¿Noches tropicales cerca del Círculo Polar Ártico?

A causa del calentamiento global, se viven días y noches casi tropicales cerca del Círculo Polar Ártico que han alertado a los científicos que viven en estaciones cercanas. En las regiones del Círculo Polar Ártico se vive el verano boreal, es decir que las noches apenas existen.

Así, en la pequeña localidad de Alert (Canadá), donde viven unas 75 personas y que dista 900 kilómetros del Polo Norte, los termómetros han alcanzado los 21 grados centígrados el pasado fin de semana. Este es el poblado más septentrional de Canadá y también del Planeta Tierra, situado en la isla Ellesmere, en el territorio de Nunavut. El poblado vive de la base militar canadiense y la estación meteorológica allí instalados. Los habitantes son militares e investigadores que vigilan el cambio climático y la contaminación del Ártico.

En Alert, nunca se había producido esta temperatura tan alta en julio, pues en este mes la media máxima era de 6,1 grados. Según declaró a la agencia France Press Armel Castellan, meteorólogo del Ministerio del Medio Ambiente del Canadá, “este es un récord absoluto, nunca lo habíamos visto antes”. Según Castellan, esta temperatura es “impresionante desde el punto de vista estadístico” y “un ejemplo más entre cientos y cientos de otros récords establecidos por el calentamiento global”. El anterior récord lo tenía el 8 de julio del año 1956 con 20 grados centígrados.

La ola de calor se debe a un frente de alta presión sobre Groenlandia, que es “bastante excepcional” y alimenta los vientos del sur en el océano Ártico, ha explicado Castellan. El Ártico se está calentando tres veces más rápido que otras partes del planeta, ha subrayado Castellan, que alertó de la urgencia de una drástica reducción de las emisiones de carbono.

Esta ola de calor ha provocado incendios en el círculo polar como en Alaska y en Siberia, con más de 100 incendios de gran intensidad, según informa la OMM (Organización Meteorológica Mundial). Estos incendios emitieron 50 megatoneladas de dióxido de carbono a la atmósfera, lo que equivale a las emisiones anuales totales de Suecia, según datos del Servicio de Vigilancia de la Atmósfera del programa Copernicus (CAMS).

Estos aumentos de temperatura se iban registrando ya en años anteriores, pero nunca habían llegado a cifras tan altas como las de este año.

El Ártico de Europa 

La ola de calor también ha afectado la geografía ártica de Europa. Según los datos ofrecidos por Wunderground.com, en Laponia, que abarca el norte de los países Escandinavos, se están dado “noches tropicales”, lejos de las idílicas escenas de frescor veraniego. Las temperaturas máximas en diversos lugares superan los 30 grados centígrados durante el día. Ya no se puede visitar al Círculo Polar para estar “más fresquitos en veranos”, pues tas temperaturas se alcanzan en toda Europa, hasta en el Mediterráneo.

Por ejemplo, en Makkaur, el faro de Noruega, lugar muy conocido en la navegación de invierno y dentro del Círculo Polar, ha registrado las mínimas más altas de la historia. Según el experto en registros, Jérôme Reynaud, “cayó el récord mundial de la temperatura mínima más alta para el Ártico, que fue de 25,2 grados centígrados. Fue la noche del 18 al 19 de julio del pasado año. Este año, sin embargo, las temperaturas han tenido registros más bajos.

Let's block ads! (Why?)

07:27
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets