El Papa vs. las grandes potencias sobre las armas nucleares

Mientras el Papa Francisco piensa que el desarme nuclear es, en nuestro tiempo, “un imperativo moral y humanitario”, la embajadora de Estados Unidos ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Nikki Haley, invitó al Papa y a 120 países que piden la desnuclearización a que “sean realistas” ya que la prohibición no se puede llevar a cabo ahora.

Mediante un mensaje el Papa Francisco pidió a la comunidad internacional la eliminación total de las armas nucleares, en el marco de un debate en la ONU sobre un tratado internacional para prohibir dichas armas. En su misiva, el pontífice aseguró que llegar a lograr este objetivo “está al alcance” de la humanidad

El mensaje del Papa fue leído por el subsecretario para las Relaciones con los Estados, Antoine Camilleri, que encabeza la delegación de la Santa Sede ante este debate en la ONU.  En él, el papa Francisco señaló que cualquier tipo de arma nuclear produce “catastróficas consecuencias humanitarias y ambientales (…) con devastadores efectos indiscriminados e incontrolables en el tiempo y en el espacio”.

Francisco recordó su discurso ante la Asamblea General de la ONU el 25 de septiembre de 2015 y subrayó que “debemos comprometernos por un mundo sin armas nucleares, aplicando plenamente el Tratado de no proliferación, en la letra y en el espíritu”.

En la parte central de su mensaje, el Papa advirtió que ante amenazas tales como “el terrorismo, los conflictos asimétricos, la seguridad informática, los problemas ambientales y la pobreza”, se ha demostrado “la insuficiencia de la disuasión nuclear para responder eficazmente a dichos desafíos”.

Se puede…, pero no se puede

Por su parte, Estados Unidos lideró al grupo de miembros de la ONU, incluyendo a Gran Bretaña y a Francia, que han boicoteado las pláticas en torno a la prohibición de armas nucleares.

El esfuerzo para erradicar el armamento nuclear había recibido, anteriormente, el apoyo de más de 120 países; del secretario general de la ONU, el portugués António Guterres, grupos humanitarios y de activistas por la no proliferación de armamento nuclear.

Pero de poco ha valido puesto que la mayoría de las potencias nucleares, entre ellas Rusia y China, se han opuesto a las conversaciones y tienen poder de veto en el Consejo de Seguridad de la ONU.

“Como madre, como hija, no hay nada que yo quiera más para mi familia que un mundo que no tiene armas nucleares”, dijo Nikki Haley, la embajadora de Estados Unidos ante la ONU. Y añadió: “Pero tenemos que ser realistas”.  Es decir, se puede, pero no se puede.  Seguirá ganando “la lógica del miedo” en lugar de “la lógica de la paz”.

07:21
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets