México despliega militares en sus fronteras

Mientras el secretario de la Defensa de México, Luis Sandoval, dijo el lunes en Cancún que México estaba enviando a miles de soldados a la frontera con Estados Unidos para ayudar a detener el flujo masivo de inmigración ilegal, en México se dan a conocer encuestas en las que crece el rechazo a que los migrantes centroamericanos crucen por el territorio nacional hacia el norte.

Según el secretario de la Defensa, México ya ha desplegado o está por desplegar 15.000 soldados en la frontera con Estados Unidos; en tanto que hay ya 6.000 soldados en la frontera sur con Guatemala y, adicionalmente, habría enviado 2.000 soldados y elementos de la recién creada Guardia Nacional al oriente de la frontera sur, en la porción que se comparte con Guatemala y Belice.

Es tal la respuesta de México a las invectivas del presidente Trump de que “no está haciendo nada para detener a los ilegales” y, por lo tanto, persiste la amenaza de aplicar aranceles a los productos mexicanos que importa Estados Unidos, que el reportero de CNN, Rick Valencia, ha escrito en su reporte de ayer martes: “Nunca antes había visto este tipo de cooperación de México en términos de inmigración”.

Cierto: en la frontera norte de México, especialmente en los estados fronterizos con Texas y Arizona, se está viviendo una crisis migratoria sin precedentes. A principios de este mes de junio, la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) publicó los datos de detención para el mes de mayo, mes en el que detuvo o consideró inadmisibles a 144.278 personas a lo largo de la frontera suroeste, un aumento de 32 por ciento respecto al mes de abril.

La publicación completa de datos de CBP muestra la trayectoria de la crisis fronteriza. Solo en detenciones entre los puntos de entrada, CBP registró 132.887 en el mes de mayo; el doble del número de detenciones de febrero, cuando el CBP registró 66.884 detenciones. Desde el inicio del año fiscal 2019 (en octubre de 2018) hasta mayo pasado, CBP ha registrado un aumento de 160.52 por ciento en las detenciones registradas entre los puntos de entrada.

Aumenta irritación en México

Fruto de la tensión que ha provocado tanto la crisis humanitaria de ambas fronteras, el despliegue militar mexicano, el despliegue militar norteamericano, la disputa por el muro fronterizo y los tuits de Donald Trump, así como la actitud del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, la animadversión en contra de los migrantes en el país azteca ha aumentado considerablemente. Las encuestas difundidas a través de los principales medios de comunicación así lo demuestran.

En tan solo cinco meses, de noviembre de 2018 a abril de 2019, el número de mexicanos que no quieren permitir que los migrantes, casi todos centroamericanos, entren al país, ha aumentado de 32 al 58 por ciento, según una nueva encuesta realizada por la empresa encuestadora Parametría. Y quienes son “neutrales” en el tema disminuyeron considerablemente en ese período: de 20 a tres por ciento, lo cual indica que el fenómeno migratorio está en la mente de los mexicanos.

La acción de las tropas desplegadas por México para detener y expulsar migrantes centroamericanos está empezando a producir efectos inmediatos. En Arriaga, una ciudad del sureño Estado de Chiapas, unos cien migrantes fueron arrestados el pasado domingo, mientras que Milenio TV informó que otros 146 fueron expulsados de un hogar privado en el central Estado de Querétaro, y más de cien fueron secuestrados (presumiblemente por un grupo del crimen organizado) de un hotel en el Estado de Veracruz, en el Golfo de México.

Esto último –el secuestro, la extorsión y la muerte de migrantes centroamericanos de paso por México—desgraciadamente va a ser uno de los “efectos colaterales” de la detención y repatriación masiva de quienes intentan llegar al norte. En efecto, como ha sucedido con el despliegue militar en Estados Unidos, los migrantes buscarán cruzar la frontera e internarse a territorio mexicano por lugares mucho más peligrosos de los que transitan ahora.

Y ello dará margen a los innumerables grupos de delincuentes para violar a las mujeres, apresarlas y hacerlas “trabajar” como prostitutas, o a los hombres como “carne de cañón” del trasiego de drogas. Al margen de la proliferación de grupos de contrabandistas de personas, que estarán buscando ofrecer “paquetes” de más de diez mil dólares por cruzar la frontera norte de manera “segura”.

Let's block ads! (Why?)

05:25
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets