Una radiografía de los refugiados hoy en el mundo

En el mensaje para la 104º Jornada Mundial de los emigrantes y refugiados que se celebrará el 14 de enero de 2018, el Papa Francisco, en la que pide “acoger” y “proteger” a los inmigrantes y refugiados, sin olvidarse de “promover e integrar” a los recién llegados en la sociedad que los acoge.

Francisco, en su carta, pide entre otras acciones específicas crear más corredores y visas humanitarias, dar alternativas a la detención, evitar deportaciones hacia países que no respetan los derechos humanos, conceder la ciudadanía y favorecer la reunificación familiar.

En suma el Pontífice propone cuatro puntos torales para dar una respuesta cristiana y humana al fenómeno mundial de los refugiados y los emigrantes:: acogerlos, protegerlos, promoverlos e integrarlos de acuerdo a las posibilidades de cada uno de los países receptores

Acorde a la postura del Papa, quien desde el inicio de su pontificado ha mostrado una especial dedicación a atender a los inmigrantes y a los refugiados, uniéndose en oración y en acción con todas las iniciativas que propongan una salida humanitaria de la crisis, Carlos Berzosa, miembro del Consejo Científico de ATTAC España, ha dado una definición sobre quiénes son los emigrantes y refugiados, que debería estar detrás de toda iniciativa al respecto.

Dice Berzosa: “Los emigrantes y refugiados tienen un denominador común: todos huyen. Los primeros de la pobreza, miseria y falta de oportunidades. Los segundos de persecuciones políticas y religiosas, de zonas de guerra y de la violencia de género. Las causas de la huida son distintas, pero en definitiva todos son víctimas”.

En efecto, todos son víctimas de la desigualdad, de la violencia, del desprecio por la vida humana. Nadie quiere dejar su hogar si vive en paz y tiene la oportunidad de trabajar por el bien de la sociedad.

Mucho menos las mujeres y los niños, los eslabones más débiles de esta cadena de oportunismos, codicias, ambiciones políticas y rapiñas económicas en que se ha convertido buena parte del planeta.

En estos momentos, hay poco más de 1,193 millones de personas que viven en países en los cuales no nacieron, según estimaciones de la ONU. Es casi la totalidad de los habitantes de la India, 1,300 millones (el segundo país más poblado de la Tierra) los que han salido en busca de trabajo, de oportunidades educativas o por condiciones de violencia y de pobreza.

India encabeza la lista con cerca de 15 millones de emigrantes, seguido por México, con 12.2 millones de mexicanos en el extranjero. De 1995 a 2015, la cantidad de emigrantes y refugiados ha crecido de 470 a 1,200 millones de personas, y parece no tener freno.

Por mucho, el país a donde más migrantes llegan es Estados Unidos, pero el incremento anual –y menos ahora, con las políticas restrictivas impuestas por la actual administración federal en materia migratoria—es menor que lo que ocurrió el siglo pasado. En 2015, siempre según la ONU, había 46.6 millones de inmigrantes en este país (principalmente mexicanos), seguido de Alemania, con 12 millones de inmigrantes (principalmente polacos).

No obstante, Estados Unidos no es el líder en cuanto a la proporción de inmigrantes con respecto a su población total, pues solamente 14 por ciento de quienes habitan ahí nacieron en otro país. El liderazgo en este renglón se lo lleva Emiratos Árabes Unidos con 88 por ciento, seguido de Qatar, con 75 por ciento.

06:01
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets