Artículos por "Noticias"
ACI Prensa Agencia Zenit Aleteia Año 1961 Año 1984 Audios Basilica de Guadalupe Bautismo Biografico Canto Católico Cantos y Alabanzas Cardenal Alberto Suarez Inda Cáritas Catecismo Catequesis del Papa Celebraciones Ciclo C Cine Familiar Cine religioso Construccion Coronilla a la Divina Misericordia Cristo te llama Cristy Villaseñor Cuaresma Defensa de la Familia Diocesis de Celaya Divina Misericordia Drama El Diario de María El Evangelio del dia El Hermano Asno El santo del dia El Santo Rosario El Video del Papa Escritos de San Francisco EWTN Familia Festividades Fiestas Patronales Formacion Permanente Formación Permanente Franciscanismo Fray Nelson Medina OP Fray Rodi Cantero TOR Grupo Effetá H1FM Hacia una Fe Madura Historico Homilía del día Homilías Horarios de Catecismo Horarios de Misas Imagenes Imposición de Ceniza Indulgencias Infocatolica Informativo de Radio Vaticano Inquietud Nueva Jesus cada Domingo Juntos por México La Hora de la Misericordia La Reflexión Dominical La Santa Misa La Voz del Pastor Liturgia de las Horas Mapa del Sitio Mariavision Minutos para Dios Mons. Benjamin Castillo Plasencia Mons. Cristobal Ascencio Garcia Mons. José Ignacio Munilla Musica Neutla News.va Noticias Oraciones Padre Adolfo Güemes Padre Carlos Sandoval Padre Carlos Yepes Padre César Montijo Padre Cristian Hernan Andrade Padre Dante Gabriel Jimenez Muñoz-Ledo Padre Ernesto María Caro Padre Luis Zazano Padre Pedro Brassesco Padre Sam Palabra del Obispo Parroquia Parroquias Pastoral de la Salud Pastoral de Migrantes Pastoral Litúrgica Pastoral Social Paz y bien para los Hermanos de Hoy Peliculas peliculas Religiosas Peregrinaciones Peticiones de Cooperacion Pláticas Cuaresmales Punto de Vista Radio Catolica Religion Religion en Libertad Requisitos Rezando voy Rome Reports Videos Semana Cultural Semana Santa Semillas para la Vida Serie Servicios Tekton Tele Vid Telegram Television Catolica Teologia Tierra Santa Turismo Religioso Ubicación Viacrucis Vidas de Santos Videos Videos Catolicos Virgen Maria Visitas Pastorales Webcams Whatsapp

05:08 ,
Hay muchas historias que nos muestran que los maestros a menudo hacen mucho más de lo que estipulan estrictamente sus obligaciones de clase. Profesores y maestros que, por ejemplo, se acercan a las casas de sus estudiantes para darle clases a través de la ventana o los que caminan kilómetros para entregar paquetes de comida a sus alumnos confinados.  

Hay muchísimos profesores verdaderamente entregados a mejorar las vidas de sus alumnos durante esta pandemia. Una de ellas es  Luciana Lira, una maestra estadounidense que, cuando recibió la llamada del padre de un estudiante pidiéndole ayuda, no dudó en prestársela.

Zully, la madre de su alumno acababa de dar a luz de forma prematura a su pequeño a comienzos de abril y estaba gravemente enferma con covid-19. Necesitaba un respirador y pasaría varias semanas recibiendo atención hospitalaria. El marido de Zully y su hijo de 7 años también habían contraído la enfermedad. De modo que, cuando al pequeño Neysel le llegó el momento del alta hospitalaria el 8 de abril, no había nadie que cuidara de él.

Dada la situación, Marvin, el marido de Zully, pidió a Lira si podría cuidar de su hijo recién nacido mientras Zully permanecía en el hospital y la familia se recuperaba de la enfermedad. Lira, que enseña inglés como lengua extranjera al hijo mayor de la familia en la escuela Hart Magnet Elementary School en Stamford, Connecticut (EE.UU.), había ayudado a esta familia a resolver otros problemas. Ante esta situación ofreció su ayuda de inmediato y asumió la custodia temporal del bebé. Lo recogió en el hospital y se lo llevó a casa a la espera de que su familia se recuperara.

Una amiga y compañera de Lira, Joy Colon, compartió esta maravillosa historia en su perfil de Facebook. donde expresó que “este acto desinteresado nos recuerda que nuestra humanidad nos hace a todos esenciales. ” “¿Cómo responderemos cada uno de nosotros cuando nos pidan simplemente dar un paso al frente y ayudar?”, pregunta esta maestra.

Aunque el generoso acto de Lira es sin duda maravilloso —requiere valor cuidar del recién nacido prematuro de otra persona—, el hecho de que Zully sintiera la confianza de poder llamar a la profesora dice muchísimo del tipo de persona compasiva que Lira debe de ser. “Nos preocupan nuestros estudiantes y nos preocupan sus familias y todo el mundo tiene que saber que estamos aquí para ellos y solamente queremos ayudar”, explicó Lira al medio ABC7.

Mientras Zully continúa con su recuperación, el bebé Neysel prospera gracias a los amorosos cuidados de Lira, que continúa dando clases en línea a sus estudiantes al mismo tiempo que ayuda a otros miembros de su comunidad que dependen de sus habilidades lingüísticas. Zully ha organizado una iniciativa de recaudación de fondos en la web de GoFundMe que ya ha reunido casi 50.000 dólares para ayudar a la familia necesitada.

Let's block ads! (Why?)

04:08 ,
La Basílica de la Natividad de Belén reabrió al público el martes, cuando las autoridades en los territorios palestinos comenzaron a aliviar las restricciones de la pandemia COVID-19. Al igual que la Iglesia del Santo Sepulcro en Jerusalén, que reabrió el domingo, la iglesia en Belén restringió la entrada a 50 personas a la vez, asegurando que los que están dentro puedan mantener una distancia segura entre sí. La basílica había estado cerrada desde el 5 de marzo.

Solo las personas que no tienen fiebre ni síntomas de gripe podrán ser admitidas en la basílica, construida en el lugar del nacimiento de Jesús. Se deben usar máscaras faciales en el interior, y está prohibido besar o tocar iconos y piedras venerables.

“El nacimiento de nuestro Señor Jesucristo dio esperanza a las personas hace más de 2.000 años, y abrir la iglesia hoy, creo, dará esperanza al mundo entero de que con suerte esta pandemia terminará, no solo en Palestina sino en todo el mundo “, dijo a Reuters el ministro de Turismo palestino, Rula Ma’ayah.

Let's block ads! (Why?)

04:08 ,
“Sólo Dios sabe cuánto extrañé a esa pequeña, que había estado dentro de mí, y de repente fue sacada por todo esto”.

Con estas palabras, reproducidas en un artículo de Sergio Queiroz de la Agencia Retuers, Ruisa Goes le contó al mundo lo que ha significado para ella poder abrazar a su hija recién un mes después de nacida y mientras luchaba contra el covid-19.

Sí, lo de Ruisa (42) es la historia de un pequeño milagro en Brasil, una señal de esperanza en medio de tantas noticias catastróficas que provienen del país con más casos de coronavirus en América Latina, unos de los más afectados a nivel mundial con más de 24.000 personas fallecidas.

Según trascendió en el informe de Reuters, Ruisa trabajaba como enfermera en una unidad de cuidados intensivos neonatales. Pero cuando estaba cursando su octavo mes de embarazo comenzó con síntomas del coronavirus y fue internada en un hospital de Río de Janeiro en estado delicado debido a sus dificultades para respirar.

Esto generó que los médicos le recomendaran un parto prematuro por cesárea para tratar mejor a la madre.  Algo que posteriormente sucedió en abril.  No obstante, a pesar de esto, la bebé dio negativo al virus y fue separada de su madre por un mes, siendo ésta trasladada a otro hospital cuando empeoró de salud.

Con en el paso del tiempo, y en medio de una recuperación dolorosa, Ruisa pudo salir adelante y comenzar a vencer al coronavirus. Por un tiempo, el primer contacto con su bebé se dio de manera virtual. Hasta que llegó el gran día. Luego de 26 días de haber dado a luz en medio de una situación crítica de salud, finalmente Ruisa pudo conocer a su hija en persona.

“Sostenerla en mi pecho fue muy emotivo”, dijo esta madre que ha sido de alta y que dejó el hospital en medio de aplausos y alegría. Sin dudas otra cara de Brasil, que por estas horas seguía angustiando con números de más de 1.000 personas fallecidas por día.

El epicentro en América

Mientras esto sucede -y Brasil sigue generando preocupación no solo en la región debido a los pasos fronterizos con la mayoría de los países de América del Sur, sino también por lo que implica ser uno de los países más afectados a nivel mundial- desde la Organización Panamericana de la Salud (OPS) se ha reconocido una dura realidad.

“A medida que los casos siguen aumentando en nuestra región, nuestros esfuerzos por proteger a las personas con condiciones subyacentes deben intensificarse”, expresó en las últimas horas la directora de la OPS, Carissa F. Etienne, quien afirmó que con más de 2.4 millones de casos y más de 143.000 muertes, la región de las Américas se ha convertido en nuevo epicentro de la pandemia del Covid-19.

Con respecto a América del Sur señaló: “Nos preocupa especialmente que el número de nuevos casos notificados la semana pasada en Brasil haya sido el más alto en un período de siete días desde que comenzó el brote. Tanto Perú como Chile también están reportando una alta incidencia”.

“Ahora no es el momento de relajar las restricciones o reducir las estrategias preventivas. Ahora es el momento de mantenerse firme, permanecer vigilante y aplicar agresivamente medidas probadas de salud pública”, prosiguió.

“Nunca hemos visto una relación tan letal entre una enfermedad infecciosa y las enfermedades no transmisibles, ENT.  Algunos de los datos son realmente alarmantes. Especialmente para nuestra región, donde las ENT están extendidas ampliamente”, enfatizó.

Por último, la directora de la OPS hizo referencia a la necesidad de garantizar las cadenas de suministros de medicamentos para las ENT, al igual que la atención con respecto a las enfermedades crónicas.

Coronavirus en América Latina: 

Let's block ads! (Why?)

04:08 ,

Cuando atravesamos períodos de ansiedad, cuando nos enfrentamos a situaciones complicadas, de las cuales no sabemos cómo salir, sentimos que caemos en un abismo sin fin.

Es el abismo de la incertidumbre. Es el miedo de no poder controlar los eventos de nuestra vida, de que nadie nos escuche o la incapacidad de regresar a lo que parece imposible.

La imagen de este abismo llega a nuestras vidas tarde o temprano, pues a todos nos suceden cosas que no planeamos y ante las cuáles no sabemos cómo reaccionar.

Nos es difícil sentirnos a la altura de las situaciones que enfrentamos. Es en estos momentos donde el Señor desciende para alcanzarnos y sacarnos.

En esta experiencia nos podemos identificar con Zaqueo, un recaudador de impuestos, un pecador.

Él es considerado públicamente impuro debido a su trabajo, que lo pone en contacto no solo con el dinero, sino con el dinero recaudado en nombre de los paganos.

Obviamente, esta función social también implicaba un comportamiento deplorable hacia sus conciudadanos: explotar y robar.

De hecho, el Evangelio nos dice que Zaqueo es el “jefe de los recaudadores de impuestos”, como para darnos a entender que es el peor de los malos, una forma de hacer que su peso sea enorme e imperdonable.

Él quería ver

Sin embargo, por irreparable que sea nuestra perdición y nuestro abismo, el deseo de ver a Jesús nunca desaparece del corazón del hombre.

De alguna manera, Zaqueo reconoce que es ciego y no ve una salida a su situación. Ser ciego también significa vivir una soledad profunda. Zaqueo se siente aislado.

Con su comportamiento, con sus elecciones, se negó al encuentro con los demás. Probablemente no se siente amado o reconocido.

Ese impulso que lo lleva a tratar de ver a Jesús probablemente proviene de su necesidad de conocer a alguien que lo mire, alguien que lo reconozca, alguien que lo ayude a salir del aislamiento al que se condenó.

La realidad

Zaqueo nos enseña que incluso cuando tenemos un gran deseo que nos impulsa, todavía tenemos que lidiar con la realidad: Zaqueo es bajo.

Tal vez esta alusión no sea solo una referencia física, sino que probablemente diga algo sobre su condición humana. La realidad a veces representa un obstáculo para la realización de nuestros deseos.

Hay otros antes que él, frente a él, otros que han llegado antes, otros que no tienen intención de dejarle espacio.

Ante estos obstáculos, Zaqueo podría haberse desanimado, haber renunciado a su deseo. Incluso se hubiera podido justificar. No fue del todo culpa suya que no hubiera podido ver a Jesús.

La vida siempre nos ofrece una excusa para renunciar a nuestros deseos.

Deseo y audacia

Sin embargo, si el deseo es auténtico, se convierte en audacia y encuentra formas creativas. Zaqueo trepa a un árbol, al igual que los niños. Es algo ridículo. Se expone a sí mismo.

Y, de hecho, si queremos cumplir nuestros deseos, no podemos evitar volver a ser niños, es decir, recuperar esa parte más simple de nosotros, capaz de mirar lo esencial.

Los deseos se extinguen cuando se enredan con motivos cerebrales y razonamientos complejos.

Zaqueo solo quiere ver a Jesús, todavía no cree que realmente lo pueda ver pues no se reconoce a sí mismo digno de encontrarse en la mirada de Jesús.

También en este caso, podemos reconocer la dinámica de nuestro deseo: no nos atrevemos a desear.

Pero no hay que olvidarnos que antes de nuestro deseo, existe el deseo de Jesús, que siempre viene hacia nosotros y nos empuja a dar otro paso.

El perdón que te mueve a avanzar

Finalmente, las miradas se cruzan. Y en esa mirada de Jesús, Zaqueo no encuentra un reproche como quizás esperaba y como la gente esperaba. En esa mirada encuentra acogida y perdón.

Jesús vuelve a incluir a Zaqueo. Le pide que entrar en su casa. Ahora Zaqueo ve a Jesús, lo ven como un hombre. El perdón ha ocurrido y es totalmente gratuito.

Precisamente porque Zaqueo ahora ve quién es Jesús, quiere imitarlo. Zaqueo no estaba obligado a ninguna restitución porque no lo habían pillado con las manos en la masa.

Sin embargo, elige libremente no solo regresar lo que había robado sino dar más. La gratuidad de lo recibido lo mueve a hacer lo mismo.

Zaqueo, por lo tanto, no solo es el hombre del deseo, sino que también es el hombre de los pasos concretos. Y para dar estos pasos, Zaqueo mira su realidad.

Comienza con lo que está experimentando en ese momento: para él, su camino de la conversión no puede dejar de comenzar con las mismas personas de las que había abusado.

Es allí, en su situación actual, donde encuentra la manera de reanudar su viaje con Jesús.

Let's block ads! (Why?)

03:08 ,

Él y yo es una de las obras místicas más conocidas del siglo XX. Su autora, Gabriela Bossis, no fue una mística al uso. Habitualmente, desde la Edad Media, las autoras de obras religiosas de este tipo, con diálogos místicos con Jesús y relatos de experiencias místicas, solían ser monjas que vivían una vida de reclusión alejadas del mundo. Por eso, el caso de Gabriela Bossis es curioso y excepcional, o, como afirmó el obispo de Nantes, Monseñor Villepellet, “se trata de las Notas espirituales de una mujer de mundo”.

Gabriela Bossis fue la más pequeña de los cuatro hijos habidos en el seno de una familia católica de Francia. Había nacido el 26 de febrero de 1874 en Fresne. De su vida privada poco se sabe pero en su texto místico se deja entrever que desde muy pequeña sintió una gran devoción: Acuérdate: cuando eras pequeña y querías buscarme, te escondías en el cuarto obscuro, detrás de la cocina de tu abuela; allí, en un rincón, había una gruesa colchoneta enrollada verticalmente, tú entrabas en ella y cuando alguien preguntaba ‘¿dónde está Gabriela?’, tú pensabas: ‘estoy con Dios’. Aún así, y a pesar de la insistencia de algunos de sus confesores, Gabriela no quiso nunca abrazar la vida conventual. Tampoco quiso contraer matrimonio.

Si hablas en Mí cuando hablas, ya no podrás decir como quiera esto o aquello. Y si piensas en Mí y conmigo, estarás muy cerca del Padre. ¡Amada Mía! Despréndete más y más de las cosas de la Tierra… ¿Qué puedes esperar de ahora en adelante, sino a Mí?

Antes de tener que enfrentarse a estas decisiones vitales, estudió en el colegio de las Damas Negras. Tras licenciarse en enfermería, se marchó a las misiones en Camerún por cuya labor llegó a ser condecorada, un reconocimiento del que nunca quiso alardear. Años después, Gabriela se centró en una nueva y distinta faceta, la del teatro. En 1923 escribía su primera comedia, el inicio de una carrera como dramaturga que sería tan exitosa que la llevaría a viajar por medio mundo. Desde Argelia hasta Canadá, pasando por Italia o Palestina, las obras de Gabriela Bossi eran todo un acontecimiento. Ella misma incluso llegó a participar activamente no solo como autora sino también interpretando algún que otro papel.

Yo decía, viendo la agitación del mar: “Señor, Tú sabes que todo esto lo hago por Ti; entonces, ¿para qué Te lo digo?” El: “Es necesario que Me lo digas, porque a Mi Me gusta oírlo. Dímelo con frecuencia. ¿No es verdad que cuando tú sabes que alguien te quiere te gusta que te lo diga?”

Y mientras Gabriela Bossis disfrutaba de aquella vida un tanto bohemia, con mil y una sensaciones a su alrededor, era capaz de abstraerse y observar el mundo desde una óptica muy distinta. Mientras viajaba por el océanos, atravesaba países en tren o se instalaba en lugares lejanos, la voz de Jesús la acompañaba. Una voz que desde 1936 empezó a inmortalizar y a plasmar en un diario que llevaría junto a ella durante años y que no vería la luz en su totalidad hasta su muerte.

En el Canadian Pacific, entre Brandon y Regina, me pareció que besaba el interior de Su Mano.

Túnez, en la iglesia del Sagrado Corazón. “¿Por qué no quieren los hombres creer en Mi Amor? ¿Es que he sido malo con ellos? ¿Acaso Me vengué de alguien cuando viví sobre la Tierra? ¿No he sido siempre todo Indulgencia y Perdón? ¿No me convertí todo Yo en Dolor por Amor a vosotros? ¿Por qué los hombres no quieren creer en Mi Amor?”

Argel. “Está siempre atenta a no hablar mal de nadie. Hay siempre un poco de bien, aunque sea en estado de germen, en cada alma. Ten para con los otros el mismo cuidado delicado que tengo Yo para contigo.”

¿Oyes esos pajaritos que andan en los árboles? Conversan en voz baja y sin interrupción. Ruidos de pájaros. Conversa conmigo en voz baja y sin interrupción. Ruidos de almas.

Su diario que se publicaría bajo el título Él y yo, lo empezó a escribir a bordo de un barco en el que viajó a Canadá. A pesar de la vida ajetreada, Gabriela vivió muchos años en soledad, sus familiares habían muerto, pero nunca se sintió desamparada pues la compañía que sintió de un Jesús cercano la ayudó a ser una persona feliz con una vida plena. Gabriela Bossis falleció el 9 de junio de 1950. Su obra mística se publicó y se tradujo a varios idiomas.

Las citas en cursiva son breves extractos de la obra de Gabriela Bossis Él y yo.

Let's block ads! (Why?)

03:08 ,

“No me importan las giras, los discos, los Grammys… en la Calle 11 quiero volver a ver el cometa Halley con mami”. Es una de las sinceras frases que contiene el tema “René” lanzado hace algunas semanas por quien fuera el cantante del grupo Calle 13. Con motivo de esta cuarentena para protegernos del coronavirus, el cantante puertorriqueño ha vuelto a grabar la canción, en esta ocasión, con ayuda de su madre. El resultado es muy emotivo. Durante el vídeo ambos rompen en lágrimas por la dureza de la letra del tema que deja entrever que, para tener éxito en la competitiva industria de la música, en muchas ocasiones el precio a pagar es demasiado alto. Así lo explica el cantante: “Estoy triste y me río, pero yo estoy vacío. En la industria de la música todo es mentira, mi hijo tiene que comer así que sigo de gira”.

RESIDENTE
Youtube | Residente

El ex vocalista de Calle 13, cuyo nombre artístico es Residente, ha grabado la canción con ayuda de otros 30 músicos entre los que se encuentran algunos de la talla de Rubén Blades. Se acompaña además de 15 violines, cuatro violas, dos cellos, seis contrabajos y dos trompas. Todos ellos aportan su granito de arena desde sus propias casas. 

El tema ha sido todo un éxito y eso que sus letras no son nada amables. Hablan del descenso a los infiernos de un músico al que llegar a lo más alto le ha conducido al alcoholismo y a una fuerte depresión: “Cuando caigo en depresión, mis problemas se los cuento a la ventana del avión. El estrés me tiene enfermo, hace diez años que no duermo”, dice uno de los versos.

RESIDENTE
Youtube | Residente

En este repaso descarnado por su vida, Residente confiesa que era más feliz cuando menos tenía, por eso, recuerda con nostalgia su infancia y cómo su madre intentaba sacar a la familia adelante: “La cuenta de ahorros vacía, pero mami bailando flamenco nos alegraba el día. Dejó de actuar pa’ cuidarnos a los cuatro y nos convertimos en su obra de teatro”.

Residente escribió la canción en un momento muy oscuro de su vida, en el que pensaba hasta en suicidarse: “una noche me sentía muy mal, estaba en México con el estadio esperándome, pero yo no quería salir del hotel. Llamé a mami porque quería tirarme por el balcón y no sabía por qué. Esa noche llegaba un amigo y se quedó conmigo. Al otro día comencé a escribir este tema”.


Un tema que ha conectado con millones de personas en todo el mundo porque todos, en algún momento de nuestras vidas, hemos sentido ese vacío bajo nuestros pies y hemos necesitado de una mano tendida que nos impida rendirnos.

Let's block ads! (Why?)

03:08 ,

“No se le puede decir nada, es demasiado sensible”. “Este trabajo es para gente fuerte, no para sensibles”. Estas son algunas de las frases que escuchamos habitualmente. Es tan solo un reflejo de la mala prensa que tiene la sensibilidad en nuestra sociedad.

Al mismo tiempo, observamos que hoy en día los sentimientos se han convertido en la brújula para la toma de decisiones de muchas personas.

Así, muchos actualmente mantienen relaciones de pareja poco duraderas, ya que solo saben vivir la etapa en la que “sienten” emociones de alta intensidad y, cuando llega la normalidad y la rutina, se les “apaga el amor”.

¿Qué está ocurriendo con la sensibilidad? ¿Es la sensibilidad un signo de debilidad? ¿Se ha vuelto la sociedad más emotivista y menos racionalista?

Reconceptualizando la sensibilidad

En primer lugar, necesitamos entender por qué la sensibilidad no es debilidad. Sensible no es lo mismo que frágil. Sensible hace más bien referencia a la capacidad de sentir o percibir. Cuando tenemos la piel sensible, no decimos que sea una piel frágil o débil, sino que percibe (nota, siente) mucho cualquier influencia externa.

De forma análoga, las personas sensibles están más despiertas para reconocer los movimientos emocionales de su entorno. Así, las personas sensibles notan enseguida cuál de sus compañeros de trabajo ha dormido poco o si alguno de ellos está teniendo problemas en casa. Por ello, se les podría denominar personas altamente perceptivas.

En este sentido, la sensibilidad tiene mucho que aportar para un mejor desarrollo de la sociedad. Por ejemplo, la capacidad de empatizar con las emociones de otros o de percibir necesidades que otros no son capaces de detectar es muy notable y puede ayudar a resolver numerosas situaciones.

También son personas con mayor facilidad para recibir el mensaje completo que transmiten las obras de arte, las piezas musicales, etc., entre otros beneficios. ¿Pero qué hay del sentimentalismo colectivo?

A nivel social, atravesamos una época emotivista en la que tendemos a juzgar los hechos por lo que nos hacen sentir y no por lo que son en realidad. El ejemplo más cercano que tenemos es la publicidad: los refrescos ya no necesitan anunciar sus propiedades químicas; basta con que hagan referencia a cómo nos harán sentir.

Este emotivismo colectivo (que tiene sus ventajas, ya que ha permitido a muchos expresar emociones que antes no se permitían compartir) debe ser tomado con precaución, ya que muchas acciones que tenemos que emprender se basan en la responsabilidad personal y no en cómo nos harán sentir.

Motortion Films | Shutterstock

¿Cuándo la sensibilidad me hace débil?

La sensibilidad (la capacidad para percibir) se convierte en un enemigo poderoso cuando le damos la última palabra: es decir, cuando pensamos que todo lo que sentimos es verdad por el simple hecho de que lo sentimos.

Nuestros sentimientos no siempre son la mejor guía, porque están condicionados por experiencias de una infancia temprana que ni siquiera somos capaces de recordar. Incluso las posibles fobias que tengamos (como el miedo a las arañas o a quedarnos encerrados en un ascensor) pueden provenir de situaciones vividas en los primeros meses o años de vida. Si las condiciones se repiten, podemos experimentar el mismo miedo infantil sin necesidad de recordar aquellas experiencias.

Por todo ello, si tus movimientos emocionales son demasiado intensos en situaciones relativamente cotidianas, sería bueno que te plantearas la posibilidad de que tus sentimientos te estén jugando una mala pasada. En estos casos, es necesaria la ayuda de un profesional para revisar aquella circunstancia original y superarla adecuadamente.

La sensibilidad natural (es decir la que poseemos de nacimiento y no es fruto de heridas emocionales) es positiva, siempre y cuando consigamos adueñarnos de ella para que no nos paralice cuando estamos desempeñando nuestras actividades libremente escogidas.

Let's block ads! (Why?)

04:08 ,
Pepe Simón falleció ayer. Llevaba unos meses muy enfermo y la familia -esposa, hijos, nietos- lo cuidó hasta el último suspiro.

Han sido muchos años de matrimonio los de Pepe con Matilde Plaza. Ella, una artista de la pintura con alma de poeta, le había dedicado hace tiempo unos versos que ahora suenan en toda su plenitud.

Es un sencillo poema, sin título, que guarda la musicalidad de una canción -un apunte de bolero- y habla de algo muy grande: el amor entre los dos.

¿Qué muerte nos separa 

si tú y yo… somos eternos?

¿Si no es muerte, sino vida

lo que desde aquí no vemos?

¡Si nos vamos a querer

por encima de los siglos, 

si nos vamos a mirar

por encima de los cielos!

¿Qué muerte nos va a separar 

si tú y yo somos eternos?

“Pasó Dios a recogerme”

En el recordatorio del funeral se leen otros versos, escritos también por ella. Están llenos de esperanza y recuerdan que estamos hechos para el cielo:

Pasó Dios a recogerme

y yo le dije: ¿Nos vamos?

Y Él me cogió la mano. 

Pasó Dios a recogerme 

y me llené de alegría, 

tan solo necesitaba

entregarle el alma mía.

Siento deseos de verte, 

de descansar a tu lado,

de mirarte eternamente 

y quedarme en tu regazo. 

Let's block ads! (Why?)

03:08 ,
Mildred Marie Neuzil nació en Brooklyn, Nueva York, el 2 de agosto de 1916. Pocos días después, fue bautizada en la Iglesia de la Santísima Trinidad en Montrose St., en el barrio de Williamsburg de Brooklyn.

Poco después de eso, la mamá y el papá de Mildred se mudaron a Cleveland, Ohio. El padre de Mildred, constructor de casas, había escuchado que había más oportunidades en el área de Cleveland, y se fueron.

Una espiritualidad pronunciada rodeó a Mildred incluso desde una edad temprana. A los 14 años, ingresó a la congregación religiosa de las Hermanas de la Preciosa Sangre en Dayton, Ohio.

Cuando tenía 17 años, hizo sus primeros votos como profesa religiosa y se le dio el nombre de Hermana Mary Ephrem, un nombre que significa “doblemente fructífero”.

Los deberes de la hermana Mary Ephrem eran una combinación de tareas domésticas y la enseñanza en el jardín de infantes.

Cuando tenía 21 años, fue enviada a trabajar a la cancillería en Cincinnati, Ohio. Fue allí donde conocería a un hombre santo que, con el tiempo, se convertiría en su confesor y su mentor. También se convertiría en arzobispo. Se llamaba padre Paul Leibold.

Ninguno de los dos tenía idea de los planes especiales que Dios tenía para los dos.

MOTHER MARY EPHREM GLENN
Public Domain

Fue en 1940 cuando la Hermana Mary comenzó a recibir mensajes y revelaciones interiores con claridad y detalles específicos.

Estos mensajes venían directamente de Jesús y le dijeron que su misión ayudaría a la santificación de la familia. Ella comenzó a llevar un diario y documentar todas estas cosas.

Una de las citas tomadas de su diario fue la siguiente:

“Reza, reza, reza, oh mi pequeña paloma blanca. Ora y sacrifícate por las almas de los pobres pecadores. Cuántos se pierden porque no se reza por ellos, no se hacen sacrificios por ellos”.

Jesús incluso le dio a la hermana María un mensaje para el padre Leibold. Le dijo que le transmitiera:

“No se desanime ante las cruces que lo esperan, porque yo, el gran Sumo Sacerdote, voy delante de él llevando la parte más pesada de su cruz. Solo busco a los humildes y modestos de corazón”.

Fue después de este mensaje que recurrió al Padre Leibold para que la guiara. El sacerdote recién había sido ordenado poco tiempo antes. Él sería su confesor y su asesor hasta que muriera en 1972.

Antes de 1956, la Hermana Mary pasó tiempo en muchos lugares diferentes. Trabajó en Rome City, Indiana; Denver, Colorado; Dakota del Norte.

De regreso a Cincinnati y luego a Ottawa, Ohio. Aquí fue visitada por san Miguel, ángel de la paz para prepararla para lo que estaba por venir. Le dijo que Satanás haría todo para evitar que ella hiciera lo que Jesús quería.

La Santísima Virgen se apareció por primera vez a la Hermana Mary Ephrem el 25 de septiembre de 1956. Llevaba un manto azul y una túnica blanca como Nuestra Señora de Lourdes.

Nuestra Señora le dio a la Hermana María un mensaje que era una promesa de “grandes milagros del alma” para sus hijos en los Estados Unidos si prestaban atención al llamado al arrepentimiento.

También expresó su satisfacción por el hecho de que la Iglesia católica en Estados Unidos le había dedicado un santuario nacional en Washington, D.C.

George Lewis-CC

Al día siguiente, el 26 de septiembre, Nuestra Señora se le apareció a la Hermana Mary con un lirio en la mano derecha. Estaba vestida de blanco sin adornos de ningún tipo.

Su velo era blanco y le llegaba hasta la cintura. Su manto y su túnica también eran de color blanco puro y un broche de oro la mantenía unida. Llevaba una corona de oro y su corazón estaba rodeado de rosas y enviaba llamas de fuego.

La Hermana Mary escribió que Nuestra Señora dijo con una hermosa voz:

“Soy Nuestra Señora de América, deseo que mis hijos me honren por la pureza de sus vidas”.

La Santísima Madre le mostró a la Hermana Mary una medalla que quería que realizara honrándola como Nuestra Señora de América. La hermana le dio un bosquejo al obispo Leibold, y él lo hizo. Colocó su Imprimatur en el boceto.

Años más tarde, en 2007, el cardenal Raymond Burke presentó una carta a la conferencia de los obispos de los Estados Unidos en la que escribió:

Lo que se puede concluir canónicamente es que la devoción fue aprobada por el arzobispo Leibold y, lo que es más, fue promovida activamente por él. Además, a lo largo de los años, otros obispos han aprobado la devoción y han participado en la devoción pública a la Madre de Dios, bajo el título de Nuestra Señora de América.

https://www.youtube.com/watch?time_continue=46&v=UFZl8QBKPXA&feature=emb_logo

Let's block ads! (Why?)

03:08 ,
Jaime Andrés Cerdeño Amador venía preparando a los fieles desde hace algunos días y a través de la tecnología, el principal “modus operandi” de contacto con los otros en tiempos de coronavirus.

El siguiente video es más que ilustrativo:


Jaime Andrés es párroco del Santuario Nuestra Señora de la Alborada, uno de los aproximadamente más de 20 templos que volvieron a abrir sus puertas en Guayaquil (Ecuador) este 25 de mayo tras el cierre debido a la crisis del coronavirus.

Pero en el mensaje de este párroco queda de manifiesto el estricto control que se está realizando a nivel de protocolos para que esto sea posible.  Desde la propia parroquia se ha confirmado a Aleteia que el trabajo –para la reapertura de unos de los primeros templos en Ecuador para que los fieles puedan rezar al menos por unos minutos- ha sido arduo y ha implicado muchísima responsabilidad.

Entre otras cosas, se recordó que se están utilizando las debidas normas de protección como el uso de mascarillas, guantes, control de temperatura y el respeto de la distancia de dos metros entre las personas.  También, que las bancas del templo han sido marcadas con una cruz para tales fines y los reclinatorios de momento han quedado sin uso.

“La feligresía ha sido muy ordenada, no ha habido tanta aglomeración de personas, fue un día normal y tranquilo”, destacó a Aleteia un integrante de la parroquia.

En el caso de esta iglesia, los horarios establecidos para la que los fieles puedan “volver a casa” para la oración ha sido establecido en dos horarios: de 9.00  a 12.00 y desde las 14.00  a 18.00.

“Pedí también por ellos”

Sin duda la posibilidad de poder regresar tras más de dos meses de confinamiento ha generado emoción y alegría entre quienes han tenido la gran posibilidad de estar en el día de la repertura. Máxime en una ciudad como Guayaquil (actualmente bajo un parámetro local que habla de “semáforo amarillo”) que se había posicionada como una de las más complejas en cuanto al avance del coronavirus en Ecuador (incluso con momentos muy duros como cuando se informaba sobre la presencia de fallecidos en casas y calles).

Uno de ellos, según testimonio recogido por El Universo, se llama Segundo Quijije, quien luego de ingresar pasando el control de temperatura, poner sus zapatos en la bandeja de desinfección y limpiarse las manos con alcohol al fin pudo persignarse para entrar en oración (tiempo recomendado en lugares donde rigen colores como rojo u amarillo son 15 minutos).

 “(Vine) para pedirle a Dios que me vaya bien. Yo vendo libros y alfombras para niños, y recién salgo a trabajar, ni mi esposa ni yo nos hemos enfermado, pero algunos familiares de ella sí, y pedí también por ellos”, expresó este hombre, quien al momento de haber ingresado al templo estaba acompañado por algunos fieles a más de 5 metros de distancia.

No obstante, la alegría de Segundo no fue –por ahora- la misma que la de otro señor mayor de 65 años, quien no pudo ingresar al templo debido a su edad por encontrarse comprendido dentro de los grupos de riesgo que de momento –establece el propio protocolo publicado por la Arquidiócesis de Guayaquil que se puede ver aquí– deberán esperar un poco más para el encuentro tan anhelado.

Ver listado de iglesias que han empezado a reabrir aquí:

En las iglesias de Ecuador aún no se ofician misas con público, ni otras celebraciones como matrimonios o bautismos. Pero estos primeros minutos “en casa” serán recordados por siempre en los corazones de los fieles, párrocos, los colaboradores de las iglesias y también soñados por tantos que por estos días aún siguen a la espera de que llegue pronto ese momento.

El avance del Covid en Ecuador

Mientras la reapertura de templos en Ecuador proseguía este martes no solo en Guayaquil, sino también en otros sitios como Quito, el avance del coronavirus en ese país ya había dejado hasta este 26 de mayo más de 37.000 casos confirmados y más de 3.000 personas fallecidas.

En este país sudamericano también rige la emergencia sanitaria y se habla de tránsito hacia la “nueva normalidad” a través de un sistema epidemiológico de semáforos con el que se busca combatir al coronavirus y en el cual se establecen diversas categorías de distanciamiento social, según la situación del lugar.

Galería iglesias Ecuador: 

Let's block ads! (Why?)

03:08 ,
El pasado 11 de marzo, el Gobierno paraguayo anunciaba la suspensión de todo el evento que suponga aglomeración de personas, ante la aparición de los primeros casos de Covid-19 en el país sudamericano.

La Iglesia Católica, fue una de las primeras instituciones en acatar la medida y decretó la suspensión de las actividades con presencia de fieles, incluyendo las misas. Para muchos, esto fue como un “balde de agua fría”.

Desde el pasado 25 de mayo, en el marco de la estrategia llamada cuarentena inteligente, el Misterio de Salud y la Iglesia paraguaya han anunciado el regreso mínimo de fieles para celebraciones como matrimonios y bautismos. Un máximo de 10 personas podrán participar de los sacramentos.

Una boda que se hizo esperar

Marcelo Villalta y Tatiana Fernández, llevan 11 años de noviazgo y su matrimonio debía celebrarse el 14 de mayo, en la Parroquia Medalla Milagrosa, en la ciudad de Fernando de la Mora. Sin embargo, tres días antes, el Gobierno suspendió las actividades comunitarias.  La noticia fue como un “balde de agua fría” para la pareja, según comentó Marcelo a Aleteia.

“Teníamos todo organizado y pagado. Cuando salieron las noticias sobre la suspensión de actividades por el Covid-19, nos quedamos con la boca abierta y no sabíamos qué hacer”, comentó el joven.

Marcelo explicó que el confinamiento fue para ellos un “gran desafío” y que las cosas parecían complicarse. Sin embargo, aseguró que tanto él como Tatiana, esperan con ansias poder dar el gran paso ante Dios.

“Debimos postergar la boda y hoy podemos decir que la fiesta social ha perdido relevancia para nosotros. Decidimos enfocarnos en el sacramento y ya evaluamos posibles fechas”, comentó.

Marcelo Villalta, explicó que ante la limitación de personas dentro del templo, impuesta por el Ministerio de Salud paraguayo para controlar los contagios en este tipo de celebraciones religiosas, pensaron en realizar una renovación matrimonial cuando acabe la pandemia.

“Tal vez suene algo novedoso, pero queremos una renovación rodeados de nuestros familiares, amigos y cercanos, con la novia vestida de blanco y una ceremonia soñada. Incluso podríamos hacer una fiesta después”, comentó.

La joven pareja señala que la posibilidad de casarse luego de los días de confinamiento la asumen con mucho entusiasmo y ansiedad.

MARCELO Y TATIANA
Gentileza

Con ansias de presentar ante Dios a su beba

Fernando Bonnin y Diana Sanabria, esperan con ansias el bautismo de su beba de tres meses, a quien llamaron Ariadne Montserrat.  El joven matrimonio esperaba presentar a la niña en el templo a pocos días de su nacimiento y ahora celebra la reapertura de los templos para los sacramentos.

El conversación con Aleteia, Fernando comentó que debido a la cuarentena sanitaria debieron esperar para bautizar a la pequeñas y asegura que lo harán lo antes posible, tras la flexibilización de las medidas sanitarias.

Fernando es catequista en la parroquia Santos Arcángeles de la ciudad de Villa Elisa y Diana integra el coro en la comunidad. Ellos explican que el bautismo de su hija es un acontecimiento “muy esperado” por toda la familia.

“La experiencia del confinamiento nos ayuda a revalorizar algo que parecía tan sencillo como ir a misa y compartir con los amigos. Esta experiencia cambió a muchas personas”, expresó Fernando.

El joven aseguró que el confinamiento fue una gran oportunidad de pasar tiempo con la familia y agradecer por la “gran bendición” que es para ellos su pequeña hija.

BAUTISMO
Gentileza

¿Y para cuándo las misas?

Paraguay es uno de los primeros países en declarar el confinamiento en América del Sur. Desde mediados de marzo, las misas son celebradas a puertas cerradas y transmitidas a través de las redes sociales.

El pasado lunes, se pudo en marcha la fase 2 de la llamada cuarentena inteligente. El sistema permite la liberación de actividades por etapas, tras más de 70 días de confinamiento. En esta segunda etapa, el Misterio de Salud autorizó la celebración de bautismos y bodas, con hasta 10 personas en el templo.

La Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP) y el Gobierno evalúan el regreso de los fieles para las misas a partir de la tercera etapa de la cuarentena inteligente, la cual se prevé se inicie a mediados del mes de junio.

El protocolo sanitario que es analizado, contempla la celebración de una sola misa diaria en cada parroquia y con un número mínimo de fieles. Además, se deberán tomar los datos de los participantes, para que esto sea informado ante un eventual riesgo de contagios.

Los fieles esperan con ansias, pero con cautela, la reapertura de los templos. Por otro lado, a pesar de la suspensión de muchas actividades, la comunidad católica, sigue brindando servicios a través de los comedores solidarios y las campañas de donaciones para los sectores más vulnerables.

Los contagios de coronavirus en Paraguay no han superado los 1.000 casos y la cifra de fallecidos se mantiene en 11. Este país sudamericano ha sabido sacar provecho a un cóctel de factores que le permiten llevar adelante la lucha contra el coronavirus, sin mayores sobresaltos.

También te puede interesar galería: “Un domingo sin misas en Paraguay”: 

Let's block ads! (Why?)

02:08 ,

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Let's block ads! (Why?)

02:08 ,

Jesús me pide muchas veces que no tema, que mantenga la calma, que no me agobie. Me lo dice de muchas maneras y a mí me resultan imposibles sus palabras.

¿Calmarme en medio del pánico? ¿Confiar en medio de desgracias? ¿Ser optimista en medio de la desesperanza reinante? El corazón tiembla y tiene razones para ello.

Las palabras de Jesús me cuestan. Que no me agobie, que no pierda la paz. ¡Qué difícil! También me dice que ame hasta el extremo, que no tenga miedo de dar la vida amando a los hombres y a Dios. Se pone Él como medida de mi amor.

Me parece imposible. Me gustaría ser así, pero no logro hacer aquellas cosas que tanto me convienen. Me conviene no agobiarme.

Pierdo tanto tiempo cuando paso gran parte de mis horas agobiado por lo que tengo que hacer y no hago, por lo que puede ocurrir mañana o dentro de unas horas.

En lugar de vivir en el presente entregando la vida me aventuro en futuribles que no controlo. Tengo miedo a dar la vida porque perder lo que poseo me parece algo muy delicado e inquietante.

Jesús me pide que lo siga amando en los hombres y yo con frecuencia tomo otros caminos pensando que son atajos mejores. O simplemente no me gusta obedecer y seguir las normas que otros me imponen.

Jesús me pide que haga caso a lo que suplica mi corazón y yo tiendo a no oír sus súplicas desde mi debilidad. Estoy sordo. Quiero cambiar para mejor y no lo logro. No hago el bien que deseo y obro el mal que quiero evitar.

Quiero ser feliz. Quiero ser alguien alegre que alegre la vida de los demás, pero vivo quejumbroso, lleno de exigencias y no sé dar alegría. El otro día leía una regla que me pareció básica para ser feliz:

La felicidad y la libertad comienzan con la clara comprensión de un principio: algunas cosas están bajo nuestro control y otras no. Sólo tras haber hecho frente a esta regla fundamental y haber aprendido a distinguir entre lo que podemos controlar y lo que no, serán posibles la tranquilidad interior y la eficacia exterior. Bajo control están las opiniones, las aspiraciones, los deseos y las cosas que nos repelen. Fuera de control, hay cosas como el tipo de cuerpo que tenemos, el haber nacido en la riqueza o el tener que hacernos ricos, la forma en que nos ven los demás y nuestra posición en la sociedad.

Saber distinguir lo que no controlo de lo que está en mi mano me parece clave para tener una vida plena y feliz. Pero no lo consigo.

Quiero controlar lo incontrolable. Y lo que sí está en mi mano no lo hago bien. Quiero controlarlo todo. Y deseo que alguien cambie las circunstancias que me incomodan, las que me confinan, las que me hacen sufrir.

¿Qué está en mi mano cambiar? No muchas cosas.

¿Qué puedo controlar? Miro a mi alrededor. Puedo controlar mi forma de pensar y expresar lo que pienso, mis modales, mi forma de mirar la vida, mis actitudes ante las contrariedades que me alteran el ánimo.

Puedo controlar lo que deseo, lo que sueño, lo que elijo, lo que hago. Puedo controlar cómo aprovechar el tiempo en estas horas tan extrañas que vivo. Puedo elegir amar u odiar, seguir un camino u otro.

Puedo optar por una persona o por otra. Puedo perdonar o guardar rencor. Está en mi mano.

Puedo controlar el presente, es lo que único que tengo en mi poder. Puedo decir te quiero o guardar silencio. Abrazar a los cercanos o pasar de largo.

Puedo elegir cuidar a los que quiero o vivir encerrado en mi comodidad. Puedo aprovechar cada momento que tengo o esperar a que llegue un momento mejor. Y a lo mejor nunca llega.

Yo elijo si amo u odio. Si sostengo o alejo de mí. Son los pequeños instantes de la vida los que determinan mi felicidad o mi infortunio.

Puedo controlar muchas cosas. Pero me amargo pensando en las que escapan a mi control. Mi paz interior, mi felicidad, están en mi mano, de mí dependen.

Yo puedo optar por decir algo valioso o guardarlo. Puedo silenciar mis ofensas o lanzarlas al viento. Puedo elegir vivir con calma y confiado o vivir lleno de angustias y miedos. De odio y rabia por tener que vivir en esta hora. De mí depende

Let's block ads! (Why?)

02:08 ,

Con la mayoría de nosotros trabajando desde casa, los niños sin planes de volver al cole en el corto plazo y las etapas de confinamiento extendiéndose, se hace prioritario organizar el espacio en nuestros hogares para mantener la salud mental, concretar tareas, buscar la armonía familiar y mejorar la convivencia en casa.

Reevaluar la dinámica de los espacios dentro de nuestros hogares – de trabajo, aprendizaje, ejercicio y entretenimiento-, es un aspecto clave durante la pandemia si estamos en familia, con niños pequeños, si tenemos compañeros de piso, o vivimos en pareja o con mascota. Por eso, poner en práctica algunos de estos consejos puede ser útil y convertir nuestro hogar en un lugar confortable para todos.

CONFERENCING CALL,
Girts Ragelis | Shutterstock

Define los espacios

Tanto si tienes una casa, como un apartamento o incluso un estudio o una habitación, es muy importante delimitar los espacios donde realizar las diferentes actividades del día. Muchos de los problemas se dan cuando en un espacio hacemos diferentes tareas y, si convivimos con otros, pueden surgir tensiones, problemas y discusiones. 

Definir el espacio de trabajo de la casa es importante. La oficina en casa no puede ser el área de entretenimiento. Cuando te sientas en un espacio dedicado al trabajo, estarás preparado para ello, no te distraerás con otras cosas. Es allí donde has previsto y tienes siempre a mano aquello que necesitas para el trabajo. Lo mismo ocurre con los lugares de estudio y tarea de los niños, adolescentes y jóvenes. 

Más allá de la funcionalidad, esto define claramente tu cambio mental para que puedas concentrarte en lo que más importa en ese momento creando cierto orden para llevar a cabo los objetivos que te has trazado  a lo largo del día.

Además, evitarás que el trabajo por ejemplo se infiltre en cada área de tu vida y al final tendrás un ritmo de vida más saludable, lo que también afecta a tu salud mental.

FITNESS
Shutterstock | Tero Vesalainen

Decora y habilita el espacio multifuncional

Los espacios multifuncionales también se pueden ser una opción. A veces no queda otra. Para ello, es importante utilizar ciertos objetos que te indiquen el uso de ese espacio en el momento en el que se colocan. Convierte por ejemplo el comedor en zona de trabajo o de homeschooling. Para ello, por ejemplo, puedes habilitar una bandeja con utensilios que soléis emplear para el trabajo diario o para hacer la tareas de la escuela en casa.

También puede ayudar un escritorio, libros o plantas para definir la zona de trabajo e incluso recurrir al apoyo de otros elementos como la música o los aromatizantes para definir mejor los espacios.

Esta opción exigirá cambiar con frecuencia los objetos en una habitación o sala. Es bueno hacerlo y mantener el orden en el espacio para indicar su transformación. Por ello, la colocación de mesas, plantas, velas y otros objetos decorativos ayudan a reforzar la idea que se tiene del espacio en ese momento, favorece la concentración y la salud mental. 

Otro ejemplo. A la hora de la gimnasia, en la habitación o la sala en la que mejor puedas hacer esta actividad puedes colocar un espejo, como suelen tener los gimnasios, además de las pesas o colchonetas  que necesites para realizar tus ejercicios. Después, conviene recogerlos y recolocarlos en su lugar habitual para mantener el orden en el hogar. 

Poetry, Woman, Home, Reading, Lockdown
© Vadim Georgiev

Evita pasar todo el día en el mismo sitio

Otro problema es pasar todo el día en el mismo sitio, muchas veces sin darse cuenta. Cuando uno tiene que pasar mucho tiempo en casa, es fundamental moverse. Y en este sentido saber administrar el tiempo es clave. Una idea es fijarse alarmas para dedicar una cierta cantidad de tiempo a cada tarea.

Asegúrate de tomar tus tiempos de descanso para las comidas, tal como lo harías en la oficina, cocina y prepara la comida con calma.

Intenta también hacer al menos una salida al día. Al patio, al balcón o a la calle según las normas de tu ciudad. Siempre es algo bueno tomar un poco de aire fresco y vitamina D.

Freedom Studio / Shutterstock

Redecora

Si estás haciendo una cuarentena en un apartamento o si, simplemente, pasas mucho más tiempo que antes en casa es fácil volverse un poco loco. Pasas muchos horas entre las mismas paredes, muchos días con las mismas vistas desde tu ventana. Por eso, te animo a ser creativo e imaginativo y a hacer cambios en tu hogar para evitar que los días se nos hagan demasiado monótonos y rutinarios.

No se trata de realizar un gasto o de hacer una gran transformación de tu casa. Un pequeño cambio puede ser suficiente para renovar el aire del hogar y verlo diferente como por ejemplo, poner flores frescas, renovar las fotos de los marcos, cambiar el tamaño de una mesa, restaurar un cuadro en la pared, pintar o dejar mensajes positivos en la nevera.

HAND, WINDOW, SUN
AlexMaster | Shutterstock

Abre los espacios

Otro problema frecuente es sentirse encerrado o atrapado en casa. Ahora que pasamos mucho tiempo en ella y nos damos cuenta que tal vez el espacio está congestionado o que hemos acumulado mucho. Por ello es importante facilitar el movimiento dentro de los espacios disponibles y sentir que no solo podemos movernos, sino también que podemos respirar bien.

Si tenemos muebles, jarrones u otros elementos que no utilizamos mucho podemos quitarlos o moverlos de modo que podamos abrir el espacio, sobre todo teniendo en cuenta donde pasamos la mayor parte de nuestro tiempo. Si tenemos más de una habitación podemos mover los muebles de uso frecuente, como un escritorio, a la habitación con más luz natural.

Es importante facilitar la entrada de luz todo lo que sea posible. Por eso, te animo a retirar cortinas, a abrir las ventanas y a mantenerlas bien limpias para que el sol entre en tu hogar y lo llene de alegría. Otra idea, cuelga un espejo frente a una ventana, verás cómo la luz se incrementa e, incluso, tendrás un poco de cielo en el interior de tu casa. 

Disfruta de este tiempo extraordinario en tu hogar.

Let's block ads! (Why?)

05:08 ,
El 31 de octubre de 1618, nació una niña en la ciudad de Quito, ubicada en el Nuevo Reino de Granada. Hoy esta área se conoce como Ecuador.

El padre del niño era un noble español respetado y respetable de Toledo llamado Don Jerónimo Flores de Paredes. El nombre de su madre era Doña Mariana Cranobles de Xaramilo y descendía de las familias españolas más respetadas. Jerónimo y Mariana nombraron a su hija como su madre, Mariana. Ella era la menor de ocho hijos.

Mariana quedó huérfana a la edad de siete años, y su educación fue asumida por su hermana mayor, Jerónima, que ya se había casado.

Mariana tenía un evidente sentido de piedad y humildad que parecía parte de su personalidad, y su hermana y su cuñado, Cosme de Caso, decidieron que respetarían su deseo de vivir en reclusión en su casa.

Mariana no vivía en total aislamiento porque había una iglesia jesuita cerca y pasaba tanto tiempo allí como podía rezando ante el Santísimo Sacramento.

Mariana instintivamente comenzó a desarrollar una profunda sensación de piedad y auto mortificación, negándose a sí misma a comer, beber y dormir. Su cuñado hizo que el sacerdote jesuita Juan Camacho la guiara en su desarrollo.

Al igual que santa Rosa de Lima (con quien se la compara a menudo), no entró en un convento, sino que se quedó en su casa dedicándose a la oración, la mortificación y el ayuno.

Se cuenta que el ayuno de Mariana era tan intenso y estricto que solo comía una porción de comida cada ocho o 10 días. Esto es imposible para que una persona sobreviva, pero es similar a las cantidades citadas en la vida de santa Catalina de Siena y santa Rosa de Lima.

La vida de Mariana estaba sostenida milagrosamente por la Sagrada Eucaristía. Muchos testigos dieron testimonio del hecho de que Mariana recibía la Sagrada Comunión cada mañana. Estaba decidida a seguir el mandato de Jesús: quien quiera seguirme debe negarse a sí mismo.

Entre los dones sobrenaturales que Mariana tenía, estaban su capacidad de predecir el futuro, ver los eventos futuros como si estuvieran pasando ante ella, escrutar los corazones de las personas e interceder ante Dios para sanar enfermedades haciendo la Señal de la Cruz, o rociando a los enfermos con agua bendita.

Se documentó que sus oraciones incluso devolvieron la vida a una persona muerta. La reputación de santidad se extendió por todas partes.

En 1645 hubo un gran terremoto en Quito, lo que empeoró una situación de enfermedad ya grave en la ciudad. Un sacerdote jesuita dio una homilía en la iglesia y rezó en voz alta: “Dios mío, te ofrezco mi vida para que los terremotos terminen”.

Pero Mariana se adelantó rápidamente y exclamó: “No Señor, la vida de este sacerdote es necesaria para salvar muchas almas, pero yo no soy necesaria… Te ofrezco mi vida para detener estos terremotos”.

Al día siguiente, Mariana comenzó a sentirse enferma. Poco después, el 26 de mayo de 1645, Mariana murió. Tenía 27 años.

Se cuenta que el día que murió, su santidad tomó una forma visible: un lirio blanco puro brotó de su sangre, y floreció a la vista de todos. Debido a esto se la conoce como el Lirio de Quito. En 1946, la República del Ecuador le dio el título de Heroína de la Nación.

Santa Mariana de Jesús de Paredes fue beatificada por el papa Pío IX el 20 de noviembre de 1853, y canonizada por el papa Pío XII el 4 de junio de 1950.

Es la patrona de aquellos con enfermedades corporales, de las personas rechazadas por órdenes religiosas y de aquellos que pierden a sus padres, especialmente cuando son niños.

Let's block ads! (Why?)

04:08 ,

Después de que me había esforzado por vivir y proyectar una imagen de madurez y ecuanimidad en mi empresa, de pronto hice un berrinche al regañar a un subordinado tirando mi maletín al suelo a la vista de todos. Hice el papelón de mi vida. Fui muy impertinente, y la verdad, no soy ni quiero ser así. 

Así de compungido se expresaba un varón que apenas rebasaba los cuarenta años. Carlos era alcohólico. Un fin de de semana anterior al berrinche, lo había pasado bebiendo en soledad, ignorando los reclamos y la angustia de su familia. Al día siguiente con sus capacidades cognitivas debilitadas, y después de mucha cafeína, se presentó en el trabajar.

Contó que cuando era joven presumía de consumir alcohol sin que le afectara tanto como a los demás, por lo que fue subiendo la ingesta, ya fuera simplemente para relajarse como para alegrarse o estar con amigos.

En varias ocasiones intentó alejarse de la bebida, consideraba que lo podría lograr por sí mismo.  Y lo lograba por un tiempo con la alegre seguridad que le daba la “certeza” de que el problema había desaparecido para siempre… Pero no pasaba mucho tiempo en que se permitía “un solo trago” y volvía a caer en un ciclo cada vez más angustioso.

Su voluntad se quedaba pequeña ante la frecuencia de ese “quiero, pero no puedo” que le provocaba más preguntas que respuestas sobre su forma de actuar. Se encontraba indefenso ante su debilidad.

“¿Cómo va a poder más una substancia que mi voluntad?”,se preguntaba.

Mas el problema no era solo el alcohol. Había en él una vulnerabilidad ignorada, donde ese querer y no poder en realidad era un querer sin querer, una actitud con la que iba por la vida.

Se encontraba cada vez más inmerso en el lado oscuro de su vida, la repetición de las conductas negativas afectaron a su capacidad física, psicológica y emocional. Lo cierto, es que, en esa oscura dimensión se pueden identificar trastornos cuyas causas pueden ser alteraciones químicas cerebrales, el estrés provocado por las circunstancias del entorno, los rasgos de la propia personalidad, la herencia genética al ser por ejemplo más proclive a ciertas adicciones o bien ciertos trastornos de conducta.

En su caso, se trataba de un mal uso de su libertad.  Descubrirlo y admitirlo suponía para Carlos era la mitad de la solución del problema pues lo cierto es que provenía de una familia en la que había fuertes antecedentes de alcoholismo. Así pues, Carlos nació con una vulnerabilidad que ignoraba, y contra la cual apostó, y estaba perdiendo.

Fue cuando al tomar consciencia de que su existencia se encontraba marcada cuando descubrió que  cualquier “trago”, por pequeño que fuera, cualquier descarrío por mínimo que pareciese, lo pondría de nuevo en una situación por la que podía llegar a perderlo todo. Su lucha tendría que ser firme, estar sobrio las siguientes veinticuatro horas, durante el resto de su vida.

Salir del pozo era asequible, como quien padeciendo una enfermedad crónica degenerativa, al enterarse lo asume siguiendo un estricto régimen de nutrición, ejercicio y medicamentos, logrando llevar una vida normal.

Aquí algunas reflexiones en su lucha por una nueva vida después de un proceso de desintoxicación:

  • Ser consciente de que nuestra libertad no debía estar determinada por la predisposición genética o las circunstancias de nuestra vida.
  • Recomenzar cada día con el voluntario reconocimiento de vulnerabilidad.
  • Guardar siempre un sano temor ante el recuerdo de sus caídas.
  • Valorar a diario lo que se ha logrado a base de esfuerzo poniendo en primer lugar el amor y la seguridad de su familia.
  • Evitar la soberbia y huir de toda ocasión de riesgo.
  • Por compensación tiene la posibilidad de lograr valiosas virtudes y ser mejor que otra persona sin esa vulnerabilidad.

No se descarta, que, ante las tentaciones y su vulnerabilidad misma, Carlos tenga recaídas donde deberá reaccionar sin permitir que el error crezca en consecuencias. De esa manera logrará salir gradualmente de su adicción. Lo logrará, si ante una caída ni se asombra ni se perturba, sino más bien recobra pronto la ecuanimidad para volver a empezar con determinación y humildad.

Su lucha apenas comienza.

El alcohol, las drogas, la pornografía, el peligro por la adrenalina, los juegos de azar o las infidelidades son conductas que se dan en el contexto del mal uso de la libertad, más siempre existe la posibilidad de un trasfondo por el que esta se encuentre limitada y por lo que se requiera ayuda especializada.

Por Orfa Astorga de Lira

Consúltanos en: consultorio@alteia.org

Let's block ads! (Why?)

04:08 ,

No es novedad que, ante las circunstancias en las que nos encontramos, los músicos en su mayoría no han dejado de ofrecer su talento a los oyentes, y lo han hecho con diversas iniciativas que cada uno desarrolla desde su hogar. El célebre tenor italiano Andrea Bocelli, sin embargo, ha logrado hacer un poco más: todavía tenemos vivo recuerdo de su conmovedor concierto “Music for hope” desde el Duomo de Milán el último Domingo de Pascua, que hizo vibrar las fibras más íntimas de todos los que, a la distancia, pudimos “presenciarlo”.

Más allá de dicho hito, Bocelli también se muestra activo con sus interpretaciones “desde casa” y en este caso presentamos una que comparte con su pequeña hija Virginia, de ocho años.

Hace ya algunas semanas, Bocelli aparecía en un video junto a Virginia declarando: “Queridos amigos, la situación paradójica nos obliga a reinventarnos y ser creativos. Así como he hecho siempre, y ahora más que nunca, trato de involucrar a toda la familia, incluso a la pequeña Virginia, quien hace poco comenzó sus lecciones de piano. Ella logró un gran progreso y ahora va a interpretar algo con su papá: Ich liebe dich de Ludwig Van Beethoven. Es una manera de expresar nuestro amor por todos ustedes y compartir un momento de optimismo y esperanza.”

A estas declaraciones, en efecto, seguía una interpretación a dúo que no llegaba hasta el final de la pieza, pues Virginia todavía no había aprendido a interpretarla al fine. Ambos prometían mostrar su versión completa de la obra una vez que estuviera lista.

En estos días, finalmente, padre e hija cumplieron con su promesa: “Lo prometido es deuda –manifestó el tenor– una deuda especial en este caso, que nos da alegría compartir. La pequeña Virginia estuvo trabajando duro las últimas semanas para honrar su obligación. Y ahora presentamos nuestro primer dueto, una joya creada hace mucho tiempo (…). Ich Liebe Dich es un mantra afectivo que dice “Te amo como tú me amas, en la mañana y en la noche…” Habla de compartir regalos, de consolarnos en la melancolía y, finalmente, de Dios, a quien invoca por protección y bendición.” El cantante agradeció a Beethoven por esta hermosa pieza en la que puso música a la obra de un poeta amateur (Karl F. Herrosee) y a su hija, por todas las horas de ensayo dedicadas a lo que Bocelli llamó “nuestra canción”. También agradeció a la audiencia por su amistad.


“Les ofrecemos esta pieza, esta pequeña promesa que hemos mantenido, para desearles un mayo pleno de afecto, en la esperanza de que sea un mes de renacida y refundada serenidad para todos.”

Let's block ads! (Why?)

04:08 ,

Es una verdadera joya natural. Podría haber sido un lugar sembrado en el Paraíso bíblico. Pero está al alcance. Es un sitio de ensueño ubicado en lo profundo de la Gran Sabana, al oriente de Venezuela.

Un lugar que deja boquiabierto

La Quebrada de Jaspe es uno de los más impactantes monumentos naturales del país. Su nombre se debe a que el fondo es de una piedra semi–preciosa llamada jaspe de un color rojo muy fuerte. Se puede caminar por una pequeña vereda bajo la sombra de un bosque de galería. A mediodía, el sol incide directamente sobre la piedra de jaspe, encendiéndola de una manera espectacular y todo el fondo del río que es de ese material se vuelve rojo brillante.

El visitante puede deslizarse por piedra pulida. Es un verdadero disfrute lanzarse por esa especie de tobogán, según relata portal viajero feliz “sobre la resbaladiza laja pulida por el paso del agua en lo que se ha denominado “El Tobogan de Jaspe” o recibir masajes en los pequeños saltos cuando te bañes en las diferentes caídas en que se divide la quebrada. Además, el silencio de la selva que se rompe de vez en cuando por el canto de los pájaros o el rugido de algún animal en la lejanía, dan a este  lugar una atmósfera de misterio y paz”.

QUEBRADA DE JASPE
Matt Trommer | Shutterstock

La leyenda de la cascada de las Joyas

Según una leyenda contada por la etnia pemón, se dice que dos enamorados fueron castigados por su dios convirtiéndolos en piedras (La Abuela y El Abuelo). Estas piedras se encontraban en este parque y en el año 1998,  el escultor alemán Von Schwarzenfeld seleccionó la piedra de jaspe conocida como Kueka (La Abuela), con un peso de 30 toneladas, como parte de una muestra escultórica en homenaje a la paz, llamada Global Stone, actualmente ubicada en el Parque Municipal Tiergarten, de Berlín, Alemania.

El conflicto por la piedra Kueka lleva años. La comunidad indígena pemón –según reportaje de RT en 2016- reclama a Alemania su devolución. El artista que la sustrajo alega que el monumento “está mejor” en un parque de Berlín.

El antropólogo Esteban Emilio Mosonyi, por años estudioso de lenguas indígenas de Venezuela, explica que “para los pemones, las piedras son como seres protectores, espíritus tutelares, intermediarios, divinidades y, en el caso de Kueka, es como una madre”. “Cuando le falta esa madre, ocurren desgracias, calamidades, el pueblo se desubica, ahí puede haber hasta tragedias”, asegura.

De hecho, para esa cultura, la piedra en cuestión era el ancestro pemón.

Los indígenas pemón, ubicados en el estado Bolívar, al sureste de Venezuela, consideran que la causa de los desastres naturales y el desequilibrio de la naturaleza se deben a la sustracción de este momumento natural de 30 toneladas.

 «El arroyo de las piedras del fuego»

En realidad, eso significa su nombre en dialecto aborigen, Kako Paru. Se encuentra cerca de Santa Elena de Uairén, en el kilómetro 273. Allí se topa el excursionista con la imponente quebrada de Jaspe. Es uno de los lugares más visitados en la Gran Sabana.

Esa gran laja es quizá el lugar más famoso y popular de La Gran Sabana, constituido por un manantial que cae a través de una piedra de jaspe muy lisa, de unos 300 metros de longitud con un nivel de agua que no sobrepasa los 5 centímetros.  El fondo es de una piedra semi-preciosa llamada Jaspe, que es en realidad un compuesto de cuarzo y sílice, con fuerte presencia de hierro lo que le define un color rojo muy fuerte.

Es un paraje fascinante rodeado de árboles; los temporadistas disfrutan deslizándose sobre esta resbaladiza laja muy bien pulida por el paso del agua, sobre una especie de suave colcha petrina  que combina a la perfección el rojo y el negro.

El jaspe rojo debe su color rojo-pardusco a su contenido en hematites. El nombre de jaspe proviene del griego “iaspis”, que significa “piedra manchada”. Se encuentra en filones hidrotermales, en rocas volcánicas y en rocas sedimentarias.

El jaspe se encuentra típicamente en las grietas de las rocas volcánicas, y por lo general sólo se produce en depósitos relativamente pequeños, pero en las montañas de Guayana, las intrusiones de magma en el lecho de roca sedimentaria han dado lugar a la formación de inmensas losas de la piedra que a veces son de cientos de metros de largo. Allí hay una impresionante sucesión de lajas de intenso color jaspe  que forman parte de la superficie geológica más antigua de Venezuela y del planeta.

¿Probable “Armagedón”?

No se debe remover ni romper el jaspe, está terminante prohibido llevarse éste o cualquier otro material natural de la zona. Llena de mitos y hechizos, esta zona parece alertar a quienes se atrevan a desafiar la integridad y armonía de uno de los lugares más emblemáticos de la selva venezolana.

Las gentes del lugar aseguran que allí comenzará el Apocalipsis. No se sabe de dónde sacaron tal convicción pero lo cierto es que, por los momentos, el sitio es tan idílico, bucólico y paradisíaco que deja pasmados a todos los que llegan por aquellos lados.

Let's block ads! (Why?)

03:08 ,

Tenía delante de mí a un hombre corpulento, lleno de tatuajes y perforaciones, con una actitud un tanto agresiva y altanera que deseaba creer en el poder del amor y del perdón, pero había algo que se lo impedía.

“¿Juan, por qué estás enojado con Dios?”

En ese momento y con esa pregunta, Juan se transformó en un niño pequeño. Vulnerable e indefenso comenzó a llorar. Un llanto que estremece el alma. Como pudo y entre sollozos comenzó a contarme su historia.

“¡Cómo voy a creer en Dios con todo el daño que me hizo mi papá. ¿Dónde estaba Dios cuando mi papá me obligaba a pelear con otros niños con el único fin de divertir a unos adultos intoxicados en alcohol? ¿Dónde estaba Dios cuando mi padre me molía a palos hasta sangrarme y por más que yo les suplicara a gritos que parara, él me golpeaba con más fuerza ? ¿Dónde estaba Dios cuando mi padre lastimaba a mi madre y yo no podía hacer nada? ¿Dónde estaba Dios cuando mi madre nos abandonó? ¿Dónde estaba Dios cuando yo le rezaba pidiéndole un milagro y lo único que recibí fueron más maltratos?”

Mientras escuchaba sus palabras me fue imposible no llorar con él. ¡Sentí su dolor tan mío!

Respiré y con una voz suave permití a mi corazón que hablara con el suyo.

“¿Sabes dónde estaba Dios? Llorando junto a ti. Justo ahí estaba, a tu lado, gimiendo por las injusticias que tus padres, a quien Él con tanto amor eligió para ti -el niño de sus ojos- estaban cometiendo en contra de ti. Él sufría contigo, sentía tu dolor, porque esos adultos -que se supone debían de amarte y protegerte incondicionalmente- te estaban haciendo daño, mucho daño.  Juan, lo primero que hizo Dios fue amarte. Mientras te creaba, te amaba. Él sigue creyendo en ti y te seguirá esperando hasta que tú estés listo para Él.”

Juan no esperaba esta respuesta. Su rostro se fue transformando y claramente vi en él una expresión de descanso, de querer saber más.

Después de un rato me dijo: “Sí creo en Dios y sí creo en su poder para sanarme. No quiero repetir la historia con mis hijos. ¿Qué puedo hacer?”

Pienso que no me equivoco al decir que todos llevamos a un Juan dentro. En mayor o menor escala, hemos sufrido las consecuencia de las heridas de nuestros padres. Pero ahí no para la cosa.

Lo más triste y peligroso es que si no nos damos cuenta a tiempo nuestros hijos serán consecuencia de nuestras heridas. Y así, generación tras generación hasta que haya una persona lo suficientemente consciente y valiente que diga, como Juan, “¡hasta aquí!”.

Y no hablo de pecados ancestrales ni mucho menos, sino de patrones de conducta, de hábitos y comportamientos tóxicos que dañan lo más profundo de nuestro interior y nos limitan para llegar a ser todo eso a lo que fuimos llamados.

A ti que como yo fuiste consecuencia de unos padres amorosamente heridos, te pido que hagas tuyas estas palabras: Mis padres solo me dieron lo que tenían para dar.

Cuando yo logré interiorizar el significado de esa frase sentí como a mi corazón se le caía una capa de protección llamada miedo. Por fin era libre para amar y aceptar a mi papá con su lado luminoso, pero también con todas sus sombras y lados obscuros, porque comprendí que su desamor no iba en contra de mí, sino en contra de él mismo.

Cambié “culpabilidad” por compasión y comencé a mirarlo con otros ojos. Comprendí que él también fue un niño herido y maltratado y que por más que quisiera no podía darme lo que nunca conoció: un amor sano.

Dejé de ser víctima en el momento en que reconocí y comencé a hacerme responsable de sanar mis heridas. Sí, él y otros adultos me hirieron, pero a estas alturas la única responsable de sanar soy yo. Si no sano mis heridas seguiré sangrando -lastimando- a quien nunca me hirió; los más vulnerables, mi esposo e hijos.

Echar culpas no sirve de nada. Cambiar el pasado de mis padres no puedo. Lo que sí puedo hacer es ayudarles, si lo aceptan -con amor, comprensión, tolerancia y paciencia- a que reconozcan sus heridas y busquen la manera de sanarlas. Y si no aceptan recordar esos turbios momentos de sus vida pienso: “Donde falta amor, si siembro amor, cosecharé amor.”

Y yo, como hijo herido debo trabajar en mí. Sanar, de la mano de Dios, y de ser necesario, (que casi siempre lo es) de un terapeuta de recta consciencia.

Aceptar nuestras carencias y limitaciones es básico para crecer en el perdón y, por ende, en la gratitud y el amor. Su pasado no tiene porqué determinar ni su presente ni mi presente.

Puede ser que haya sido un pasado lleno de heridas, de manchas, pero el futuro aún está impecable. Así que decídete a sanar de la mano del amor. Nunca es tarde para ser feliz.

Let's block ads! (Why?)

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets