Atención a los alimentos que afectan a la tiroides

El hipotiroidismo, se produce cuando se reduce la actividad normal de la glándula tiroides (que está situada en la parte anterior del cuello, cuya función es segregar hormonas que controlan el metabolismo y producir las hormonas conocidas como T4 y T3 tiroxina y triyodotironina respectivamente).

Las hormonas tiroideas, como la tiroxina, son los únicos componentes del organismo que contienen yodo. Pero nuestro cuerpo no es capaz de sintetizar este mineral por lo que es necesario obtenerlo a través de los alimentos.

Si nuestra alimentación no es variada, equilibrada y no incluye alimentos ricos en yodo se puede producir una deficiencia de este mineral, una de las causas más habituales de hipotiroidismo.

Algunos de los alimentos ricos en yodo son: la sal, que sea yodada, se recomienda sustituir la sal común por la sal yodada, pero sin excederse en la cantidad (una cucharadita de café al día es suficiente).

Los alimentos del mar, como el pescado y los mariscos. También los vegetales de color verde y naranja, como las espinacas y los berros, ya que concentran el yodo presente en la tierra en que han sido cultivados. Por otro lado, las zanahorias o la calabaza proporcionan vitamina A.

Te puede interesar: ¿Mi exceso de peso se debe necesariamente a que como demasiado?

Una vez diagnosticada la enfermedad la clave será el tratamiento farmacológico indicado por el médico, pero sin descuidar la alimentación como mencione anteriormente, ya que hay algunos los cuales debemos incorporar en nuestra alimentación y otros para limitar porque al tomar medicación con hormona tiroidea pueden interferir o dificultar su absorción.

Alimentos que interfieren en la correcta absorción del yodo

Ciertos alimentos de origen vegetal contienen unos compuestos (bociógenos), estas sustancias son un tipo de antinutrientes (glucosinolato, tiocianato e isotiocianato) que los que hacen es dificultar el aprovechamiento del yodo por el organismo, impidiendo que se pueda utilizar para fabricar hormonas tiroideas.

Los alimentos con antinutrientes bociógenos son:

  • Crucíferas: col, berza, coles de Bruselas, coliflor, repollo, brócoli.
  • Nabo, semillas de mostaza.
  • Yuca.
  • Caldo o sopa o agua resultante de hervir alimentos bociógenos.
  • En menor cantidad: espinacas, zanahoria, rábano.
  • Nueces, piñones, cacahuetes.
  • Soja y productos elaborados con soja.

La soja y derivados, por ejemplo, aumentan la excreción fecal de la hormona tiroxina.

En cuanto a los vegetales, para evitar su efecto bociógeno es fundamental consumirlos cocinados o fermentados, de esta manera las sustancias perjudiciales desaparecen, porque el calor destruye por completo este efecto nocivo.

Algo importante a destacar es que, aunque se sufra de hipotiroidismo estos alimentos son saludables, y no se deben evitar siempre y cuando se consuman cocidos.

En el caso de los frutos secos se aconseja tomarlos tostados, y son más sanos al natural (sin sal ni azúcar).

Suplementos y medicamentos que se debe evitar tomar juntos al medicamento de tiroides:

  • Suplementos de hierro o complejos multivitamínicos que contengan hierro
  • Suplementos de calcio
  • Antiácidos que contengan aluminio o magnesio
  • Algunos medicamentos para tratar úlceras, como el sucralfato
  • Algunos medicamentos para bajar el colesterol, como los que contienen colestiramina y colestipol.

Lo aconsejable es utilizar estos productos varias horas antes o después de tomar el medicamento para el tratamiento de la tiroides, de esta manera se evita posibles interacciones.

¿Qué sucede con el aceite de coco y algas, son beneficiosas para el hipotiroidismo?

Las algas no son la solución como muchas veces pensamos para mejorar el déficit de yodo, a pesar de que es cierto que las algas presentan un elevado contenido en yodo no son tan recomendables. Ya que su contenido en yodo es sumamente alto y por el contrario pueden llegar a alterar la tiroides.

Por supuesto que pueden consumirse un día, pero no con frecuencia y en cantidades moderadas.

Con respecto al aceite de coco, se trata principalmente de un alimento de moda, al que se le adjudican distintos beneficios para la salud entre ellos mejorar el funcionamiento de la tiroides, pero hasta el momento no hay bases científicas que lo fundamenten.

El aceite de coco es un alimento con más de un 90 % de grasas saturadas, por lo que se recomienda limitar su consumo. Sigue siendo más saludable el de oliva que el aceite de coco, el cual además no es un alimento fuente de yodo y por lo tanto no es necesario su consumo especifico para mejorar el déficit de yodo.

Let's block ads! (Why?)

02:06
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets