¿Qué significa el “impeachment” contra Donald Trump?

Ha comenzado el itinerario para que el presidente Donald Trump sea juzgado por el Senado que, de hallarlo culpable, sería destituido en el cargo. El motivo, las presiones que Trump habría efectuado sobre el presidente de Ucrania, el joven Volodomir Zelensky, para obtener información acerca de los negocios del hijo de Joe Biden, su rival del partido demócrata en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos del próximo año.

Donald Trump habría husmeando en los negocios en Ucrania del hijo de su contrincante Político, Hunter Biden. Joe Biden fue vicepresidente de los Estados Unidos bajo la presidencia de Barak Obama y ahora opta a la presidencia por los demócratas.

Hunter Biden es un abogado que no goza de muy buena fama entre los medios norteamericanos, a causa de su comportamiento personal (adicciones) y profesional (chanchullos, tráficos de influencia…). La conversación entre Trump y Zelensky fue denunciada por un funcionario anónimo de la Casa Blanca que oyó a sus compañeros que estaban preocupados por lo que habían oído, en directo, en la conversación entre los dos mandatarios.

Cuando la presidenta del Congreso de los Estados Unidos, la demócrata Nancy Pelosi, ha decidido iniciar los trámites para el “impeachment” hubo euforia en las filas del partido demócrata. Pelosi se había negado a abrir investigaciones en otros escándalos como el rusiagate, la supuesta violación de las leyes en la financiación de su campaña electoral y la supuesta obstrucción de la justicia.

Pero ¿en qué consiste el impeachment? El impeachment es un juicio político que se hace al presidente de los Estados Unidos a quien se le acusa de “traición, soborno” y otros graves delitos. Basta con que la petición la haga un congresista, un miembro de la cámara. Si se ve que puede haber caso, el presidente/a de la cámara abre una investigación. Después la Cámara de Representantes o Congreso vota si, con los datos investigados, hay que abrir juicio. Basta la mayoría simple (51 por 100) para abrir juicio.

En caso de que la Cámara de Representantes vote mayoritariamente a favor –en estos momentos es de mayoría demócrata, o sea a favor de Biden—entonces se abre un juicio en el Senado, donde el partido de Donald Trump, el republicano, tiene mayoría. En este juicio la Cámara de Representantes actúa como acusación, es el Fiscal, el Senado es el jurado, y el Presidente puede nombrar abogados defensores.

El presidente de este singular tribunal es el presidente de la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos, John Glover Roberts, Jr. Para ser declarado culpable, el presidente debe tener el voto contrario de los dos tercios del Senado. De ser culpable, el Presidente dejaría su cargo y el Vicepresidente asume la presidencia hasta el final del mandato.

Hasta ahora solo dos presidentes han sido juzgados del modo descrito antes: Bill Clinton (1998-1999) –que consiguió el voto favorable del Senado por el caso de Mónica Lewinsky– y Andrew Johnson (1868), que se salvó por un voto. Richard Nixon interrumpió el proceso al dimitir de su cargo en 1974 tras la aprobación de su impeachment, por el caso Watergate.

Let's block ads! (Why?)

04:14
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets