Papa Francisco sobre el sufrimiento en Irak: “Somos como dedos de la mano”

“Para mí es un verdadero gusto este encuentro de diálogo y fraternidad”, expresó el papa Francisco, quien recibió en audiencia a una delegación de las Superintendencias de Irak, grupo conformado por representantes de varias poblaciones: chiitas, sunitas, cristianos, yazidíes y mandeanos/sebeos. Lo hizo este 29 de marzo de 2017 en la pequeña aula (‘auletta’) Pablo IV del Vaticano.

Se trata de pueblos amenazados sin distinción por el ISIS, rodeados por  el fundamentalismo, el terrorismo y el conflicto en Irak.

Antes, en la plaza de San Pedro, Francisco expresó su “profundo dolor por las víctimas del sangriento conflicto”, especialmente en Mosul, sur del país, y renovó a “todos la llamada a colaborar” en la “protección de los civiles, como requisito imperativo y urgente”.

“Todos somos hermanos, y donde hay fraternidad hay paz. Nosotros somos hijos de Dios, todos. Y nosotros, como ha dicho su eminencia (el cardenal Jean Louis Tauran), tenemos un padre común en la tierra: Abraham, y de la primera ‘salida’ de Abraham, nosotros venimos , hasta hoy, todos juntos”, aseguró Francisco, según un comunicado de la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

“Nosotros somos hermanos, y como hermanos, todos diferentes y todos iguales como los dedos de una mano: cinco son los dedos, todos los dedos, pero todos diversos”, dijo Francisco.

Los superintendentes de Irak representan las poblaciones ya presentes durante todo el primer milenio en ese país. Ellos se encuentran en el Vaticano para participar a una segunda reunión del Comité permanente para el diálogo establecido por el Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso.

“Yo agradezco a Dios, el Señor, que nos ha ayudado a estar reunidos aquí. El dialogo entre ustedes, su visita, es una verdadera riqueza de fraternidad, y por esto es un camino hacía la paz, de todos. La paz del corazón, la paz de la familia, la paz de los Países, la paz del mundo”, abundó.

“Pido a Dios omnipotente que les bendiga a todos, y les pido por favor que recen por mí”, afirmó el Papa antes de la audiencia general.

Sucesivamente, desde la Plaza de San Pedro, luego de la tradicional catequesis, realizó un llamado por la paz en Irak. En esta línea, remarcó al riqueza de la nación iraquí que está en ser un “mosaico que representa la unidad en la diversidad, la fuerza en la unión, la prosperidad en la armonía”.

El Papa saludó públicamente a la delegación de Irak. Al mismo tiempo, expresó su “profundo dolor por las víctimas del sangriento conflicto” y renovó “a todos la llamada a colaborar con todas las fuerzas en la protección de los civiles, como requisito imperativo y urgente”.

El pontífice exhortó a seguir a rezar para que Irak “encuentre en la reconciliación y en la armonía entre sus distintos componentes étnicos y religiosos, la paz, la unidad y la prosperidad”.

“Mi pensamiento – continuó – está dirigido a las poblaciones civiles atrapadas en los barrios occidentales de Mosul y a los desplazados por la guerra, a quienes me siento unido en el sufrimiento, a través de la oración y de la cercanía espiritual”, sostuvo.

08:21
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets