Correrá 1600 km y subirá el monte más alto de América para honrar los 44 del ARA San Juan

El 15 de noviembre se cumplirán dos años de la desaparición del submarino ARA San Juan, en el que perdieron la vida 44 miembros de la Armada argentina. Guillermo Tibadi no sufrió la tragedia como un argentino más. Había hecho toda su carrera de submarinista, desde los cargos más bajos hasta comandante, en el submarino. Fue parte de su primera tripulación cuando la nave llegó al país en 1985, y en él se desempeñó como Jefe de Propulsión, Jefe de Máquinas, Jefe de Inmersión, Jefe de Operaciones, y finalmente, Comandante durante los años 2002 y 2003.

El submarino había sido un pilar de su vida, pero durante los meses de angustia cuando no se podía dar con el paradero del submarino no había abierto la boca en público. Sin embargo, dos años después, puso en marcha un homenaje que llevará el nombre de sus colegas a la cima de América, al Monte Aconcagua.

Será la tercera escalada de Tibaldi, de 64 años, al Aconcagua, cuyo pico más alto alcanza los 6,962 metros de altura. Pero adicionalmente, previo a la subida, se encuentra uniendo Mar del Plata, puerto en el que tenía base el ARA San Juan y Mendoza. Son 1600 kilómetros que se propuso unir corriendo o caminando a un ritmo aproximado de 25 kilómetros por día, difundiendo en escuelas, universidades y lugares en los que se lo convoque la memoria de los fallecidos y la actividad del submarino en el cuidado y la conservación de los océanos y los intereses marítimos nacionales.

Además, buscará con la difusión del homenaje recaudar fondos para la construcción de un memorial de los marinos que será emplazado en la Escollera Norte de la ciudad balnearia. Se trata de un memorial con forma de submarino en granito que tendrá una placa con los nombres de los 44 tripulantes.

La travesía deportiva no es nueva para Tibaldi, cuyo currículo deportivo señala, primero que todo, 12 años de pertenencia al Movimiento Scout Argentino. Ha corrido maratones, ultramaratones, triatlones, competencias ironman, entre otras.

La partida tuvo lugar el 26 de octubre, dos años después de la última zarpada del ARA San Juan desde la Base de Mar del Plata, y tras cuatro meses de entrenamiento y preparación, similar a lo que hubiese dedicado a una ultramaratón. Familiares de algunos de los tripulantes fallecidos cuyos nombres Tibaldi llevará hasta la cima de América, amigos, compañeros de fuerza, y autoridades de la base participaron del acto, durante el cual un sacerdote bendijo la bandera con los nombres que izará en la cima del Aconcagua. La proyección es arribar a Mendoza a fin de año, para proyectar un primer intento de cumbre el 19 de enero, aproximadamente.

El submarino ARA San Juan fue encontrado el 16 de noviembre de 2018, a unos 900 metros de profundidad, un año después de su desaparición. Se presume que habría sufrido una implosión. La travesía de Tibaldi, que lleva el lema “desde su muelle a lo más alto de la patria”, busca honrar y perpetuar la memoria de sus 44 tripulantes, considerados unánimemente -cosa extraña en un país agrietado- auténticos héroes.

Para seguir el día a día de la expedición de Tibaldi puede visitarse la página http://www.expedicionhomenaje44.com.

Let's block ads! (Why?)

03:44
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets