Colorado, Estado número 22 en abolir la pena de muerte en Estados Unidos

El gobernador de Colorado (Estados Unidos), Jared Polis, firmó el pasado 23 de marzo el proyecto de ley que deroga la pena de muerte en esa entidad. Con este proyecto de ley, Colorado se suma a otros 21 estados de la Unión Americana en abolir la pena capital.

Es una buena noticia, sobre todo para la Iglesia católica de Estados Unidos que, en repetidas ocasiones, uniéndose a la doctrina de la Iglesia y al Papa Francisco, ha insistido en la abolición total de la pena capital, no obstante aún en 28 estados se permite.

En el mismo acto, el gobernador Polis conmutó la pena de muerte por cadena perpetua sin posibilidad de obtener libertad condicional a tres reos que en las cárceles de Colorado esperaban la inyección letal en el llamado “corredor de la muerte”.

Un paso crítico

La Conferencia de Obispos Católicos del Estado de Colorado (que reúne a los obispos de Denver, Colorado Springs y Pueblo) agradeció al gobernador Polis “por firmar esta legislación histórica” y felicitó “a los muchos senadores y representantes estatales que trabajaron arduamente para hacer este cambio importante a nuestra ley estatal”.

En su comunicado, los obispos de Colorado recuerdan que “durante muchos años” la Conferencia ha apoyado los esfuerzos para derogar la pena de muerte y dijo estar “agradecida por la determinación y el compromiso que tomó la legislatura estatal para aprobar este proyecto de ley”.

“Al prohibir la pena de muerte, Colorado ha dado un paso crítico hacia el respeto de la dignidad de la vida humana”, dijo Krisanne Vaillancourt Murphy, directora ejecutiva de la Red Católica de Movilización, la organización católica estadounidense que trabaja para poner fin a la pena de muerte y promover la justicia restaurativa.

Afirmar la vida

“Colorado se une a las filas crecientes de estados que la han derogado, afirmando el deseo de nuestra nación de respuestas más reparadoras al crimen y al daño y agregando al continuo impulso hacia la abolición de la pena de muerte en Estados Unidos”, expresó Murphy.

Por su parte, la reconocida luchadora contra la pena de muerte, la hermana Helen Prejean, expresó su alegría en un tuit diciendo: “¡Aleluya! Estoy celebrando a los activistas ciudadanos de Colorado que, con la colaboración estelar de las comunidades legales, policiales, educativas y religiosas, cambiaron constantemente los corazones y las mentes para llegar a este día que afirma la vida”.

Colorado es el tercer Estado en la Unión Americana en eliminar la práctica desde la revisión de agosto de 2018 al Catecismo de la Iglesia Católica que declaró la pena de muerte como “inadmisible” en todos los casos.

La misma dignidad de todos

El obispo auxiliar de Denver, Jorge Rodríguez, subrayó que la Iglesia católica –sin hacer distinción de que sea un no nacido, un enfermo o un pecador—“tiene una dignidad que le ha sido dada por Dios que no puede ser borrada o tomada por otro de ninguna manera. (Esa dignidad) puede estropearse, pero no desaparece a los ojos de Dios”.

En total, dos tercios de todos los estados de Estados Unidos han abolido formalmente la pena capital o no han llevado a cabo una ejecución en más de una década.

La oposición del pueblo estadounidense a la pena capital continúa aumentando. Una encuesta de Gallup en noviembre pasado mostró que 60 por ciento de los encuestados describió que la cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional es un mejor castigo por asesinato que la pena de muerte, en comparación con 45 por ciento que lo había dicho así en 2014.

Let's block ads! (Why?)

01:27
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets