Setenta católicos arrestados en Washington

El día de ayer, en Washington, la capital de Estados Unidos, líderes y defensores de los derechos de los inmigrantes se tumbaron frente al Capitolio en señal de protesta por la forma como el gobierno de Donald Trump está tratando a los niños detenidos en la frontera sur del país.

Líderes laicos, religiosos, religiosas y un buen número de activistas católicos protestaron por lo que ellos consideran como “trato inhumano” a los niños detenidos al cruzar la frontera de México con Estados Unidos y que, además, muchos de ellos son separados de sus familias.

Según el informe detallado de Catholic News Service (CNS) los que protestaban frente al Capitolio –en el Día de Acción Católica por los Niños Inmigrantes— comenzaron a cantar, en un momento de la jornada, “¿Dónde están los obispos?”

No había ninguno de ellos en la protesta, pero varios obispos enviaron mensajes de apoyo y de simpatía. El obispo de San Diego, Robert W. McElroy, subrayó que el gobierno de su país ha sembrado el temor a los refugiados e inmigrantes “que han sido la sangre histórica de los Estados Unidos”

Según el obispo de San Diego, los refugiados e inmigrantes se han convertido en el enemigo de los estadounidenses y el miedo ha penetrado “en los corazones y las almas de las madres y padres inmigrantes es que serán separados de sus hijos simplemente como un acto de intimidación”.

La protesta frente al Capitolio fue organizada por los grupos Fe en la Vida Pública y Fe en Acción, y contó con la presencia de gran cantidad de religiosas como la hermana Carol Zinn, directora ejecutiva de la Conferencia de Liderazgo de Mujeres Religiosas.

“Las hermanas católicas tienen una larga historia en las comunidades de inmigrantes. De primera mano hemos visto el dolor, el sufrimiento, el miedo y el trauma… En los últimos meses, a medida que la crisis humanitaria se ha intensificado, nos hemos unido a las decenas de miles de personas que están indignadas por la horrible situación en nuestra frontera sur”, dijo Zinn.

“Estamos aquí hoy debido a nuestra fe. El Evangelio manda, y los valores de nuestra patria exigen que actuemos”, agregó la religiosa que pertenece a la comunidad de San José de Filadelfia.

Al final, por “desobediencia civil” fueron arrestadas setenta personas entre ellas la hermana Patricia Murphy, de 90 años de Chicago, quien dijo que este sería su sexto arresto y que esperaba que la acción moviera a otros a hacer más.

Según CNS, durante los últimos doce años, la hermana Murphy “ha estado en vigilia, orando y protestando frente a un centro de detención de inmigrantes en Chicago todos los viernes por la mañana”.

*Con información de Catholic News Service*

Let's block ads! (Why?)

05:37
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets