Se busca a quien este verano intentó incendiar dos templos y la catedral de El Paso (Texas)

Para el Buró Federal de Investigaciones (FBI) de los Estados Unidos, el motivo de que tres templos católicos, apenas distantes uno de los otros, hayan sufrido ataques incendiarios en menos de cinco semanas de este verano, sigue siendo un misterio.

Pero para muchos católicos de El Paso, población fronteriza con México, los ataques tienen mucho que ver con la defensa que esta población y la Iglesia católica han hecho de los migrantes de origen hispano.

La matanza perpetrada en el Walmart de El Paso por un pistolero que quería “salvar” a Texas de la “invasión” de los mexicanos el sábado 3 de agosto pasado y que asesinó a 22 personas (ocho mexicanos), da pie más que justificado a esta sospecha.

Los atentados

La diócesis de El Paso, con poco más de 80 por ciento de su población de origen hispano (el mayor en Estados Unidos) y una población católica total de 686.000 personas, ha sido tomada como un objetivo central de los embates racistas.

La parroquia de San Mateo fue destrozada el 7 de mayo y la catedral de San Patricio, el 13 de mayo. En San Mateo, se arrojó un dispositivo incendiario contra una ventana, pero no se abrió paso y quemó parte de una pared exterior del templo .

En la catedral de San Patricio, sede de uno de los obispos más activos a favor de los migrantes, monseñor Mark J. Seitz, se arrojó un dispositivo incendiario a través de una vidriera. Rompió el cristal, pero el dispositivo no entró a la catedral.

En San Judas Tadeo, el otro templo que sufrió un intento de incendio provocado, el dispositivo causó daños por humo y quemó un banco dentro de la iglesia. Como los otros dos templos, en San Judas Tadeo se celebran prácticamente todas las misas en español.

Hay recompensa

Según informó JD Long-García, editor la revista América, de los jesuitas estadounidenses, la semana pasada la Oficina de Campo de El Paso del FBI, la Oficina del Jefe de Bomberos de El Paso, el Departamento de Policía de El Paso y la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de los Estados Unidos buscaron ayuda pública para identificar a los responsables de los ataques incendiarios en los templos.

De que se están tomando en serio estos ataques lo demuestra el hecho que el FBI esté ofreciendo una recompensa de 5.000 dólares para cada templo, por información que conduzca a un arresto.

Por su parte, la diócesis de El Paso también ha entrado en el tema y está ofreciendo otros 5.000 dólares adicionales por cada templo. Los oficiales de la diócesis creen que es el mismo responsable.

Let's block ads! (Why?)

03:56
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets