupo Effetá H1FM Hacia una Fe Madura Historico Homilía del día Homilías Horarios de Catecismo Horarios de Misas Imagenes Imposición de Ceniza Indulgencias Infocatolica Informativo de Radio Vaticano Inquietud Nueva Jesus cada Domingo Juntos por México La Hora de la Misericordia La Reflexión Dominical La Santa Misa La Voz del Pastor Liturgia de las Horas Mapa del Sitio Mariavision Minutos para Dios Mons. Benjamin Castillo Plasencia Mons. Cristobal Ascencio Garcia Mons. José Ignacio Munilla Musica Neutla News.va Noticias Oraciones Padre Adolfo Güemes Padre Carlos Sandoval Padre Carlos Yepes Padre César Montijo Padre Cristian Hernan Andrade Padre Dante Gabriel Jimenez Muñoz-Ledo Padre Ernesto María Caro Padre Luis Zazano Padre Pedro Brassesco Padre Sam Palabra del Obispo Parroquia Parroquias Pastoral de la Salud Pastoral de Migrantes Pastoral Litúrgica Pastoral Social Paz y bien para los Hermanos de Hoy Peliculas peliculas Religiosas Peregrinaciones Peticiones de Cooperacion Pláticas Cuaresmales Punto de Vista Radio Catolica Religion Religion en Libertad Requisitos Rezando voy Rome Reports Videos Semana Cultural Semana Santa Semillas para la Vida Serie Servicios Tekton Tele Vid Telegram Television Catolica Teologia Tierra Santa Turismo Religioso Ubicación Viacrucis Vidas de Santos Videos Videos Catolicos Virgen Maria Visitas Pastorales Webcams Whatsapp

05:29

Al recibir a los participantes de la 21º Asamblea Plenaria del Pontificio Consejo para la Familia, el Papa Francisco explicó que la familia se funda en el matrimonio para siempre y es el ámbito natural de la vida humana en donde las personas aprenden a amar.

En su discurso, el Santo Padre dijo que “la familia se funda en el matrimonio. A través de un acto de amor libre y fiel, los esposos cristianos atestiguan que el matrimonio, en cuanto sacramento, es la base en la que se funda la familia y hace más sólida la unión de los cónyuges y su entrega recíproca. El amor conyugal y familiar también revela claramente la vocación de la persona de amar de forma única y para siempre y de que las pruebas, los sacrificios y las crisis de la pareja, como de la misma familia, representan pasajes para crecer en el bien en la verdad y la belleza”.




Todo esto, dijo el Papa, “es una experiencia de fe en Dios y de confianza recíproca, de libertad profunda, de santidad, porque la santidad presupone entregarse con fidelidad y sacrificio todos los días de la vida”.




”La familia es una comunidad de vida que tiene una consistencia autónoma...No es la suma de las personas que la constituyen, sino una comunidad de personas”, indicó Francisco, citando las palabras del Beato Juan Pablo II en la exhortación apostólica “Familiaris consortio”- al recibir a los participantes en la XXI asamblea plenaria del Pontificio Consejo para la Familia, en curso estos días en Roma.




La familia,ha proseguido el Pontífice, es “el lugar donde se aprende a amar; el centro natural de la vida humana...Cada uno de nosotros construye su personalidad en la familia... allí se aprende el arte del diálogo y de la comunicación interpersonal”. Por eso “la comunidad-familia debe reconocerse como tal, todavía más en el día de hoy, cuando predomina la tutela de los derechos individuales”.




El Santo Padre ha subrayado, a continuación, dos fases de la vida familiar: la infancia y la vejez, recordando que “los niños y los ancianos son los dos polos de la vida y también los más vulnerables y, a menudo, los más olvidados. Una sociedad que abandona a los niños y margina a los ancianos arranca sus raíces y ensombrece su futuro”.




“Cada vez que se abandona a un niño y se deja de lado a un anciano, no sólo se comete una injusticia, sino que se sanciona el fracaso de esa sociedad. Prestar atención a los pequeños y a los ancianos denota civilización”.




En ese sentido el Papa ha reconocido que se alegra de que el Pontificio Consejo haya acuñado una imagen nueva de la familia que representa la escena de la Presentación de Jesús en el templo, con María y José que llevan al Niño, para cumplir la Ley, y los dos ancianos, Simeón y Ana que, movidos por el Espíritu Santo, lo acogen como el Salvador y cuyo lema es: “De generación en generación se extiende su misericordia”.




“La ´buena nueva´ de la familia es una parte muy importante de la evangelización, que los cristianos pueden comunicar a todos con el testimonio de sus vidas: ya lo hacen, es evidente en las sociedades secularizadas”.




“Propongamos por tanto a todos, con respeto y valentía, la belleza del matrimonio y de la familia iluminados por el Evangelio. Y por eso nos acercamos con atención y afecto a las familias que atraviesan por dificultades, a las que se ven obligadas a dejar su tierra, que están divididas, que no tienen casa ni trabajo, o que sufren por tantos motivos; a los cónyuges en crisis y a los que están separados. Queremos estar cerca de todos”.







18:44

Wilson Fernando López era un joven de apenas 17 años que vivía junto a sus padres en un barrio de la ciudad de Manizales, en Colombia. Tenía una personalidad tímida, que le impidió por mucho tiempo acercarse a otras personas.

Cambió su forma de relacionarse el día que Ana apareció en su vida. Nada más verla quedó prendado… y ciego. "Era una hermosa joven de ojos verdes claros, bellísima, con un rostro de inocencia casi angelical. Un día me invitó a una fiesta, llegamos a una casa grande y me fijo al momento de entrar que estaba todo oscuro. Caminamos, entré con ella a un lugar donde habían otros muchachos que se colocaron una sotana oscura. Temeroso no le solté la mano y también me vistieron con esta sotana”.




Extraña fiesta



Su facción del rostro cambió cuando escuchó a un hombre del grupo que hablaba un extraño lenguaje. “Noté que todos hablaban en ese mismo idioma. Mientras, asustado, permanecí callado. Luego noté que en el centro de una mesa que rodeaban estaba graficada una tabla Ouija con sangre que luego supe era humana, y las manillas de la tabla comenzaron de pronto a girar al contrario de las manecillas del reloj”




Se hizo visible su incomodidad, dice, pues nunca había practicado este rito. “Los vasos de agua que estaban en la mesa comenzaron a levitar unos cuantos centímetros, lo mismo pasó con las velas. En cuestión de segundos entré en pánico y quise escapar, quería correr, pero ya era tarde. Escuché una voz a mi espaldas que me dijo «si huyes te mato»”.




Secta Satánica



Así es como Wilson se integró a una secta satánica llamada «Los Doce del Zodíaco», grupo al que se comprometió en cuerpo y en alma. “Me dijeron que me estaban esperando desde hacía mucho tiempo, pues completaría el círculo perfecto de la estrella de 12 puntas, la también llamada «Estrella de Satán». Yo era el número 12".







Halloween y satanismo



Wilson testimonia que existe una preparación tan sigilosa como siniestra las noches de Halloween. “Conforme a unas fechas establecidas, una de las mujeres deberá sacrificar a sus hijos el día 31 de octubre. Se la elige con meses de anterioridad. Se acuesta (sexo ritual) con el líder, y durante la semana (previa a Halloween) la tratan como si fuera una diosa”.




Los escabrosos detalles no se detienen y entre los ritos más dantescos, detalla una serie de etapas que debió sortear para algún día, liderar su propia agrupación. “Llegué a sacrificar a un gato negro. Le clavé el puñal, me tomé su sangre y me comí su corazón. Con este acto, ya había entregado, por decirlo de alguna forma, el noventa por ciento de mi alma al Demonio. Sólo me faltaba el sacrificio humano. Mis compañeras me instaban a hacerlo, porque ya dominaba todos los ritos. Ellas querían que yo fuera su líder. Claro, pero también tenía que montar mi morada de 12 discípulos para continuar la obra de Satanás”.




Sórdidos sacrificios



“Recuerdo que en una de las noches de Halloween, vi el sacrificio de un niño. Me dio una inmensa pena ver cómo el sacerdote negro colgó al niño, lo abrió con una daga, le sacó el corazón y se lo comió… ”.




Las descripciones coinciden con lo abordado por el padre Luis Escobar, conocedor del tema, en Portaluz, respecto a que en la mayoría de las sectas, existe una dominación del líder y complicidad por parte de sus miembros.




“Escogíamos a integrantes dentro de la secta para que se embarazaran porque no queríamos despertar sospechas”.




Por otro lado, López explica que los atentados y los hechizos deben ser entre las 3 y 5 de la mañana. “Si el niño no nace (parto inducido) antes de las 5 de la mañana, se tiene que abrir la panza de la mamá. Y se hace un sacrificio 2 por 1, pues se les mata inmediatamente”.




Estuvo atrapado por casi tres años, recuerda, y conforme pasaba el tiempo, sabía que llegaba la hora de cumplir con el pacto. “Era el que seguía en la lista y tenía que hacer el sacrificio. Llegó el 31 de octubre, Halloween, todo está listo y los integrantes debíamos jurar ante el libro del Macho Cabrío (texto insigne del satanismo y de invocación a demonios); así se comienza el año satánico, se invoca a los espíritus inferiores y se baña a todos los satanistas con agua de alcantarilla”.




Una fiel testigo



Resulta desconcertante oír las palabras de Wilson, quien, sumido en espíritus malignos, fantasmas y otros seres, pretendió llevar adelante su plan siniestro. “Llegó una muchacha nueva a mi barrio y tanto me fasciné con ella que quise hechizarla. Probé con todos los rituales que sabía, pero a ella no le entraba nada. Fue tanta mi obsesión que le pedí ayuda al obispo negro para que ella se enamorara de mí”.




“Me recomendó que actuara como un chico bueno -confiesa- y empecé a acompañarla en las cosas que a ella le gustaban. ¡Y ahí se produjo todo! Rezaba el Rosario por las mañanas y las tardes, además de ir a misa todos los días ¡No sabía en lo que me estaba metiendo! Nos fuimos conociendo y un día me pidió acompañarla a la iglesia y me arrodillara en frente del Santísimo. Para pasar desapercibido, dice, la seguí en todo y al entrar al lugar sagrado recuerda que ella se arrodilló ante el Santísimo (que estaba expuesto para Adoración). Lo miró invitándolo a arrodillarse… “pero al hacerlo sentí en mi cuerpo como agujas traspasando todos los poros de mi piel. Era tanto lo incómodo que me sentía cada vez que debía acompañarla a esto, que a veces la esperaba afuera del templo”.







Conversión



Nunca tuvo entre sus planes convertirse. Pero la presencia divina que habitaba a la muchacha lapidó los deseos de Wilson. “Esta mujer me decía en reiteradas ocasiones que oraba por la salvación de mi alma. Al mismo tiempo que Satanás me llamaba cobrando la cuenta. Porque, recordemos, le debía el sacrificio humano de Halloween”.




Presa de permanentes conflictos interiores dice que incluso escuchaba voces que le decían: “¡Mátate!, ¡Te vamos a matar!, ¡Sacrifícate!”. Desesperado y temeroso de revelar en la secta lo que sucedía, recurrió instintivamente donde el sacerdote Héctor Ochoa (ya fallecido) por medio del cual vivió una experiencia liberadora. “Con el padre empezó esa batalla campal que duró tiempo. De mí, salieron tres demonios de la primera potestad de Satanás, muy grandes”.




La última batalla



El duro camino para reconocerse hijo de Dios requirió luego su total empeño, confesarse a menudo en el sacramento de la reconciliación y transparentar su verdad a sus padres. Su penitencia, dice, era “ir donde las personas a las que había dañado y pedirles perdón”. No obstante, agrega, aún faltaba una última batalla por dar…




Al poco tiempo, viendo mi ausencia, los miembros de la secta constataron lo ocurrido y empezaron a atentar contra mi familia. Atacaban espiritualmente, hasta que un día estando en el grupo de oración donde había empezado a participar, apareció el sacerdote negro, y me dice «vengo por usted, ya sabe qué sigue»”. Luego, recuerda que el líder satanista comenzó a balbucear sus maldiciones… “y en un momento, cuando estaba débil, comencé a sentir detrás de mí una voz que decía «Dios te salve María, llena eres de gracia…» y cada vez fue más fuerte. Sentí salir detrás de mí, una mano blanca, hermosa, luminosa, portando un rosario que enrolló al sacerdote negro”.




El líder de la secta satánica salió de inmediato del lugar y tras diez años jamás Wilson ha vuelto a ser agredido. Hoy destina buena parte de su tiempo a testimoniar su experiencia con las sectas, el Demonio y en especial la verdad satánica que encierra la fiesta de Halloween de la cual fue liberado por una testigo de la fe, un sacerdote y luego, finalmente, por intercesión de la Santísima Virgen María.







04:45



Leí en IDEAS CLARAS un artículo de la psicóloga chilena Pilar Sordo que me encantó. Trata de los PADRES-AMIGOS.

Esto está de moda, pero prescindir de la autoridad paterna perjudica a los hijos. La autoridad no se puede diluir en la amistad.




Hay que defenderlos de la tele-basura. Muchos por



no ver la cara larga de sus hijos les autorizan todo y los maleducan. Para evitar conflictos no es correcto dejarles hacer siempre lo que quieren.




Hay que unir la ternura con la disciplina. Tratarles



siempre con cariño, pero hacerles ir por el buen camino.




Los hijos deben saber con seguridad lo que es correcto y lo que no lo es.




Los hijos deben saber lo que es bueno y malo. Recuerdo que un recluso en el Penal de EL PUERTO DE SANTA MARÍA me dijo: "Si mi madre me hubiera reprendido cuando empecé a robar, ahora no estaría yo aquí".




"La educación es una siembra diaria, en la que la cosecha no se ve de inmediato, y que, por lo tanto, hay que preocuparse día a día".




JORGE LORING, S.I.



jorgeloring@gmail.com



www.arconet.es/loring http://www.arconet.es/loring









18:16

Día tras día aparecen noticias que nos pueden parecer contradictorias, paradójicas, donde el rigor de los hechos, el sentido común, un pensamiento sereno nos empuja a lo contrario de la conclusión que leemos, o nos pretenden imponer. Es bueno poner en las cajetillas de tabaco un pulmón destrozado, el resultado de fumar, pero es malo mostrar a las madres que están pensando en la “salida” del aborto una foto, una ecografía, del bebé que tienen en su seno. Y hasta reconociendo un conflicto de intereses, nadie se pone de la parte más débil. El matrimonio, base de la sociedad, se puede disolver más fácilmente que muchos contratos contractuales, circunstanciales, casi anecdóticos.

Musulmanes de Siria o Egipto aluden a argumentos históricos para expulsar a los cristianos, habitantes allí varios siglos antes, y recurren a motivos religiosos para hacer algo que la ley natural, y cualquier ley religiosa, considera como malo: matar y asesinar.




Los últimos días gran parte de la sociedad española está “en shock” ante la sentencia del tribunal de derechos humanos de Estrasburgo, defendiendo a una asesina así condenada y olvidando (o al menos callando) la contrapartida de este derecho que ha violado la misma asesina. Y la justicia española, tan lenta en muchos temas, hace suyo el fallo y actúa de modo urgente. No conozco los pormenores del caso jurídico, pero no deja de resultarnos perplejo.




¿Qué está bien y qué está mal? ¿Dónde está lo correcto y lo incorrecto? ¿Podemos hacer el bien o somos marionetas de ciertos grupos de presión, de presión, de poderes ideológicos, políticos o económicos? ¿Dónde queda la libertad del hombre, esa libertad para hacer el bien, buscar el bien común y construir juntos una verdadera sociedad del bienestar íntegro?




San Agustín, gran vividor y luego gran santo, abogado corrupto y luego fervoroso converso y analista de la sociedad de su época, señalaba dos grandes males para el hombre de su siglo, y el de todos los anteriores y posteriores: vivir sin esperanza y tener una esperanza sin fundamento. Después de mis primeras líneas, y otros tantos ejemplos, nos puede parecer que estamos en la sociedad descrita por el Obispo de Hipona. ¿Hay esperanza en nuestra España de hoy? ¿Tiene fundamento nuestra esperanza, esperanza en el hombre, esperanza en el bien, esperanza en Dios?




El Papa Francisco nos ha hablado de luz, de la luz de la fe, que ilumina, da esperanza. Esa esperanza en la que fuimos salvados, en palabras de Benedicto XVI (y de san Pablo). ¿Pero realmente ilumina, infunde esperanza, ante realidades que parecen el mundo al revés? Consuela pensar, y Francisco lo recuerda en la lumen fidei, los largos siglos de la historia de la salvación, treinta y muchos, en los que Dios y la fe han ido iluminando el caminar del hombre.




¿Hay luz al final del túnel? Hace algunos años me lo pregunté, y ese deseo natural del bien, del amor, me llevó a decir: no hay luz al final del túnel, hay luz en el túnel, aquí, ahora. Hay mucha gente buena mucho bien, oculto y mezclado con el mal, que tanto nos golpea, nos golpea como mal y nos ciega con su fulgor momentáneo. Si no existiera este bien, el mundo desaparecería, el mal se devoraría a sí mismo. Era la convicción de Juan Pablo II, el Testigo de esperanza, la esperanza capaz de no tener miedo, la esperanza cimentada en la fe y en el Amor.




“La fe cristiana es fe en el Amor pleno, en su poder eficaz, en su capacidad de transformar el mundo e iluminar el tiempo... La fe reconoce el amor de Dios manifestado en Jesús como el fundamento sobre el que se asienta la realidad y su destino último.” (Lumen fidei 15)







17:15

«No tengo miedo y estoy preparado a ir a la cárcel porque he nacido libre y quiero morir libre».

Así habla a Tempi.it Michel Villedey, alcalde de Thorigné-d’Anjou, pequeño municipio francés de mil habitantes situado en el departamento del Maine y Loira, después de que el Tribunal Constitucional francés negara la libertad de conciencia a los alcaldes del país.




Ahora estarán obligados a celebrar los matrimonios homosexuales: la alternativa es la cárcel, una pena pecuniaria, la destitución o la suspensión del cargo.




-Señor Villedey, ¿cómo juzga usted la decisión del Tribunal Constitucional?



- Es pésima. La Constitución Francesa y la Convención Europa de los Derechos del Hombre reconocen la libertad de conciencia; por tanto, no entiendo por qué el Tribunal nos la ha negado y ha considerado no necesario incluir en la ley Taubira una clausula sobre la objeción de conciencia. Según el Tribunal, una ley de la República se debe aplicar para todos, y esto es justo, pero como había prometido también el presidente Hollande [ReL recogió aquí la promesa], debe realizarse en el respeto de la conciencia de los alcaldes.




-¿Por qué?



-Porque somos elegidos por el pueblo también en base a nuestras convicciones, y el pueblo debe ser respetado. Además, como habíamos propuesto con el Colectivo de los Alcaldes para la Infancia, también el prefecto puede celebrar los matrimonios homosexuales. Bastaría con que lo hicieran ellos. Por último, como ya he dicho, está previsto en nuestra Constitución.




- Y entonces, ¿por qué el Constitucional ha tomado una decisión distinta?



- Porque ha recibido presiones muy fuertes por parte del gobierno, del presidente Hollande, de la ministra de Justicia Christiane Taubira y del ministro de Asuntos Exteriores Manuel Valls. Su objetivo es quitarnos la libertad, pero yo he nacido libre y quiero morir libre.




- ¿Por consiguiente?



- Por consiguiente, si las personas del mismo sexo vienen a pedirme que las case, les diré que esto es contrario a mis convicciones y no lo haré.




-¿Sabe que corre el riesgo de acabar en la cárcel?



- Lo sé; si quieren meterme en la cárcel, iré. No tengo miedo.







- ¿Está perdida la batalla por la objeción de conciencia?



- No, no está perdida. Yo no creo que el gobierno quiera convertirse en sectario como parece que es ahora. Nosotros no tenemos nada contra los homosexuales: yo tengo muchos amigos homosexuales, pero no por eso los casaría. Por otra parte, los homosexuales son una minoría entre los franceses; y los que de verdad quieren casarse son sólo una pequeña minoría de la minoría. Estoy preparado para ir a la cárcel, pero me pregunto: ¿qué interés tienen en condenarme? Sería una decisión estúpida sobre la base de una ideología estúpida.




- ¿Cómo llevarán adelante esta batalla?



- La decisión ahora volverá al Consejo de Estado, que debe verificar si nuestras peticiones son legítimas. Después iremos a la Corte Suprema de Derechos Humanos. No tenemos miedo, lucharemos por nuestra libertad de pensamiento y conciencia, y no pienso que el gobierno tenga interés en transformar a Francia en un régimen terrorista e ideológico como en el pasado.




(Traducción de Helena Faccia Serrano)







15:19

Todos los bautizados están llamados a caminar por el camino de la santificación, y no han de ser “cristianos a mitad del camino”, exhortó el Papa Francisco en la homilía matinal del jueves 24 de octubre, como es su costumbre, en la capilla de la Casa de Santa Marta.

Un antes y un después de conocer a Cristo



El Pontífice dijo que siempre en nuestra vida hay un antes y un después de Jesús, subrayando que Cristo ha obrado en nosotros “una segunda creación” y que nosotros debemos llevar adelante con nuestro modo de vivir.




Francisco desarrolló su homilía inspirándose en el pasaje de la Carta a los Romanos, centrado en el misterio de la redención.




El Apóstol Pablo, dijo, “trata de explicarnos esto con la lógica del antes y el después: antes de Jesús y después de Jesús”. San Pablo considera el antes “basura”, mientras el después es como una nueva creación. Y nos indica “un camino para vivir según esta lógica del antes y el después”:




“¡Hemos sido re-hechos en Cristo! Lo que ha hecho Cristo en nosotros es una re-creación: la sangre de Cristo nos ha re-creado. ¡Es una segunda creación! Si antes toda nuestra vida, nuestro cuerpo, nuestra alma, nuestras costumbres estaban en el camino del pecado, de la iniquidad, después de esta re-creación debemos hacer el esfuerzo de caminar por el camino de la justicia, de la santificación. Utilicen esta palabra: la santidad. Todos nosotros hemos sido bautizados: en aquel momento, nuestros padres – nosotros éramos niños – en nuestro nombre, hicieron el Acto de fe: ‘Creo en Jesucristo”, que nos ha perdonado los pecados. ¡Creo en Jesucristo!”.




Las obras nacen de la fe



Esta fe en Jesucristo, prosiguió el Papa, “debemos volver a asumirla” y “llevarla adelante con nuestro modo de vivir”. Y añadió: “vivir como cristiano es llevar adelante esta fe en Cristo, esta re-creación”. Y con la fe, dijo Francisco, llevar adelante las obras que nacen de esta fe, “obras para la santificación”. Debemos llevar adelante, reafirmó, “la primera santificación que todos nosotros hemos recibido en el Bautismo”.




“En verdad nosotros somos débiles y tantas veces, tantas veces, comentemos pecados, imperfecciones… Y esto está en el camino de la santificación. ¿Sí o no? Si tú te acostumbras: ‘Tengo una vida un poco así, pero creo en Jesucristo, pero vivo como quiero… ¡Y, no, eso no te santifica; eso no va! ¡Es un contrasentido! Pero si tú dices: ‘Yo, sí, soy pecador; yo soy débil’ y vas siempre al Señor y le dices: ‘Pero, Señor, tú tienes la fuerza, ¡dame la fe! ¡Tú puedes curarme!’. Y en el Sacramento de la reconciliación te haces curar..., sí, también nuestras imperfecciones sirven para este camino de santificación. Pero siempre es: antes y después”.




Tomar en serio la santificación



“Antes del Acto de fe, antes de la aceptación de Jesucristo que nos ha re-creado con su sangre – reafirmó el Papa – estábamos en el camino de la injusticia”. Después, en cambio, “estamos en el camino de la santificación, ¡pero debemos tomarla en serio!” Y añadió que para tomarla en serio, es necesario hacer obras de justicia, obras “sencillas”: “adorar a Dios: ¡Dios es El primero siempre! Y puedes hacer lo que Jesús aconseja: “ayudar a los demás”.




Estas obras, recordó Francisco, “son las obras que Jesús ha fecho en su vida: obras de justicia, obras de re-creación”. “Cuando nosotros damos de comer a un hambriento”, dijo, “re-creamos en él la esperanza. Y así con los demás”.




Si en cambio “aceptamos la fe y después no la vivimos – advirtió – somos cristianos sólo de memoria”:




“Sin esta conciencia del antes y del después de la que nos habla Pablo, nuestro cristianismo ¡no sirve a nadie! Es más: va por el camino de la hipocresía. “Me digo cristiano, ¡pero vivo como pagano!”. Algunas veces decimos “cristianos a mitad de camino”, que no toman en serio esto. Somos santos, justificados, santificados por la sangre de Cristo: ¡tomar esta santificación y llevarla adelante! ¡Y no se la toma en serio! Cristianos tibios: “Pero, sí, sí; pero, no, no”. Un poco como decían nuestras mamás: “¡cristiano al agua de rosa, no!”. Un poco así… Un poco de barniz de cristiano, un poco de barniz de catequesis… Pero dentro no hay una verdadera conversión, no existe esta convicción de Pablo: “He dejado pasar todo lo que considero basura, para ganar a Cristo y ser encontrado en Él”.




Cristianos en serio



Ésta, recordó el Papa, “era la pasión de Pablo, y ¡ésta es la pasión de un cristiano!” Es necesario, añadió, “dejar todo lo que nos aleja de Jesucristo” y “hacer todo nuevo: ¡todo es novedad en Cristo!”. Animando a los fieles presentes el Papa dijo que esto “se puede hacer”. Lo hizo San Pablo, pero también tantos otros cristianos: “no sólo los santos, los que conocemos; también los santos anónimos, aquellos que viven el cristianismo en serio”. La pregunta que, por tanto, hoy podemos hacernos, dijo Francisco, es precisamente si queremos vivir el cristianismo en serio, si queremos llevar adelante esta re-creación. “Pidamos a San Pablo – concluyó – que nos de la gracia de vivir como cristianos en serio, y creer verdaderamente que hemos sido santificados por la sangre de Jesucristo”.







Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets