El Papa va a Colombia para dar “blindaje espiritual” a una paz duradera

“El Papa hablaba de blindaje de la paz porque sabía que era un proceso paradigmático, donde no era ir dos pasos para adelante y siete para atrás. El Papa le manifestó esta preocupación al presidente Santos” durante su segunda audiencia en el Vaticano, el 16 de diciembre de 2016.

Fue el mismo día en que Francisco sentó en la misma mesa a Santos y a su predecesor Álvaro Uribe, en contraposición por el acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC, rememora el embajador de Colombia ante la Santa Sede, Guillermo León Escobar, en la segunda parte de una entrevista a Aleteia.

De esta forma, la desinformación produjo la ecuación arbitraria y facilona: “el papa Francisco viene a Colombia soló si se blinda la paz en el país”.

No obstante, era el contexto de “los acuerdos de víctimas, de restitución de tierras, justicia transicional, de entrega de armas, que tenía estupefactos a la gente de cómo fue esto posible”, anotó el embajador.

“Pero el blindaje se le presentó a la gente como una condición”, cuando en realidad se trataba de un empujón para que se lograra lo impensable.

“El Papa sabía por dónde se estaba caminando y no era por una autopista; indudablemente -en términos muy colombianos- , estábamos caminando por una trocha, que tiene sus barriales, y en algún momento la marcha se paraba, pero aparece la voluntad política y se genera la decisión política: ‘¡Vamos adelante!’. Eso fue lo que al Papa le llamaba la atención: la decisión política era el blindaje”.

“Lo accesorio corre la suerte de lo principal”, comentó el embajador al indicar el traspiés del resultado negativo del plebiscito.

El acuerdo refrendado que pasó por la revisión y los cambios renegociados con la guerrilla para incluir propuestas de la oposición, prosiguió con la entrega de armas por parte de las FARC a la ONU, proceso que concluyó en Meseta, Meta, el pasado 27 de junio de 2017.

“Sin duda alguna, comenzaron a nacer posiciones sobre si se debía o no se debían firmar tales y tales documentos. Roma no asume la pequeña discusión política, tampoco asume la reflexión de los politólogos que por lo común crean y manejan un mundo ideal”.

“Roma tiene los pies muy bien puestos sobre la tierra porque tiene ese gran sistema de información que son los párrocos, los obispos, etc. ¿Quién más tiene una información de los pies en la tierra, del camino que es preciso recorrer, sino la Iglesia?”, inquirió.

Entonces, el Papa decide en su corazón ir a Colombia. Para la muestra, “ya desde enero del año 2017 existía la voluntad en el Papa de ir a Colombia”, según el embajador colombiano.

Francisco se lo manifestó de manera informal después de una misa pública en la Basílica Vaticana, a la que León Escobar asiste y, en fila en calidad de fiel, saluda al Obispo de Roma al final de la ceremonia (señaló una foto que está colocada en una mesita en su oficina). “El Papa no me dice cuándo”, aclaró.

El Papa, mensajero de una paz duradera

“El presidente invita al Papa y le hace saber: ‘Blindamos el acuerdo de la restitución de tierras, blindamos la entrega de armas, necesitamos ahora el blindaje espiritual’ y el único que puede dar ese blindaje espiritual es usted”, reza la petición de Santos.

“Pero era una petición que corría también en los caminos de la conferencia episcopal”. Era como decir: ‘¿Quién se lo dijo? – No sé quien se lo dijo, pero es lo que se escucha -”, explicó.

“El Papa va a blindar pastoralmente la paz en Colombia”, advierten las comisiones vaticanas que viajan a Colombia para la organización.

 Desde Roma se trabaja en evitar la instrumentalización de la visita y en ese proceso “no se le va dar tino ni al Gobierno ni a la oposición, allá (en Colombia) el personaje es el Papa”.

“Entonces, aparecen claramente los tres personajes protagonistas: el Papa, el presidente y la Conferencia Episcopal de Colombia, que tiene en sus manos la organización del viaje pastoral en la cabeza de Fabio Suescún Mutis, obispo castrense y director ejecutivo de la visita del Papa, junto con dos obispos auxiliares (Cali y Bogotá), caso único respecto a otras visitas del Papa en América Latina.

Elegir a Suecún obedece a motivos prácticos. El obispo castrense, por su misión pastoral, conoce las cuatro ciudades de la visita (Bogotá, Villavicencio, Medellín y Cartagena”, comentó León Escobar.

“¿Quién es el único obispo en Colombia que tiene sede en todas partes del país? El obispo castrense. En cada lugar está el comando del ejército, el comando de la marina, etc.”. ¿Quién tiene a su disposición, llamemos así, los medios de movilización de control y de seguridad de la visita de un Papa? El obispo castrense”, argumentó el embajador colombiano.

Lo que acontece es que 12 comisiones vaticanas fueron enviadas desde la Santa Sede a Colombia encargadas de varios aspectos de la visita, y las mismas colaboraron con la CEC y la Presidencia de Colombia para determinar desde las mejores condiciones de seguridad, liturgia y textos, hasta la supervisión de la logística y los desplazamientos.

“Se ha hecho todo lo posible para garantizar la seguridad del papa Francisco”, al mismo tiempo respetando su voluntad de poder estar cerca de las personas y sin tantos filtros. “El resto está en manos de Dios”.

“Las personas que creemos sabemos que el Espíritu de Dios campea sobre las circunstancias”, comentó León Escobar.

Respecto a la misión del pontificado en Colombia, afirmó que se trata de un pontificado que está cambiando los cimientos para una “nueva cristiandad” que sustituye a “la cristiandad desaparecida de occidente”.

El esfuerzo de Pontífice va en la dirección de “volver a meter a Dios dentro de la historia”, porque la “globalización” parecería haberlo sacarlo por la borda. “Lo cierto es que hay que tener fe en Dios y la certeza de que nos protege y hacemos lo que Él a bien predisponga”, concluyó.

03:21
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets