El vestido de los Oscar del que todo el mundo debería hablar

Por varios días -quizá meses- la gente no parará de hablar del peculiar final de los Premios de la Academia al mejor estilo del Miss Universo cuando nombraron equivocadamente a La La Land como la ganadora de Mejor Película cuando era Moonlight.

Ojalá Olivia Culpo (ex Miss Universo pero sin tanto drama) tuviera la misma atención, ya que con su vestido hizo un llamado de ayuda desde la alfombra roja bastante creativo e interesante.

Su traje fue una colaboración poco común de la firma Marchesa con la marca de cerveza Stella Artois para crear un vestido inspirado en el agua, ese recurso que a veces damos por sentado y puede llegar a ser tan escaso en diversas partes del mundo.

“Nuestro concepto para el vestido era evocar la idea del agua, por eso usamos bastantes cuentas que reflejaran la luz como lo haría el agua”. ¿Y qué tiene que ver Stella Artois en todo esto? La marca tiene una campaña llamada “Buy a Lady a Drink” (“Cómprale un Trago a una Chica”) que ayuda a la organización Water.org (que fue co-fundada por el actor Matt Damon) ofreciéndole 5 años de agua potable a una persona en un país en desarrollo por cada copa Stella Artois de una edición limitada creada especialmente para esto que vendan.

Lo mejor es que la labor de Olivia Culpo no quedó en simplemente pararse en la alfombra roja y difundir este mensaje, sino que cada cuenta de su vestido fue elaborada con estas especiales copas tipo cáliz, así que ya la confección de su vestido en sí donó litros y litros de agua.

“Se siente muy bien ser parte de algo que no sea simplemente lucir bien en la alfombra roja. Es más sobre el mensaje y la diferencia que puede llegar a hacer”, dijo Culpo a E! Entertainment (aunque debo decir que, aunque su peinado no me gustó para nada, igualmente se veía tan espectacular que seguramente llamó la atención de su ex Nick Jonas).

Considerando que la mayoría de las actrices no hacen nada filantrópico con los vestidos que usan en la red carpet (Keira Knightley es una de las pocas que donó uno de sus vestidos, el Vera Wang del 2006, para combatir el hambre en África) y la reciente disputa entre Meryl Streep y Karl Lagerfeld donde, quienquiera que tuviera la razón, lo que se puso en evidencia fue que sí hay marcas que le pagan a celebridades por llevar sus piezas, es refrescante saber que hay personalidades de la farándula, diseñadores de moda y empresas que están dispuestas a trabajar en conjunto para aprovechar la popularidad de los Oscars para llamar la atención sobre temas de vital importancia y que pueden ayudar a miles de personas necesitadas.

07:56
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets