¿Por qué es una burla el salario mínimo en Venezuela?

Las primeras semanas del mes de enero de este año 2020, llegan como una montaña rusa donde el vértigo de las protestas que se anuncian, evidencian la dura realidad que se vive en Venezuela. El gobierno de Nicolás Maduro anuncia un aumento del salario mínimo para intentar contrarrestar las exigencias de la población, sin embargo, la realidad se impone y los montos se desvanecen ante la magnitud de la crisis social, política y económica.

“Este aumento únicamente sirve para degradar nuestro poder adquisitivo y hacernos más pobres”, indicó para Aleteia, la profesora Marielba González, que la tarde de este lunes 13 de enero buscaba algunos alimentos a precios bajos. “¿Para qué me podrán servir los casi tres dólares de aumento que decretó Maduro? Sencillamente para nada”, se lamentaba.

“Hoy me traje 10 dólares en efectivo que desde Colombia me envió mi hijo Pedro Manuel y no me han alcanzado para nada”. La docente refirió los precios de los productos que pudo comprar: “queso blanco, 230 mil bolívares; un kilo de harina pan, 90 mil; medio cartón de huevos, 130 mil; un litro de aceite, 120, pero todavía me falta arroz y algo de carne”.

La maestra de primaria comentó que el fin de año, de forma burlesca, el Estado depositó a los educadores un fideicomiso de tan solo 3.886 bolívares. “No sé qué vamos hacer. Ni siquiera podemos irnos del país porque el precio de un pasaporte es inalcanzable”, dijo.

Las enfermeras también se lamentan

Las quejas de la usuaria del Mercado de Guarenas no eran las únicas; el gremio de las enfermeras también dejó sentir su voz de reclamo este lunes 13 de enero, en Caracas, durante una rueda de prensa donde anunciaron que seguirán protestando, como único mecanismo de presión contra el que consideran “el régimen hambreador” de Venezuela.

“Las enfermeras ganan como mucho 800 mil bolívares pero en transporte gastan mensualmente más de un millón de bolívares”, indicó Ana Rosario Contreras, presidenta del colegio de enfermería de Caracas. Comentó el tema del pasaje en las rutas interurbanas concretamente en la ruta de Guarenas a Caracas donde el pasaje es de 15 mil bolívares.

“Multipliquen eso por los 30 días en promedio que tiene un mes y por las dos veces diarias que una persona usa el transporte”, advirtió. “Este aumento es una burla y por eso los 35 colegios de enfermeras que hacemos vida en Venezuela no estamos obligadas a seguir prestando nuestro servicio”, indicó en relación a los anuncios hechos por el oficialismo.

Exactamente qué salario decretaron

En Venezuela, la sola mención de un aumento salario como anunciaron desde el gobierno la noche del viernes 10 de enero, eleva los precios de la comida, transporte y otros servicios. Este primer aumento del año consiste *en 150.000 bolívares e incluye el incremento del salario y cesta ticket*. La promesa es hacerlo efectivo el 30 de enero. El salario mínimo quedó en 250 mil bolívares y la cesta de alimentación en 200 mil.

En total, el salario mínimo mensual se ubicó en 450 mil bolívares. Aunque el gobierno intente publicitar como bueno este incremento salarial, la realidad es que únicamente alcanzan para comprar un kilo de café (290.000 bolívares) y poco más de medio kilo de queso blanco (160.000), como se pudo verificar en el mercado visitado por *Aleteia*. *Además, esto se traduce en un salario de apenas 3 dólares mensuales,* si toma en cuenta el cambio paralelo dominante este lunes 13 de enero que se cotizó en 83 mil bolívares.

Jhonny Estévez, con 68 años y jubilado de un ministerio,*también visitó el Mercado de Guarenas. El anciano se apretaba las manos para evitar los temblores. “No he podido comprar mis medicamentos y apenas he comido desde que entró el año nuevo”. “Cada día se me hará imposible comprar un paquete de harina, un tarro de mantequilla o mis medicamentos”. Del salario mínimo decretado, Estévez solo recibirá 250 mil bolívares.

Las protestas que se avecinan

Tal vez los sectores educativos y sanitarios con apoyo de los jubilados y pensionados de la administración pública, han sido los más aguerridos contra las políticas del gobierno venezolano. Por ello, el frente de defensa de jubilados, pensionados, sobrevivientes y adultos mayores de cada entidad, organizan para los días 15 y 16 de enero, un conjunto de actividades para exigir al “gobierno usurpador” respeto a sus derechos vulnerados.

Para el miércoles 15 de enero, participarán en una misa en la Catedral Metropolitana de Caracas, a las 9 de la mañana; y seguidamente saldrán a la Plaza Bolívar para dejar sentir su voz de protesta. Luego, el jueves 16 de enero, educadores, trabajadores de la salud y pensionados se concentrarán frente al ministerio de educación en Caracas, y en todas las zonas educativas de Venezuela, en procura de reclamar sus derechos y ser atendidos.

Let's block ads! (Why?)

03:19
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets