Vivir, no solo sobrevivir: esperanza después de la masacre

Dawn es maestra en la escuela primaria Sandy Hook en Newtown (EE. UU.). En la mañana del 14 de diciembre de 2012, estaba en la escuela cuando un asesino entró en acción, matando a 26 personas: 6 adultos y 20 niños. “¿Cómo permite Dios que esto suceda?” Dawn recuerda los acontecimientos: estaba en una sala de reuniones con otras 8 personas. Al sonido de los primeros disparos, se refugiaron en las esquinas de la habitación.

El único teléfono para hacer sonar la alarma estaba en la pared cerca de ella. Llegó al teléfono e intentó obtener una línea externa, pero los disparos comenzaron de nuevo, y volvió al rincón, dejando el auricular colgando. Según la policía, ese teléfono activó el sistema de megafonía de la escuela, permitiendo a todos escuchar lo que estaba sucediendo y ponerse a salvo. Pero ese teléfono no estaba conectado al sistema de megafonía. “No fui yo. Un milagro sucedió ese día. La respuesta a la pregunta, “¿Dónde estaba Dios?” Es “Dios estaba allí”. Dawn llora cuando relata esas horas dramáticas.

Necesitó toda la ayuda de su familia y amigos, pero también el apoyo de innumerables desconocidos, los miles de mensajes de todo el mundo, fue un bálsamo para su herida. “Vi esperanzaen la amabilidad de los demás. Hay más bien que mal en el mundo, y creo que necesitamos alimentarlo y cultivarlo haciendo el bien unos a otros”.

Búscanos en FB, Instagram y Youtube.

Suscríbete a nuestra mailing list en la página http://www.aleteia.org/lookup para que te avisemos de la publicación de los nuevos capítulos.

Y si tú también tienes o conoces una historia “Look Up”, escríbenos a lookup@aleteia.org

¡La contaremos!

Let's block ads! (Why?)

02:28
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets