La Cruz que se erige en medio de la selva

La provincia de Misiones cuenta, sin dudas, con uno de los principales atractivos turísticos de la Argentina: las Cataratas del Iguazú. De hecho, el Parque Nacional Iguazú, patrimonio la Humanidad por UNESCO, en el que se conserva la maravillosa experiencia de avisaje de las Cataratas, es el principal parque nacional del país. En 2018 recibió más de un millón y medio de turistas.

Pero no todo en Misiones es las cataratas. La selva misionera en sí es un atractivo único, tanto en flora como en fauna. Y las mismas rutas misioneras ofrecen un atractivo también impar. Si el turista decide viajar hasta Posadas, y hacer el recorrido desde la ciudad capital misionera hasta Cataratas del Iguazu, podrá tener una progresiva aproximación a una de las maravillas naturales más impactantes de la región, y además, hacer una auténtica peregrinación a la historia de las misiones jesuíticas. Puntapié ideal para este itinerario de turismo religioso es el Parque Temático de la Cruz.

Ubicado a 45 kilómetros de Posadas, el Parque Temático de la Cruz se encuentra sobre el cerro Santa Ana, en un predio de poco más de 57 hectáreas de, como expresan, “puro monte nativo misionero”. Flora y fauna, en particular aves, van creciendo en intensidad en la medida en que se avanza hacia el norte, y como coronando esta suerte de epilogo misionero antes de avanzar hacia las Cataratas, una imponente cruz de más de 80 metros de altura. Moderna por estructura, pero eterna por significado, la Cruz de Santa Ana, como indicó el Obispo de Posadas Rubén Martínez la primera vez que se celebró una liturgia allí “expresa lo que significó la primera evangelización tan singular en nuestra tierra, de las reducciones jesuíticas, las comunidades indígenas que fueron las primeras comunidades en esta tierra”.

Desde sus brazos, extendidos en la altura por más de 20 metros, se puede apreciar la inmensidad del monte, un trecho del Paraná, la belleza de la creación… Pero el recorrido no acaba en la Cruz, lucida tanto de día como de noche con potente iluminación led, y se destaca entre los atractivos, en particular, un completo mariposario que permite caminar entre decenas de especies de mariposas y conocer su ciclo de vida. También la cascada de más de diez metros hasta la que se llega por los cuidados senderos del parque, un orquideario, y la acogedora Capilla de Santa Ana, una de las capillas contemporáneas más bellas y a la vez sencillas que pueden llegar a verse en paisajes selváticos. Iluminada, de noche o al atardecer, luce a través de su ventanal la bellísima madera de su mobiliario y decoración en madera. Desde el interior, mirando al altar, se contempla además la magnificencia de la cruz, posicionada justo por sobre él, aunque a varios metros de distancia en el monte.

El Parque Temático de la Cruz es un complemento ideal para recorrer además las ruinas de la misión jesuítica de Nuestra Señora de Santa Ana, al pie del cerro, y un poco más al norte, ya perfilando hacia el norte y el largo trayecto a las Cataratas bordeando el Río Paraná, las majestuosos ruinas de San Ignacio Miní. Hasta Cataratas puede llegar a tardarse más de cuatro horas, por lo que bien quizá conviene el regreso para pernocte a Posadas, o un punto intermedio, en el Dorado quizá. Las rutas, como se ha dicho, son dignas de disfrutarse con luz del día.

Let's block ads! (Why?)

03:08
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets