No hay edad para hacer lo que te apasiona

“Nunca es tarde si la dicha es buena”: el viejo refrán español nunca cayó mejor que ahora, la época en la que uno de los retos más importantes para las personas es cómo gestionar el tiempo de la vejez. Un tiempo que se ha alargado cada vez más, y con cada vez más salud y calidad de vida, pero para el que muchos aún no encuentran un  propósito, salvo el de esperar el final.

Está claro que no todos pueden patinar en el hielo a los 90 años, ni presentar la tesis doctoral a los 91. Pero estos dos simpáticos e inspiradores ejemplos que te traemos hoy, ¿no te hacen pensar sobre la importancia de mantener la ilusión por la vida, hasta el último suspiro? Porque no se trata de vivir más, sino de vivir mejor…

10:45
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets