El nuevo drama que vive Chile: Tormentas, aluviones y falta de agua potable

Personas haciendo fila en procura de poder llenar un bidón con agua puede ser una imagen asociada a los incendios forestales que vienen azotando a Chile desde mediados de enero de este año.

Sin embargo, esta imagen que se ha repetido en las últimas horas en el país sudamericano no tienen precisamente que ver con los incendios forestales, pues un corte de agua generalizado en lugares como las regiones Metropolitana, Valparaíso y O’Higgins, forma parte de un nuevo drama que padecen los chilenos.

La falta de acceso al agua potable recae en más de un millón de cliente, siendo alrededor de cinco millones de personas las afectadas. Y la situación se dio debido a fuertes tormentas y aluviones (desplazamientos de sedimentos a través de los ríos que provocan fuerte turbiedad en el agua) en los últimos días que terminaron generando de momento la muerte de tres personas y 19 fallecidos.

Algunos se enteraron de la falta de agua al abrir sus canillas y otros a través de diferentes medios mientras retornaban de sus vacaciones. Por otro lado, esta situación afecta de forma directa a varias personas que han quedado aisladas (unas 400 personas) o incluso a escolares que no han podido comenzar las clases previstas para estas fechas, además del desarrollo de otras actividades laborales que no presentan las condiciones adecuadas.

“Todas las personas deberían seguir trabajando, pero los empleadores deben suministrar agua potable y las condiciones sanitarias adecuadas. Si esto no sucediera usted puede irse (…) Hay prohibición de funcionamiento de todos aquellos locales que no cuenten con agua potable. Hoy se han clausurado 20 establecimientos en la RM porque no tenían agua”, expresó a El Mercurio el ministro de Salud, Jaime Burrows.

Las autoridades, a través de la Organización Nacional de Emergencia (Onemi), junto a la intendencia de la Región Metropolita y otros organismos, ya trabajan para lograr darle normalidad a una situación que representa un verdadero drama para las familias. De momento, está declarada la situación de emergencia.

Muchas veces se dijo por ahí que Chile es un país destacado por su resiliencia. Justamente, este 27 de febrero se cumple un nuevo aniversario del segundo movimiento telúrico más fuerte del país y que dejó más de dos millones de damnificados.

En esta oportunidad, a poco tiempo de los estragos generados por los incendios forestales, una vez más enfrenta una situación que ayudará a reafirmar ese concepto, pues si hay algo que caracteriza a los chilenos es saber levantarse tras estrepitosas caídas.

11:26
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets