Rescatando a mi adolescente

Cuando mi hijo entró en la adolescencia, mi esposa y yo nos convertimos en padres de gestos severos y prestos a la corrección, olvidándonos del amor y la confianza.

Afortunadamente nos dimos cuenta, y nos propusimos revertir el error basándonos en una guía de seis aspectos  fundamentales en nuestra relación con él, con la intención de cuidarnos de estar anotando puntos en cada uno de ellos.

1. Hacerlo sentir que estamos cercanos a él. 

Ha funcionado, pues poco a poco el amor y la confianza han vuelto sin menoscabo de nuestra autoridad, pues amor y respeto, siendo compatibles,  son más necesarios que nunca a su edad.

En la adolescencia algunos padres reprimen conductas que son normales y que cumplen una función necesaria para el desarrollo personal. Aquí tienen origen algunas de  sus actitudes negativas como: la autoridad impositiva; la incomprensión; la falta de respeto; la intolerancia; la impaciencia; la desconfianza.

Padres que en vez de ayudar a ejercitar las nuevas capacidades: reflexión, sentido crítico, razonamiento, autonomía, moral, intimidad, apertura a la amistad, etc., se dedican, con la mejor intención, eso sí, a entorpecerlas. De este modo no solo retrasan la maduración de sus hijos, sino que, además, provocan situaciones de incomunicación y conflicto.

05:31
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets