El ejercicio físico es un importante medicamento preventivo contra la depresión

Muchos estudios científicos han demostrado la importancia de la actividad física en la prevención y el tratamiento de la depresión, la enfermedad mental más común en la sociedad occidental.

Según un estudio publicado en el prestigioso periódico American Journal of Psychiatry, dirigido por el King’s College London y realizado por un equipo internacional de investigadores belgas, australianos, suecos y americanos, la depresión puede evitarse a largo plazo a través del ejercicio físico, y esto es aplicable a personas de todas las edades, desde jóvenes hasta ancianos.

Los investigadores reunieron datos de 49 estudios diferentes, implicando a 266.939 personas sin esta enfermedad mental para ver si el ejercicio físico implicaba un menor riesgo de desarrollar depresión.

Este grupo de personas, con una distribución prácticamente igual entre los sexos, fue monitorizado durante más de siete años, al final de los cuales se observaron resultados sorprendentes: comparados con otras personas que practicaban poco ejercicio físico, aquellos que realizaban 150 minutos de actividad aeróbica moderada por semana mostraron una probabilidad significativamente menor de desarrollar depresión.

“Descubrimos que niveles más altos de actividad física protegen contra la depresión futura en niños, adultos y ancianos, en todos los continentes”, dijo uno de los investigadores, Brendon Stubbs, a The Telegraph.

Otro importante trabajo de investigación, publicado en 2017 en esta misma revista científica, recogió los resultados de un estudio que acompañó a casi 34.000 personas en Noruega, y concluye que las personas que no practican ejercicio físico tienen una probabilidad un 44% mayor de sufrir de depresión que las personas que hacen sólo un poco de ejercicio (aunque sea de una o dos horas por semana). Este estudio fue realizado por el Instituto Black Dog de Sidney, en Australia, una organización sin ánimo de lucro dedicada a comprender, prevenir y tratar enfermedades mentales.

El nombre “Black Dog” viene de una metáfora comúnmente usada por personas con depresión clínica, que la describen como una especie de compañero sombrío que les persigue hasta el punto de desesperarse.

El estudio llegó a la conclusión de que el 12% de los casos de depresión podrían haber sido evitados con solo una hora de actividad física por semana.

El profesor Samuel Harvey, principal autor del estudio, dice en un artículo en el sitio del Black Dog Institute: “sabemos desde hace algún tiempo que el ejercicio tiene un papel importante en el tratamiento de los síntomas de la depresión, pero esta es la primera vez que conseguimos cuantificar el potencial preventivo de la actividad física en términos de reducción de los futuros niveles de depresión”.

Esos descubrimientos son muy importantes porque muestran que incluso cantidades relativamente pequeñas de ejercicio – una hora o dos por semana – pueden proporcionar una protección significativa contra la depresión.

Aún así, es importante tener presente que el ejercicio solo reduce el riesgo de depresión; no es un tratamiento garantizado.

Quienes saben o sospechan que están sufriendo de depresión clínica deben buscar ayuda profesional de un profesional de la salud mental cualificado para que pueda ayudarles a buscar la combinación correcta de tratamientos (ejercicios, medicamentos, psicoterapia etc.) para lidiar con el problema.

Let's block ads! (Why?)

03:18
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets