La emocionante graduación universitaria del nieto de un beato

Wenceslao Pedernera falleció asesinado mucho antes del nacimiento de su nieto. Hoy tendría 83 años, y estaría orgulloso de su nieto Daniel, hijo de Susana, quien acaba de recibir su título universitario de Arquitecto.

También Daniel está orgulloso de su abuelo, pese a que no lo conoció, por un martirio que la Iglesia reconoció este año convirtiéndolo en el primer padre de familia argentino en ser beatificado o canonizado.

Daniel recibió el título en la Universidad Nacional de la Rioja, su provincia, la que fue testigo del martirio de Wenceslao, el 25 de julio de 1976.

“No dudo que hoy hay regocijo en la familia Pedernera, y también lo hay en los cielos, porque que un nieto de un mártir y beato esté y sea graduado de nuestra universidad es digno de destacar y reconocer”, expresó Fabián Calderón, rector de la Universidad.

El mismo orgullo mostraron los asistentes al ovacionar a Daniel mientras recibía su título:

Más allá de la graduación de Pedernera y los otros 84 graduados, otras dos instancias fueron motivo de celebración de la universidad, y así lo hicieron saber durante el acto. Por un lado, el 70 aniversario de la gratuidad de la Universidad Pública en la Argentina. Y por otro, en parte gracias a esta política, el que el 80% de los graduados de esta colación sean primera generación de universitarios en sus propias familias.

Wenceslao Pedernera, abuelo de Daniel, no había sido un católico convencido durante toda su vida. Nacido y criado en San Luis, se trasladó a Mendoza a los 16 años donde trabajó en un viñedo, y conoció a la mujer de su vida, Martha, más conocida como Coca.

Con ella fue creciendo en la Fe y comprometiéndose con la pastoral de la Iglesia, sobre todo a partir de una misión popular de los Oblatos de María Inmaculada en 1968, con motivo de la preparación de la Fiesta de la Virgen de la Carrodilla. Al principio, era Coca la más entusiasmada, aunque al tercer día él comenzó a involucrarse al punto que el matrimonio terminó liderando un grupo de familias que se reunían semanalmente a compartir el Evangelio.

Integrante del Movimiento Rural de Acción Católica, fue promoviendo acciones e iniciativas que favorezcan a las familias más necesitadas del mundo rural. Comprometida con ese propósito, la familia se mudó a La Rioja, donde en parcelas que la Iglesia ayudaba a adquirir Wenceslao enseñaba a los pequeños productores a plantar melones, sandías, desarrollar sistemas de riego, y también, por supuesto, a ir creciendo en la Fe. Pero por aquellos convulsionados años, el compromiso solidario con los trabajadores era sospechado de subversivo.

Coca y sus tres hijas, María Rosa, Susana y Estela, estaban presentes la madrugada que llamaron a la puerta del hogar, y sin más, acribillaron a Wenceslao. Alcanzó a ser trasladado al Hospital, tiempo en el que explícitamente pidió perdonar a los asesinos, que supo Coca luego, buscaban a dos sacerdotes amigos.

Fue beatificado el 27 de abril de este año junto con monseñor Enrique Angelelli, Obispo de La Rioja, y los sacerdotes Carlos de Murias Dios y Gabriel Longueville. Hace algunas semanas, el obispo de La Rioja Dante Braida lo nombró “Patrono de las familias campesinas riojanas”. Otro orgullo para la familia Pedernera.

Te puede interesar: Argentina: Tres mártires riojanos

Te puede interesar: Histórico: Presenciaron la entronización de las reliquias de su padre y esposo

Let's block ads! (Why?)

06:34
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets