¿COMO AYUDAR DESPUES DE UN ABORTO?


Alejandro Ledesma Solórzano

Más que juzgar  a quien comete aborto, se debe dar el apoyo necesario para que la mujer comprenda y sane su dolor. El aborto, además de ser lamentable y doloroso en todo sentido, es un acto reprobable del ser humano. No hay situación que justifique esta acción: ni por evitar o posponer la maternidad, por condiciones socioeconómicas, problemas en la relación, violación o simple ignorancia, ¡no la hay!, puesto que abortar, simplemente y concretamente es asesinar.

Las cifras reportan miles de casos de madres que optan por privar de la vida al hijo que llevan en las entrañas, pero, ¿Qué se puede hacer después de cometer un aborto? De acuerdo con María del Carmen Aguilar padilla, especialista en temas de rehabilitación post-aborto e impartidora de terapia psicológica; existe un motivo importante que responde al dolor después del aborto:

<<El dolor surge porque la maternidad y el perpetuarse a través  de sus hijos es inherente  a la mujer. Es un deseo muy íntimo que se guarda en el corazón de cada mujer y viene fuertemente impreso en el alma>> (¡Abortaste! Al rescate de ti misma).

Esta especialista indica que es importante distinguir los dos tipos de aborto: <<el espontaneo o involuntario  que sucede ya sea por causas naturales o por un accidente, y el provocado intencionalmente, [es decir], el que por voluntad propia se recurre a ciertos medicamentos para expulsar al bebé del vientre materno>>.

Por su parte, Aguilar padilla quien es vicepresidente del instituto para la Rehabilitación de la mujer y de la familia A.C. (IRMA), preciso que las consecuencias de un aborto son graves y complejas: <<por un momento creíste haber escapado de un problema, pero la realidad es que ahora estas más hundida que nunca, tu problema es grande. Te has quedado vacía y a oscuras, cambiaste una historia de vida por una de muerte; nadie te acompaña en tu duelo, te has quedado muy sola y con una herida muy profunda>>.

Respecto al síndrome postaborto, estudios arrojan que este suele aparecer tardíamente, pasados meses e incluso varios años desde que el aborto fue ocasionado. Las manifestaciones  más frecuentes van  desde depresión, ansiedad, rabia, vergüenza, hasta el rechazo de sí misma y un gran sentimiento de culpa. Además, se ha comprobado que si la mujer padecía algún trastorno mental previo o bien tenía una cierta predisposición a padecerlo, el aborto suele agravarlo o desencadenarlo. 

Por otro lado, vidahumana. Org recomienda seis paso hacia la sanación posterior del aborto, pues es necesario admitir ante Dios su participación, ya sea por acción u omisión, en esta muerte, recordando que Dios todo lo perdona. Se sugiere hablar con un sacerdote y confesarse. Si necesita ayuda adicional, hay que dirigirse a un psicológico creyente.

  • Darle un nombre a su hijo y visualizarlo en los brazos de Dios padre. Decirle lo mucho que lo ama y lo arrepentida que esta por lo sucedido. Esto le ayudara a reconciliarse con el (o ella) y consigo misma.
  • Pedirle perdón a la madre del niño (si se le obligo o inclino hacia el aborto). Si la decisión fue solo de ella, perdonarla.
  • Perdonar también a todas las demás personas que estuvieron involucradas en el aborto,  de una manera u otra.
  • Si es posible, realizar algún tipo de labor voluntaria por-vida, que ayude a preparar  el error cometido. Unas palabras para concientizar pueden salvar la vida de un pequeño.
  • Continuar orando y recordar que buscando la felicidad de los demás se obtiene la propia.


De: Inquietud Nueva  enero_febrero 2014 N°175
Capturado por: Hermano Sergio Alberto Santiago Vargas 
Grupo: CERS  
Parroquia María Auxiliadora Diócesis de Tuxpan, Veracruz


13:04
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets