5 canciones pop con gran significado espiritual

En el clima musical actual, un artista mundano rara vez puede escribir una canción inspirada espiritualmente sin que le tachen de “crossover”. La línea notoria entre lo mundano y lo sagrado siempre está presente a los ojos de los críticos, pero no ha sido siempre así en la historia de la música.

Hemos hablado antes de los orígenes católicos de la música occidental y el momento en que la música fue escrita principalmente con el objetivo de glorificar a Dios. Incluso en la década de 1980, la banda Mr. Mister pudo escribir Kyrie sin que se les preguntara si se habían pasado al rock cristiano.

Aquí hay algunas melodías inspiradas en la fe de artistas seculares que han logrado permanecer muy respetados en la cultura popular. Estas canciones llevan una profunda introspección sobre temas de fe, el más allá, el perdón y lo que significa rendirse a un poder superior.

1) Where the Streets Have No Name – U2

“Where the Streets Have No Name” es del álbum de U2 de 1987 Joshua Tree. Se abre con una larga introducción de órgano etéreo, que se ha convertido en un elemento básico de muchas canciones cristianas. Se construye a un ritmo frenético, que se adapta perfectamente a la primera línea “Quiero correr”. Las letras de Bono tocan la imperfección del hombre y el deseo de vivir dentro de los ideales de una vida espiritual, para llegar al lugar “Donde las calles no tienen nombre”, una excelente alusión al cielo.

2) “Some Folks’ Lives Roll Easy” – Paul Simon

Una canción dulce y gentil con un toque jazzístico de anhelo. Simon reflexiona sobre los problemas que vienen con la vida, e incluso conversa con el Todopoderoso en el segundo verso:

And here I am, Lord
I’m knocking at your place of business
And I know I ain’t got no business here
But you said if I ever got so low I was busted
You could be trusted

Y aquí estoy, señor
Estoy llamando a tu lugar de trabajo
Y sé que no tengo negocios aquí
Pero dijiste que si alguna vez caía tan bajo que quedara atrapado
Podría confiar en ti

Estas letras reflejan la línea bíblica recitada antes de la comunión:

“Señor, no soy digno de que entres en mi casa; pero una palabra tuya bastará para sanarme”- Mateo 8, 8

3) “Fallen” – Sarah McLachlan

McLachlan ha escrito varias canciones con letras claramente inspiradas por su fe. Aquí ella canta la caída de la gracia y la búsqueda de la redención. Cuando el mundo la abandona, ella recurre a Dios en busca de consuelo. Su tercer verso casi se lee como un salmo:

El cielo se dobla para tomar mi mano
No tengo a donde ir
Estoy perdida para aquellos que creía que eran amigos
A todos los que conozco
Oh, giran la cabeza, avergonzados
Finge que no ven

4) “Hear Me, Lord” – George Harrison

George Harrison tuvo un largo viaje de fe en su vida que comenzó en el cristianismo y finalmente acabó en el hinduismo. “Hear Me, Lord” fue escrito poco después de que los Beatles se separaran, y es interesante porque es la primera canción que escribió desde su conversión, y no tiene elementos hindúes. De hecho, la letra fácilmente sugiere que podría estar cantando al Dios cristiano, buscando el perdón:

Por favor, esos años cuando te ignoré, hmm
Perdónalos Señor
Los que sienten que no pueden permitírtelo, hmm
Ayúdame Señor, por favor

Es interesante que Harrison haya agregado la línea “Perdónalos, Señor”, haciendo eco de algunas de las últimas palabras pronunciadas por Cristo durante su Crucifixión. Al mezclar esta frase dentro de una súplica personalizada, quizás esté notando que es una de las personas que “no saben lo que hacen”, por quien Cristo pidió especialmente a su Padre que les perdonara.

5) “Kyrie” – Mr. Mister

Es una locura imaginar que una canción pop que con tanta frecuencia hace referencia a la frase litúrgica griega “Kyrie Eleison” (Señor, ten piedad) podría conmocionar al mundo, pero en 1986 “Kyrie” de Mr. Mister fue la canción #1 durante dos semanas.

La canción está impulsada por un gancho realmente pegadizo, y los temas del despertar espiritual y el poder curativo de Dios, del cual no podemos escondernos. Si traduces el griego, se lee:

Señor, ten piedad, por el camino que debo recorrer
Señor, ten piedad, a través de la oscuridad de la noche.
Señor, ten piedad, a dónde voy, ¿me seguirás?
Señor, ten piedad, en una carretera a la luz

Let's block ads! (Why?)

05:04
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets