Así compensarán seis diócesis de California a las víctimas de abuso sexual del clero

El pasado 16 de septiembre se dio a conocer un programa privado e independiente creado con el único fin de compensar a las víctimas-sobrevivientes de abuso sexual infantil cometido por sacerdotes en seis diócesis católicas del Estado de California (Estados Unidos), incluida la arquidiócesis de Los Ángeles, la que concentra el mayor número de católicos en la Unión Americana.

Según reporta Pablo Kay editor en jefe de la revista web Angelus, en una conferencia de prensa en Los Ángeles, tres católicos laicos con amplia experiencia en liderazgo gubernamental (el ex gobernador de California, Gray Davies; el ex secretario de la Defensa, Leon Panetta, y la ex directora de la Administración de Pequeños Negocios, Maria Contreras-Sweet) elogiaron el compromiso del nuevo programa para la curación de las víctimas y su independencia del control de la Iglesia.

“Elogio a la Iglesia por establecer un programa que ayuda a aquellas personas que no quieren escribir un libro, no quieren estar en un juicio público, no quieren tomar una declaración pública, pero quieren ser compensados por el dolor que soportaron”, dijo Davies, quien junto con Panetta y Contreras-Sweet supervisarán el manejo del programa de reclamos por abuso presentados desde este momento y hasta marzo de 2020.

El programa de California (que cubrirá a la arquidiócesis de Los Ángeles y a las diócesis de Fresno, Orange, Sacramento, San Bernardino y San Diego) se suma a programas similares que ya se encuentran en funcionamiento en otras entidades, concretamente en Nueva York, Nueva Jersey, Colorado y Pensilvania. En él se permitirá a una firma privada evaluar, independiente de la Iglesia católica, las denuncias de abuso sexual de miembros del clero.

El programa, conocido como Programa de Compensación Independiente (ICP, por sus siglas en inglés) da libertad a la firma contratada para que determine los pagos apropiados para las reclamaciones de abuso que aquella considere “creíbles y fundamentadas”.

De hecho, el programa contempla que la Iglesia no tiene autoridad alguna para desafiar las determinaciones de la firma independiente ni para impugnar los montos de compensación elegidos para las víctimas, quienes pueden presentar reclamos de forma anónima, incluso aunque no tenga estatus de residencia legal en Estados Unidos.

Juntas, las seis diócesis representan a más de 10 millones de católicos, más del 80 por ciento de la población católica del Estado de California y cerca del ocho por ciento del total de la población católica de Estados Unidos.

En una carta a los fieles, el arzobispo de Los Ángeles, José H. Gómez, dijo que, aunque la arquidiócesis ha sido constante en la reparación del daño a las víctimas de abuso sexual, es claro que algunas víctimas-sobrevivientes “son reacias a acudir a la Iglesia en busca de ayuda. Nuestra esperanza con este nuevo programa es darles a estas personas la oportunidad de buscar reparación y curación a través de un programa independiente”.

“Me doy cuenta que ningún programa, por bien intencionado y bien diseñado que esté, puede reparar el daño hecho a las víctimas y sus familias; pero rezo para que este nuevo programa pueda proporcionar otra vía hacia la curación y la esperanza”, terminó su mensaje el arzobispo Gómez.

*Con información de Pablo Kay / Angelus*

Let's block ads! (Why?)

01:39
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets