La enfermedad no tiene la última palabra

Cuando le diagnosticaron esclerosis múltiple, frente a Tony se abrió un abismo. Entró en depresión, intentó suicidarsedos veces. Hoy dice: “El milagro son las personas a mi alrededor”, aquellas que le ofrecieron una palabra de ánimo, aquellas que le contaron cómo “sobrevivieron” a una situación dramática.

Un ex veterano de Vietnam le dijo: “Tú sigues siendo una persona, sigues siendo un ser humano”. En ese momento, Tony redescubrió su valor, que su dignidad no depende del hecho de caminar: “Me dije a mí mismo: sigo siendo esposo, padre, todavía tengo amigos”. Si vida resurgió, hizo “la paz” con las personas y con Dios, descubrió que está en el lugar que Dios lo quiere y que en su condición puede ayudar a muchas personas a encontrar la esperanza, restituyendo, así, el bien recibido.

Búscanos en FB, Instagram y Youtube.

Suscríbete a nuestra mailing list en la página http://www.aleteia.org/lookup para que te avisemos de la publicación de los nuevos capítulos.

Y si tú también tienes o conoces una historia “Look Up”, escríbenos a lookup@aleteia.org

¡La contaremos!

Por Marinella Bandini y Anna Raisa Favale

Let's block ads! (Why?)

02:37
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets