Los 7 pecados capitales: Gula, el pastel favorito del diablo

Todos los novatos del vicio caen en la trampa: desprecias la gula como un arma de baja calidad, y sueñas con una tentación más sutil. Sin embargo, queridos amigos, la gula es algo importante.

¿Has oído a menudo a un sacerdote ir al púlpito para advertir contra esta mala conducta? Nuestra desinformación ha enfocado el pecado en la gula del glotón haciendo que la del gourmet parezca refinada.

El mensaje es tan simple como brillante: “El pecado está en la cantidad”. En una palabra, la comilona ha escondido todos los errores sutiles ocultos por la gula.

La táctica es utilizar las papilas gustativas del hombre para provocar en él egoísmo, impaciencia, recriminaciones, falta de caridad.

El Gran Maestro Azúcar

Czego nie powinna mówić teściowa

Echa un vistazo a la conferencia de nuestro hermano y gran maestro Azúcar en el Canal 666. Ya verás cómo manipula a una anciana.

Oh, no necesita mucho. Sólo ese té de marca, servido a cierta hora, a cierta temperatura, con media tostada calentada a la perfección y cubierta de mermelada.

El azúcar es muy fuerte. Lo que él quiere no pesa mucho en un estómago, sino que ella lo quiere hasta el punto de esclavizar a su séquito.

Nunca comete excesos de boca, sólo busca la perfección de la degustación con una obstinación que aterroriza a sus seres queridos. Su estómago domina toda su vida y la de su familia. Es una tortura con un poco de té.

El azúcar tiene ambición. Logró, entre los cristianos, hacer ridículo o superfluo el ayuno del viernes. Se olvidaron de las recomendaciones de Ignacio de Loyola:

Es sobre todo para las comidas preparadas que hay que tener en cuenta la abstinencia […]. Esto se hace de dos maneras: o bien acostumbrándose a comer comida corriente o bien comiendo poco de comida elaborada“.

De la Cuaresma a los desperdicios de comida

Mira esta profusión de platos preparados que estos hombres y mujeres estresados no disfrutan, y absorben apresuradamente, con una especie de triste avaricia durante la pausa del almuerzo.

Y esta mujer muy piadosa que, por su parte, insiste en ayunar, pero pide al restaurante, bajo el pretexto de no comer grasa, una suela al estilo Colbert y una mayonesa de langosta como aperitivo.

Y este padre de familia a quien Azúcar inspiró sutilmente una lucha contra los despilfarros “por respeto a los niños que se mueren de hambre en el mundo”. El pobre exaspera a la mujer y a los niños con sus restos indigestos, su pan viejo, su predicación y sus recriminaciones. ¡La unidad familiar se rompe gracias a una generosa intención!

Disfrute del espectáculo de este joven que se siente orgulloso mientras sirve a sus invitados hermosos helados. Azúcar lo llevó a la glotonería a través de la vanidad. El arte culinario se ha convertido para él en un instrumento de conquista y dominación.

¡Van a caer en el pastel!

Por supuesto no dejes caer la gula. Intenta conseguir una práctica laboral con Azúcar. Descubrirás el placer de reducir a un hombre al objeto de su gula: un cigarrillo, un whisky, un buen plato…

El día en que haya una de estas cosas a la cual esté enganchado, lo tendrás colgado por la boca como un pez en un gancho.

Su caridad, su sentido de la justicia, su obediencia estarán a tu merced. (¡Si supieran – pero entre nosotros, ¿eh? – que sólo se necesita un pequeño esfuerzo diario de moderación para derrotar a Azúcar!).

Y luego, cuando alcances el nivel G+, serás introducido al gran arte de la gula espiritual. El tema es demasiado complejo para discutirlo ahora… ¡pero te prometo que no has terminado de divertirte!

Te puede interesar: Los 7 pecados capitales: Satanás revela sus métodos de tentación

Por el padre Pascal Ide y Luc Adrian (Inspirado por Cartas del diablo a su sobrino de C. S. Lewis).

Let's block ads! (Why?)

03:12
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets