3 recomendaciones de 3 papas para el Ano Nuevo

En el momento en que termina el año 2013, recojamos, como en un cesto, los dias, las semanas, los meses que hemos vivido, para ofrecer todo al Señor. Y preguntémonos valientemente: ¿cómo hemos vivido el tiempo que Él nos ha concedido? ¿Lo usamos sobre todo para nosotros mismos, para nuestros intereses, o supimos utilizarlo para los demás? ¿Cuanto tiempo hemos dedicado a estar con Dios, en oración, en silencio, en adoración?

El cristiano es un hombre de esperanza, también y sobre todo ante la oscuridad que muchas veces existe en el mundo y que no depende del designio de Dios, sino de las decisiones equivocadas de los hombres, porque sabe que la fuerza de la fe puede mover las montañas (cf. Mt 17, 20): el Señor puede iluminar incluso las tinieblas más densas.

“Salvum fac populum tuum, Domine”, “Salva a tu pueblo, Señor”. Es lo que te pedimos esta tarde, por medio de María, celebrando las Primeras Vísperas de la Fiesta de la Maternidad Divina. Santa Madre del Redentor, acompáñanos en este paso del año nuevo. Obtén el don de la paz para Roma y para el mundo entero.

11:24
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets