Cristo en el ministerio del obispo continúa predicando el Evangelio de salvación, el Papa preside Consagración episcopal en la Basílica de San Juan de

(RV).- La tarde del lunes 9 de noviembre el Papa Francisco presidió en la Basílica de San Juan de Letrán la Consagración episcopal de mons. Angelo De Donatis, obispo auxiliar de Roma, titular de Mottola. Nombrado el 14 de septiembre, mons. De Donatis ha sido párroco de San Marco Evangelista en Campidoglio. Nacido en 1954 en la provincia italiana de Lecce,  fue ordenado sacerdote en 1980 y desde 1983 está incardinado en la diócesis de Roma siendo miembro del Consejo Presbiteral y del Colegio de los Consultores.  En la Cuaresma del año 2014 mons. De Donatis  fue el encargado de las meditaciones para los Ejercicios Espirituales de la Curia Romana.

Al pronunciar la homilía ritual para las ordenaciones episcopales, el Papa recordó que con la finalidad de perpetuar de generación en generación este ministerio apostólico los Doce sumaron a ellos colaboradores trasmitiéndoles, con la imposición de las manos, el don del Espíritu recibido de Cristo, que confería la plenitud del sacramento del Orden. “Así, a través de la ininterrumpida sucesión de los  obispos en la tradición viva de la Iglesia, se ha conservado este ministerio primario y la obra del Salvador continúa y se desarrolla hasta nuestros días”.

“En el obispo rodeado de sus presbíteros está presente en medio a ustedes el mismo Señor nuestro Jesucristo, sumo sacerdote por la eternidad”, remarcó el Pontífice. “Es precisamente Cristo  que en el ministerio del obispo continúa predicando el Evangelio de salvación y santificando a los creyentes mediante los  sacramentos de la fe; es Cristo que en la paternidad del obispo enriquece con nuevos miembros a su cuerpo que es la Iglesia; es Cristo que en la sabiduría y prudencia del obispo guía al pueblo de Dios en el peregrinaje terrenal hasta la felicidad eterna”.  Por esto el Obispo de Roma invitó a la asamblea a acoger con alegría y agradecimiento  a este “nuestro  hermano que nosotros  obispos, con la imposición de las manos, asociamos hoy al colegio episcopal”.  “Ríndanle el honor que se debe al ministro de Cristo y al dispensador de los misterios de Dios, a quien ha sido confiado el testimonio del Evangelio y el ministerio del Espíritu para la santificación. Acuérdense de las palabras de Jesús a los Apóstoles: Quien los escucha, me escucha; quien los desprecia, me desprecia; y quien me desprecia, desprecia a aquel que me ha enviado”.

(RC-RV)

(from Vatican Radio)
11:05
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets