Chile y un llamado a integrar a quienes llegan desde otros países

Juana Milagros Ayala llegó a Chile desde Perú hace 19 años. Tiene 40 años y para ella es una emoción grande participar en el país que la acogió de una tradición religiosa muy popular de su país.  “Es muy importante para todos los fieles católicos peruanos, porque nos acerca a nuestro país y te hace recordar a la familia que está lejos. Uno se siente integrado y vive esto con mucha devoción”, cuenta.

“Le pido al Señor de los Milagros, que nos de mucha paz y que nos de fuerza para estar parados en un país ajeno y que logremos nuestros objetivos y nos desarrollemos acá junto a nuestros hermanos chilenos”, agrega.

Su testimonio es recogido por el Arzobispado de Santiago de Chile y deja de manifiesto el llamado para integrar a quienes llegan desde otros países.

“La Iglesia de Santiago tiene las puertas abiertas para acogerlos como hermanos y hermanas, para integrarlos en la vida de nuestras comunidades”, expresó el arzobispo de Santiago de Chile, el cardenal Ricardo Ezzati, durante la celebración de la fiesta del patrón de los migrantes peruanos en Chile, el Señor de los Milagros.

Fue una jornada colorida -cargada de devoción, procesión y bailes típicos- la que se vivió en la Catedral Metropolitana de Santiago de Chile y en sus alrededores este domingo.  Representó una gran oportunidad para reivindicar la figura del migrante, con motivo de una fiesta que tiene una fuerte impronta peruana.

En ese sentido, Ezzati hizo referencia a la actitud de la iglesia hacia los migrantes en relación a una fiesta religiosa peruana que ha tenido fuerte arraigo en Chile.  “La primera actitud es la de acoger. Los acogemos como hermanos. La segunda actitud es la de integrar. A través de la integración nosotros mismos nos vamos enriqueciendo con tantas experiencias espirituales de nuestros hermanos”.

Junto a Ezzati estuvo presente el presidente de la Pastoral Social del Perú, el obispo Héctor Vera.

“Agradezco la acogida que ha hecho la Iglesia de Chile a la Iglesia de Perú. Me quedo maravillado del trato que dan los chilenos a los migrantes peruanos. Creo que hay acogida, respeto y se nota”, expresó.

El obispo peruano continuó haciendo referencia a los inicios de la devoción y su significado.  “Una devoción que se inicia en el siglo XVI y que ha perseverado en los siglos con un cariño y una profundidad que tiene toda una teología en una imagen que significa protección, alegría, unidad y apertura”, expresó.

Durante la celebración incluso se leyó un mensaje dirigido a los migrantes peruanos en el que se destaca que “la migración es un fenómeno natural y un derecho del ser humano”.

“El Señor de los Milagros nos invita a poner en práctica las obras de misericordia, recordándole a los migrantes que no están solos”, puntualizó Vera.

La procesión con la imagen del Señor de los Milagros -también conocido como el Señor de los Temblores debido a que en el año 1651 su imagen permaneció estable en un muro pese a la destrucción de gran parte de la ciudad de Lima (Perú)-  llegó simbólicamente hasta la Parroquia Latinoamericana, un continente que a lo largo de los años ha sido de acogida para millones de migrantes que han buscado un futuro mejor para ellos y el de sus familias.

Con información de la Arquidiócesis de Santiago de Chile

09:42
Etiquetas:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets