enero 2015
ACI Prensa Agencia Zenit Aleteia Año 1961 Año 1984 Audios Basilica de Guadalupe Bautismo Biografico Canto Católico Cantos y Alabanzas Cardenal Alberto Suarez Inda Cáritas Catecismo Catequesis del Papa Celebraciones Ciclo C Cine Familiar Cine religioso Construccion Coronilla a la Divina Misericordia Cristo te llama Cristy Villaseñor Cuaresma Defensa de la Familia Diocesis de Celaya Divina Misericordia Drama El Diario de María El Evangelio del dia El Hermano Asno El santo del dia El Santo Rosario El Video del Papa Escritos de San Francisco EWTN Familia Festividades Fiestas Patronales Formacion Permanente Formación Permanente Franciscanismo Fray Nelson Medina OP Fray Rodi Cantero TOR Grupo Effetá H1FM Hacia una Fe Madura Historico Homilía del día Homilías Horarios de Catecismo Horarios de Misas Imagenes Imposición de Ceniza Indulgencias Infocatolica Informativo de Radio Vaticano Inquietud Nueva Jesus cada Domingo Juntos por México La Hora de la Misericordia La Reflexión Dominical La Santa Misa La Voz del Pastor Liturgia de las Horas Mapa del Sitio Mariavision Minutos para Dios Mons. Benjamin Castillo Plasencia Mons. Cristobal Ascencio Garcia Mons. José Ignacio Munilla Musica Neutla News.va Noticias Oraciones Padre Adolfo Güemes Padre Carlos Sandoval Padre Carlos Yepes Padre César Montijo Padre Cristian Hernan Andrade Padre Dante Gabriel Jimenez Muñoz-Ledo Padre Ernesto María Caro Padre Luis Zazano Padre Pedro Brassesco Padre Sam Palabra del Obispo Parroquia Parroquias Pastoral de la Salud Pastoral de Migrantes Pastoral Litúrgica Pastoral Social Paz y bien para los Hermanos de Hoy Peliculas peliculas Religiosas Peregrinaciones Peticiones de Cooperacion Pláticas Cuaresmales Punto de Vista Radio Catolica Religion Religion en Libertad Requisitos Rezando voy Rome Reports Videos Semana Cultural Semana Santa Semillas para la Vida Serie Servicios Tekton Tele Vid Telegram Television Catolica Teologia Tierra Santa Turismo Religioso Ubicación Viacrucis Vidas de Santos Videos Videos Catolicos Virgen Maria Visitas Pastorales Webcams Whatsapp

18:02
Tengo que reconocer que, a pesar de que cada vez padezco una menor tolerancia al desorden, me fascina ese rato en que, mientras preparo una tortilla de patatas para la comida o pongo una lavadora, siento una omnipresencia capaz de ocupar toda la casa sin hacer prácticamente ruido: mis hijos jugando y desmoronándolo todo. Mis dos hijas mayores son capaces de tirarse hooooras de una habitación a la otra imaginando mil historias, situaciones, viajes... Entre sus muñecas, sus maletas y sus vestidos, pueden diseñar un mundo de fantasía más maravilloso que el de la Alicia de Lewis Carroll. Eso sí, a costa de convertir el suelo de la habitación en una alfombra de ropa, mochilas, sábanas o lo que sea necesario para hacer ambiente. Cualquier objeto cotidiano es suficiente para convertir su dormitorio en un tren, una playa o un aula del colegio. Pero claro, es necesario armar la de San Quintín para conseguir la escenografía adecuada... Por eso, hay veces en las que, por muy fascinante que sea ese momento..., es necesario optar por otros planes más lineales, cuya consecuencia inevitable no sea media hora de volver a colocar todo en su sitio. La opción más tentadora, para qué negarlo, es la tele: basta con encenderla para lograr, casi en cuestión de segundos, transformar el jaleo, los juegos, las carreras por la casa... en el más absoluto de los silencios de una forma casi mágica. Súbitamente se apaga el caos y los niños se quedan inmóviles ante la televisión, absortos, atónitos, incapaces de apartar la mirada de ese aparato que es capaz de robarle la inquietud al crío más activo. Así pues, en casa, las mañanas de domingo, acostumbramos a encontrarnos con esa disyuntiva: dejar que jueguen de aquella manera tan idílica pero, a veces, irritante... o ponerles la tele un ratito inofensivo y mantenerlos quietecitos en el sofá para que no desordenen la casa que, la noche anterior, quedó impecable. Pues bien, aunque a menudo es difícil optar por la primera opción, yo he decidido declararle la guerra a la televisión por varias razones: 1. Anula su capacidad de pensar. ¿Por qué darle a un niño un universo paralelo ya creado, imaginado por otros en su lugar, si puede hacerlo por sí mismo? La tele les quita a nuestros hijos la capacidad de imaginar, porque sustituye esa capacidad. 2. Delante de la tele no se cansan. Aunque parezca que ese rato están entretenidos, las energías que tenían que haber quemado las han estado acumulando, por lo que cuando apaguemos la televisión estarán más irritables y más nerviosos porque su cerebro ha estado recibiendo estímulos mientras ellos estaban inactivos. 3. De la misma manera, eso hace que duerman peor. De hecho, la mayoría de los pediatras recomiendan que los niños no vean la televisión antes de acostarse, pues la tv les excita y les costará más irse a la cama y conciliar el sueño. 3. La tv es adictiva: cuanto más se la ponemos, más necesidad tienen de verla. Llega un momento en que asumen la tele como una necesidad, se vuelven incapaces de entretenerse solos. Además, es más fácil negarles la tele una sola vez antes de ponerla que apagarla una vez que la hemos encendido, porque los niños asumen mejor la primera opción que la segunda. Pero también es adictiva para nosotros: cuando descubrimos lo calladitos que están delante de este objeto, es una tentación muy recurrente la de encenderla a la primera que surge la oportunidad. Pero también será mucho más fácil no ponerla si tanto mayores como niños nos acostumbramos a no considerarla una opción como norma general. 4. Las alternativas, aunque sean más incómodas o menos prácticas, son mucho más educativas y saludables. Es mejor, antes de ir a la cama, sacar un montón de cuentos -que luego, obviamente, tendrán que recoger-, que tenerlos atontados delante de la tele. Un cuento leído con los hermanos, con los padres, en un rato de tranquilidad antes de acostarse, les aporta mucho más que unos dibujos, y también el hecho de tener que recogerlo cuando hayan acabado. Eso tampoco significa no ver nunca la televisión o regalársela a un vecino porque ya no vamos a usarla más. Significa, simplemente y como en todo, hacer las cosas con medida, sin pasarnos. Que la tele sea una actividad esporádica para un día de ´emergencia´ en que tenemos que preparar maletas o de fin de semana para ver una peli en familia, es mucho más saludable -tanto a nivel personal como familiar-, que tenerla encendida por sistema cada vez que queremos calma y orden a nuestro alrededor. PD: puestos a elegir ver la tele, a mí me encantan las películas ´antiguas´, como Cantando bajo la lluvia, Siete novias para siete hermanos, Sonrisas y lágrimas... los niños se quedan embobados con ellas, la velocidad de las imágenes es considerablemente inferior y la estética, por lo general, es mucho más agradable que la de dibujos modernos como Dora la exploradora......

18:02
Tengo que reconocer que, a pesar de que cada vez padezco una menor tolerancia al desorden, me fascina ese rato en que, mientras preparo una tortilla de patatas para la comida o pongo una lavadora, siento una omnipresencia capaz de ocupar toda la casa sin hacer prácticamente ruido: mis hijos jugando y desmoronándolo todo. Mis dos hijas mayores son capaces de tirarse hooooras de una habitación a la otra imaginando mil historias, situaciones, viajes... Entre sus muñecas, sus maletas y sus vestidos, pueden diseñar un mundo de fantasía más maravilloso que el de la Alicia de Lewis Carroll. Eso sí, a costa de convertir el suelo de la habitación en una alfombra de ropa, mochilas, sábanas o lo que sea necesario para hacer ambiente. Cualquier objeto cotidiano es suficiente para convertir su dormitorio en un tren, una playa o un aula del colegio. Pero claro, es necesario armar la de San Quintín para conseguir la escenografía adecuada... Por eso, hay veces en las que, por muy fascinante que sea ese momento..., es necesario optar por otros planes más lineales, cuya consecuencia inevitable no sea media hora de volver a colocar todo en su sitio. La opción más tentadora, para qué negarlo, es la tele: basta con encenderla para lograr, casi en cuestión de segundos, transformar el jaleo, los juegos, las carreras por la casa... en el más absoluto de los silencios de una forma casi mágica. Súbitamente se apaga el caos y los niños se quedan inmóviles ante la televisión, absortos, atónitos, incapaces de apartar la mirada de ese aparato que es capaz de robarle la inquietud al crío más activo. Así pues, en casa, las mañanas de domingo, acostumbramos a encontrarnos con esa disyuntiva: dejar que jueguen de aquella manera tan idílica pero, a veces, irritante... o ponerles la tele un ratito inofensivo y mantenerlos quietecitos en el sofá para que no desordenen la casa que, la noche anterior, quedó impecable. Pues bien, aunque a menudo es difícil optar por la primera opción, yo he decidido declararle la guerra a la televisión por varias razones: 1. Anula su capacidad de pensar. ¿Por qué darle a un niño un universo paralelo ya creado, imaginado por otros en su lugar, si puede hacerlo por sí mismo? La tele les quita a nuestros hijos la capacidad de imaginar, porque sustituye esa capacidad. 2. Delante de la tele no se cansan. Aunque parezca que ese rato están entretenidos, las energías que tenían que haber quemado las han estado acumulando, por lo que cuando apaguemos la televisión estarán más irritables y más nerviosos porque su cerebro ha estado recibiendo estímulos mientras ellos estaban inactivos. 3. De la misma manera, eso hace que duerman peor. De hecho, la mayoría de los pediatras recomiendan que los niños no vean la televisión antes de acostarse, pues la tv les excita y les costará más irse a la cama y conciliar el sueño. 3. La tv es adictiva: cuanto más se la ponemos, más necesidad tienen de verla. Llega un momento en que asumen la tele como una necesidad, se vuelven incapaces de entretenerse solos. Además, es más fácil negarles la tele una sola vez antes de ponerla que apagarla una vez que la hemos encendido, porque los niños asumen mejor la primera opción que la segunda. Pero también es adictiva para nosotros: cuando descubrimos lo calladitos que están delante de este objeto, es una tentación muy recurrente la de encenderla a la primera que surge la oportunidad. Pero también será mucho más fácil no ponerla si tanto mayores como niños nos acostumbramos a no considerarla una opción como norma general. 4. Las alternativas, aunque sean más incómodas o menos prácticas, son mucho más educativas y saludables. Es mejor, antes de ir a la cama, sacar un montón de cuentos -que luego, obviamente, tendrán que recoger-, que tenerlos atontados delante de la tele. Un cuento leído con los hermanos, con los padres, en un rato de tranquilidad antes de acostarse, les aporta mucho más que unos dibujos, y también el hecho de tener que recogerlo cuando hayan acabado. Eso tampoco significa no ver nunca la televisión o regalársela a un vecino porque ya no vamos a usarla más. Significa, simplemente y como en todo, hacer las cosas con medida, sin pasarnos. Que la tele sea una actividad esporádica para un día de ´emergencia´ en que tenemos que preparar maletas o de fin de semana para ver una peli en familia, es mucho más saludable -tanto a nivel personal como familiar-, que tenerla encendida por sistema cada vez que queremos calma y orden a nuestro alrededor. PD: puestos a elegir ver la tele, a mí me encantan las películas ´antiguas´, como Cantando bajo la lluvia, Siete novias para siete hermanos, Sonrisas y lágrimas... los niños se quedan embobados con ellas, la velocidad de las imágenes es considerablemente inferior y la estética, por lo general, es mucho más agradable que la de dibujos modernos como Dora la exploradora......

17:29
Nunca diré de mí mismo que soy un hombre gay, porque sé que debo "reconocer y aceptar" humildemente la naturaleza sexual que Dios me dio: soy un hombre hecho para la mujer. Y no hablo de mí mismo como célibe porque no he hecho voto de no casarme nunca, que es lo que hace una persona célibe.

02:54
Una escuela cristiana en Pakistán ha sido asaltada por unos 300 estudiantes musulmanes armados con barras de hierro y palos que protestaban contra la publicación de la revista satírica francesa “Charlie Hebdo”, pidiendo que sea cerrada por ser blasfema. Según ha informado a la Agencia Fides, los agresores saltarón el muro, abrieron las puertas y entraron en la escuela, cometiendo actos de vandalismo y dañando las estructuras. En el ataque, que tuvo lugar el 27 de enero, cuatro estudiantes cristianos resultaron heridos. El instituto que ha sido atacado es la escuela secundaria masculina “High School Panel”, ubicado en la ciudad de Bannu, en la provincia de Khyber Pakhtunkhwa, en el norte de Pakistán. Durante dos días, la escuela ha estado cerrada y el Decano ha decidido tomar medidas de seguridad adicionales. En una nota enviada a la Agencia Fides, el cristiano Nasir Saeed, director de la Ong “Center for Legal Aid Assistance & Settlement” (CLAAS) declara: “Es muy triste que los radicales islámicos ataquen a los cristianos paquistaníes debido a Charlie Hebdo. Los cristianos se han opuesto y han condenado las caricaturas blasfemas. Es una pena que incluso después de 67 años desde el nacimiento de Pakistán, los cristianos todavía no sean considerados ciudadanos paquistaníes, sino que sean vistos como “aliados occidentales”. Cada vez que se producen incidentes en los países occidentales, los fieles paquistaníes son atacados. Los cristianos, que ya están viviendo en constante temor por sus vidas, se vuelven aún más vulnerables. Es una tarea de los políticos – dice en la conclusión - crear un ambiente cultural y una sociedad en la que los cristianos y las minorías religiosas se sientan seguras”...

02:18
¡Cuántos hombres y mujeres quedaron prendidos y prendados de alguna palabra del Maestro, de algún gesto suyo salvador! Así fueron naciendo los distintos caminos religiosos con su espiritualidad, con su acento evangélico, con su compromiso humano y eclesial.

02:18
La custodia de la memoria del primer amor y la esperanza en el encuentro con Cristo fueron los dos temas principales de la homilía del Papa Francisco en la Misa de Santa Marta del último viernes de enero, en la que alertó a los fieles del peligro de convertirse en cristianos tibios. El Obispo de Roma comentó la Epístola a los Hebreos de la liturgia que invita a recordar “aquellos días primeros, cuando, recién iluminados, soportasteis múltiples combates y sufrimientos”. Para el Papa este es “el día del encuentro con Jesús” que nunca se olvida porque es el día de “una alegría grande”, de “un deseo de hacer cosas grandes”. “La memoria es muy importante para recordar la gracia recibida, porque si nosotros expulsamos este entusiasmo que viene de la memoria del primer amor, este entusiasmo que viene del primer amor, llega un peligro grande para los cristianos: la tibieza. Los cristianos ´tibios´”. “Eh, pero están ahí, quietos, y sí, son cristianos, pero perdieron la memoria del primer amor. Y, sí, han perdido el entusiasmo. Además, han perdido la paciencia, ese ´tolerar´ las cosas de la vida con el espíritu de amor de Jesús; aquel ´tolerar´, que ´lleva sobre sus hombros´ las dificultades... Los cristianos tibios, pobrecitos, están en grave peligro”. Sobre el mismo tema, Francisco puso dos ejemplos. Por un lado, la epístola de San Pedro donde se dice que “el perro vuelve a su vómito”, y por otro que hay personas que en la decisión de seguir el Evangelio han echado de ellos al demonio, pero cuando éste regresa con fuerza, le abren la puerta sin estar en guardia y así el demonio “toma posesión de aquella casa”. A diferencia, “el cristiano tiene estos dos parámetros: la memoria y la esperanza”. “Reclamar la memoria para no perder aquella experiencia tan bella como la del primer amor, que alimenta la esperanza. Muchas veces es oscura, la esperanza, pero va hacia adelante. Cree, va, porque sabe que la esperanza no decepciona para encontrar a Jesús. Estos dos parámetros son, precisamente, el marco en el que podemos mantener esta salvación de los justos que viene del Señor”. Por último, subrayó que es una salvación que va protegida “para que el pequeño grano de mostaza crezca y de su fruto”. “Dan pena, hacen mal al corazón de muchos cristianos, ¡de muchos cristianos! A mitad de camino, muchos cristianos fracasan en este camino hacia el encuentro con Jesús, partiendo del encuentro con Jesús. Este camino en el que han perdido la memoria del primer amor y no tienen esperanza”....




04:49
Tras las duchas bajo la columnata de Bernini, las personas sin hogar que gravitan en la zona de San Pedro disfrutarán de otro buen servicio sólo para ellos: una peluquería, donde podrán aprovechar para cortarse el pelo y la barba. Como la de los baños, también esta iniciativa surgió del papa Francisco y ha sido posible gracias a la Limosnería apostólica, el organismo dirigido por Mons. Konrad Krajewski, el "brazo caritativo" del Santo Padre. El mismo ´Don Conrado´ el pasado mes de noviembre, dando la noticia de las duchas, había anunciado los planes para involucrar a los alumnos de una escuela de peluquería en la creación de un salón y poder ofrecer, de vez en cuando, además de la ducha el corte de pelo. Poderse lavar y mantenerse ordenados -dijo Krajewski- hará que los "peregrinos sin techo" sean menos vulnerables a las enfermedades que se transmiten por la suciedad. Según fuentes del Vaticano, la barbería estará lista para el 16 de febrero, cuando deberían completarse también los trabajos de rehabilitación de los baños. Cortar el pelo y la barba será posible los lunes, día en el que las peluquerías echan el cierre, gracias a la presencia de voluntarios....

04:49
El permiso dado para construir tres nuevas iglesias, la libertad de debatir en los periódicos y en foros son señales que muestran que el nuevo Egipto de Abd al-Fattah al-Sisi es mucho mejor que el de tiempos de Mubarak. Lo afirma a AsiaNews el padre Rafic Greiche, portavoz de la Iglesia catolica. [Hay apenas 200.000 católicos en este país de 75 millones de habitantes; los cristianos coptos, en cambio, son unos 7 millones. NdReL]. "Hemos pedido la construcción de nuevas iglesias desde tiempos de Mubarak, pero el rais no respondía". La ley para la construcción de nuevas iglesias vigente ahora en Egipto data de la era otomana. Por las condiciones exigidas (suficiente número de fieles, lejos de cualquier mezquita, construcción más baja y estrecha;...) Mubarak dejaba que las solicitudes se acumulasen. "Ahora el gobierno ha decidido acelerar los permisos para estas viejas solicitudes - dice el p. Greiche - y ha dado el permiso para construir una iglesia en la Nueva Cairo y dos en el Alto Egipto. Estas peticiones habían sido presentadas hace ya 8-10 años. Hemos venido presentando solicitudes desde hace 15 años y somos ahora atendidos". La señal más importante de una amplia libertad de culto ha sido la decisión de la presidencia de elaborar una nueva ley para la construcción de iglesias y edificios sacros. La presidencia ha demandado a los representantes de la Iglesia (copta ortodoxa, católica, protestante) de elaborar un proyecto de ley más moderna. "El proyecto está casi listo" afirma el p. Greiche. "En la nueva Constitución hay un párrafo que exige del nuevo parlamento - constituido después de las elecciones de marzo - hacer una ley en un año. Significa que para marzo 2016 tendremos una ley sobre nuevas construcciones de iglesias sin los impedimentos actuales". Otra señal positiva es el proyecto de ley sobre familia cristiana. "Antes y ahora también para los cristianos regía la sharia musulmana. Ahora se quiere valorizar el matrimonio cristiano y reconocerlo desde el punto de vista civil". Todas estas señales muestran que el Egipto de al-Sisi se está moviendo hacia una sociedad más moderna y con más libertad. En días pasados, en la comunidad internacional ha sido crítica contra en gobierno del Cairo por haber reprimido algunas manifestaciones en ocasión del cuarto aniversario de la caída de Mubarak. En los encuentros han muerto 15 personas, entre ellos algunos policías. El gobierno acusó a los islamistas de utilizar estas ocasiones para minar la seguridad del Estado, pero diversas voces acusan a al-Sisi de restringir la libertad de expresión. -Los occidentales no entienden la situación - dice el padre Greiche. - En Egipto hay libertad de expresión: talk show televisivos, los periódicos critican largamente al gobierno y ninguno ha sido censurado. El problema son las manifestaciones en las cuales se hacen presentes activistas que atentan contra la seguridad de la sociedad y mandan al arroyo la economía....




17:43
Mahmud Abbas recibió un invaluable obsequio de manos de un grupo de judíos israelíes. Un movimiento de menor envergadura (pero en aumento) de judíos creyentes se obstinaron en subir a rezar en el lugar en donde antaño se ubicaba el templo de Jerusalem como si se tratase de un derecho y un componente inalienable de su identidad judía. Y si no era esa su intención, así fue ofrecida propagandísticamente a la opinión pública palestina y mundial. Astuto, como siempre, Abbas se apresuró a declarar que “los judíos están convirtiendo al conflicto en uno religioso”. Ahora los palestinos ya pueden “vender” la falacia de que los judíos han convertido un conflicto en “religioso” cuando para los palestinos musulmanes el conflicto siempre ha sido fundamentalmente religioso. Palestina Media Watch nos ofrece innumerables ejemplos que demuestran que para la Autoridad Palestina el conflicto es religioso: “Nuestra guerra con los descendientes de los monos y los cerdos (los judíos), es una guerra religiosa y de creencia, ¡Qué viva el Fatah! (TV de la Autoridad Palestina 9/1/2012)”. Se trata de un ejemplo (de miles) de consignas transmitidas desde una cadena de televisión de un gobierno no democrático y centralista como es el de Mahmud Abbas, que justamente pertenece a una fracción palestina No Islamista. Entre los palestinos “laicos” descubrimos componentes fundamentalistas islámicos inquietantes. En 2010, más del 98% de los palestinos en la Autoridad Palestina afirmaban que la religión musulmana formaba una parte importante de su estilo de vida y de acuerdo a otra encuesta del 2003, el 80% de los palestinos se mostraban a favor de cortar las manos de un ladrón (según la shaarya), el 50% estaban a favor de ejecutar el castigo de inmediato mientras que el 30% condicionaban la ejecución a la existencia de un proceso legal ordenado (encuestas del Centro de Ramallah para el estudio de los derechos humanos y de la Universidad Bir Zait). En la encuesta del año 2011 (realizada por Israel Proyect) el 73% de los palestinos afirmaron creer “en el hadice (tradición islámica) que afirma que es un deber islámico asesinar a los judíos donde quieran que ellos estén”. Para los palestinos “moderados” de la Autoridad Palestina la religión “es” muy importante, más aún, la identidad del clan y la fe “siempre” fueron fundamentales para ellos. Tanto es así que quien habla del Medio Oriente y no se especializa en Islam como parte fundamental de la identidad tribal local habla de muchas cosas… pero no del Medio Oriente. Las premisas islamistas no son ajenas a los valores impulsados por los moderados de Ramallah. Más aún, son esenciales a la hora de conceptualizar la naturaleza del conflicto. Si para los “moderados” el conflicto es fundamentalmente religioso, para los islamistas del Hamás se trata del componente supremo. El analista y columnista Dr. Issam Shawer publicó en el portal del Hamás la crónica “La Revolución de la ira contra los crímenes del ocupante y los complots occidentales” (6/11/2014) en donde afirma de forma contundente: “Voces palestinas y árabes advierten que la guerra religiosa podría estallar en la región a causa de lo que ellos llaman “las violaciones israelíes” pero nosotros mantenemos y creemos que nuestra batalla contra el ocupante es fundamentalmente religiosa, no geográfica, no histórica o económica. La postura islamista se basa en cuatro rechazos fundamentales: 1) Para el islam radical el judaísmo es una religión y de ninguna forma es una identidad nacional. El judaísmo; para el Hamás, Hezbollah o ISIS; no es un pueblo sino que es una religión, 2) Para el islamismo, el judaísmo es un religión falsa (como el cristianismo) y ellos han malversado (como lo hizo el cristianismo) la palabra sagrada y su falsedad debe ser reemplazada y borrada (sustitución), 3) La entidad judía, afirman, ocupa una tierra santa en donde, en el pasado, se ha impuesto la shaarya como ley oficial. Esa tierra se conoce como Dar el-Islam (la casa del Islam) siendo que ningún musulmán tiene derecho a renunciar a la tierra permitiendo la existencia de un país Yahiliyco (infeccioso) en la zona del Islam, 4) Existen lugares santos que pertenecen a cada musulmán, ya sean las generaciones pasadas o las futuras. Son propiedad del Islam o Waqf al-Islam. Los judíos ocupan Jerusalem y los lugares santos para el Islam como la mezquita de Al-Aqsa que también es Waqf al-Islam. Para las autoridades supuestamente laicas (Fatah-OLP-Autoridad Palestina) y para el Hamás el conflicto es fundamentalmente religioso. Para la contundente mayoría de la población palestina también. Por lo tanto, argumentar que los judíos están transformando al conflicto en uno religioso cuando para ellos hace tiempo que ya lo es puede convencer a los demonizadores de siempre o a las personas poco informadas sobre la naturaleza del medio oriente. Una moderación de los componentes radicales musulmanes acercará a la consecución de un acuerdo de paz entre los palestinos y los israelíes. Pasemos al lado israelí. Para la mayoría de los israelíes suponer y afirmar que el conflicto con los palestinos es “religioso” es algo descabellado y hasta fatal. El presentador del programa nocturno del Canal 2 israelí se burlaba del tema tras comunicar cierta noticia ligada al tema, concluyendo con un cínico: “Pasemos rápidamente a otro tema antes que el conflicto se convierta en… religioso”. Buena parte de los israelíes suponen que porque “para ellos” el conflicto de ninguna manera es religioso entonces por definición el conflicto no lo es. Los israelíes consideran que el conflicto con sus vecinos es fundamentalmente territorial. En otras palabras, consideran que si se entregasen los territorios exigidos entonces se podría llegar a un tipo de acuerdo y entendimiento con los palestinos. Esta premisa sustentó, en parte, las decisiones de la retirada unilateral de Israel del sur del Líbano (que no contentó a los radicales del Hezbollah) y tampoco la retirada unilateral de la Franja de Gaza (que en absoluto contentó a los radicales del Hamás). Parte de la izquierda en Israel asume, equivocadamente, que no se contentaron justamente porque las retiradas fueron “unilaterales” y no concertadas con los vecinos. Para esa parte de la izquierda los valores y argumentos religiosos del Hamás y del Hezbollah son menospreciados justamente porque ellos los menosprecian en su vida personal (y todo el derecho tienen a hacerlo). Hagámonos una simple pregunta: ¿Si Israel aceptase retirarse de la totalidad de Judea y Samaria, tras haberse retirado de Gaza, partiese Jerusalén en dos capitales y se retirase de las Alturas del Golán… Se alcanzaría una paz con nuestros vecinos del Hamás, ISIS, Hezbollah o incluso Abbas? Si la respuesta es no… el conflicto tendría un componente territorial pero no sería el núcleo del mismo. En la última encuesta publicada en el diario Haaretz (16.6.2014) el 52% de los israelíes se manifestaban a favor de una retirada parcial o total de los territorios en disputa para alcanzar un acuerdo con los palestinos. De acuerdo a la encuesta de la prestigiosa Mina Tzemaj (noviembre 2013), el 67% de los israelíes (incluso se notaba una mayoría entre los votantes de la derecha israelí) se muestran a favor de la creación de un Estado palestino, 21% estarían en contra mientas que en la encuesta de Rafi Smith los datos son muy parecidos: 68% a favor y 25% en contra. La lógica de las encuestas es simple y clara: Israel podría o debería ceder territorios para alcanzar un acuerdo con los palestinos ya que, para ellos, el conflicto es fundamentalmente territorial En las últimas semanas, y especialmente tras las operaciones militares de Margen Protector (julio 2014), se nota un aumento en el “barullo mediático” que promueven aquellos judíos o movimientos que consideran que “también para ellos” se trata de una disputa religiosa. Para aquellos judíos que exigen construir un tercer templo judío en el Monte del Templo de Jerusalén en lugar de la mezquita de Al-Aqsa o para quienes no estarían dispuestos a abandonar territorios de Judea y Samaria en el marco de un acuerdo confiable con los palestinos, la naturaleza del conflicto es diferente a la percibida por la mayoría en Israel. Puede que simplemente, para ellos, la tierra sea más importante que la paz o incluso que la vida. ¿Qué porcentaje de la población no está dispuesta a ceder territorios en el marco de un acuerdo de paz? De acuerdo a las encuestas recién citadas entre un 21% al 25% de la población pero debemos señalar que puede que parte de ellos consideren que no existe actualmente una posibilidad de alcanzar la paz o porque creen que de nada servirá ceder tierra o que puntualmente se opongan a parte del plan de paz expuesto (por ejemplo, apoyan todos menos partir Jerusalén). En otras palabras, solamente una parte del 21% al 25% de los judíos podría llegar a considerar que el conflicto es fundamentalmente religioso. Hagamos una generalización peligrosa: Si tomamos en cuenta que el partido nacionalista religioso Ha-Bait Ha-Iehudí (La Casa Judía) posee 12 diputados en el parlamento (10% de la legislatura) y dicho partido se opone a la creación de un Estado palestino entonces podríamos deducir, a groso modo, que el 10% de la población antepone el derecho judío a la tierra (en buen parte basado en convencimientos dogmáticos religiosos) a la consecución de un acuerdo político que incluya concesiones. El bloque central en la política israelí lo representan todos los partidos sionistas, desde Meretz hasta Israel Beiteinu de Liberman. Todas las agrupaciones han declarado estar dispuestas a ceder territorios a cambio de un acuerdo de paz real. En entrevista al periódico Yediot Ajaronot (28.11.2014), el Ministro de Exteriores de Israel Avigdor Liberman expresó su predisposición a realizar concesiones territoriales resaltando que “la unidad del pueblo es más importante que la unidad de la tierra de Israel”. Para la mayoría de los israelíes el conflicto es político-territorial. Para la inmensa mayoría de los palestinos el conflicto es fundamentalmente religioso. La naturaleza de los conflictos la impone el agresor y lamentablemente quien agrede e impone la razón de la disputa son los palestinos, sean estos “moderados” del Fatah o “radicales” del Hamás. Los israelíes pueden seguir sonriendo socarronamente dando a entender que el conflicto “no es religioso”… y en tanto y en cuanto lo sigan haciendo seguirán demostrando un preocupante desprecio hacia la base existencial de la presencia judía en el Medio Oriente. En las últimas semanas, han aumentado las “voces israelíes” argumentando que también para ellos la disputa es fundamentalmente religiosa. Quizás son la misma proporción que antaño y simplemente han comenzando a llamar la atención de los medios de comunicación. Para aquellos que soñamos con ver una paz verdadera con los palestinos y el mundo musulmán y para los que deseamos evitar que madres y padres se vean obligados a enterrar a sus hijos, resulta necesario, especialmente en jornadas de dolor y tensión, declarar repetidamente que para “nosotros” la vida es lo más importante por lo que seguimos estando dispuestos a ceder parte de nuestros derechos territoriales a cambio de asegurar un futuro mejor y la existencia eterna del único estado del pueblo judío. Sería bueno expresar, una y otra vez, que para nosotros los israelíes el conflicto “se puede” solucionar compartiendo tierra, agua y propiedades. Sería una renovada forma de confirmar que la solución del conflicto siempre estuvo en manos de los radicales, esos mismos que han ubicado la disputa palestina-israelí en un “zero same game” religioso. Ya sea el Hamás o el “moderado” de Abbas. NOTAS Gabriel Ben-Tasgal. Analista internacional y experto en la temática del conflicto árabe-israelí. http://ift.tt/1LniZwd ...

15:53
Padre Antonio Pascual Lupiañez S.I. Foto enviada por el amigo Manuel Ramos Torres Hubo un tiempo, no muy lejano, que en cada emisora de Radio Popular, cadena Cope, estaba situado un jesuita como director espiritual, y asesor religiso de la empresa. El padre Antonio Pascual Lupiañez anduvo por Jaén ejerciendo tal papel en la Cope local. Era la década de los años sesenta, en que la emisora ocupaba un edificio anexo al antiguo palacio episcopal de Jaén. Además, el bueno de Lupiañez como le llamaban los curas de aquella época, era el paño de lágrimas de ellos, por ejemplo, siempre estaba disponible a sustituir a tales párrocos, que tomaban unos días de descanso; a la vez era confesor de los alumnos del Seminario de Jaén; y de paso se hacía amigo de los estudiantes que por aquellos años estudiamos en aquella casa de la calle Juan Montilla. El padre Lupiañez fue el descubridor de mi vocación por la radio. Un buen día me invitó a contemplar cómo él preparaba, grababa, y emitía su programa religioso semanal en la Cope local. Ví cómo me miraba, porque a mí se me caía la baba, sentado frente a él, tocando un micro, acariciando la esponja azul del color corporativo. A la semana siguiente, me invitó a leerle el guión que él mismo había escrito. De aquellas entradas en la emisora Radio Popular, conocí a todos los trabajadores, de los que solamente queda uno en activo, de los tres que existen hoy. Aquella radio valía la pena oírla todos los días en el transistor; aquella radio levantaba vocaciones futuras; aquella radio era humana, fraterna y evangélica. Descanse en paz el padre Lupiañez. Dios le pague lo que hizo por mi afición a la radio. --------------------------------------- Lean, amigos, mi último Tratado titulado La Religión de la Comunicación incomunicada en España Pinchen en este enlace: http://ift.tt/1BPAEIx Tomás de la Torre Lendínez ...

07:03
El arzobispo de Granada, Javier Martínez, a cuya diócesis pertenecen los diez sacerdotes imputados junto a dos laicos en la causa sobre supuestos abusos sexuales a menores, ha dicho este miércoles sentirse respaldado por el Papa, que ayer le transmitió que pide a Dios y le ayuda para que no se "baje de la cruz". A preguntas de los periodistas antes de participar este miércoles en un acto del Arzobispado, el prelado ha manifestado que se siente respaldado por el Papa Francisco y por "el pueblo cristiano", que son los respaldos, dice, "que necesita un obispo". El Papa, con quien concelebró este martes la misa matutina en su residencia en el Vaticano, la Casa Santa Marta, le trasladó, ha asegurado, el siguiente mensaje: "Que pedía a Dios y me ayudaba para que no me bajara de la cruz". Interrogado sobre si eso significa que quiere que continúe al frente del Arzobispado de Granada, ha indicado que eso habría que preguntárselo a él. "Pero él me ha pedido que sí, que no me bajara de la cruz. Y mientras un obispo es obispo de un sitio tiene la misión de dar la vida por la diócesis que la Iglesia y el Señor le encomienda", ha manifestado el arzobispo. Y ha agregado: "Quiero a la Iglesia universal y a los seres humanos con toda mi alma, y estoy dispuesto a dar la vida por esta diócesis". Un proceso reservado Entre los doce imputados en la causa investigada por el Juzgado de Instrucción 4 de Granada, que este martes levantó el secreto de sumario, figuran dos laicos y diez curas, tres de los cuales -los únicos que llegaron a ser detenidos y puestos luego en libertad con cargos- fueron apartados en su momento del ejercicio del sacerdocio. Preguntado sobre si el Arzobispado va a adoptar también medidas con respecto a los otros siete sacerdotes imputados, que de momento siguen ejerciendo, el prelado ha declarado que el proceso lo lleva la Santa Sede y que no puede hacer más declaraciones al respecto porque es un proceso reservado. Y la disciplina eclesiástica "pide para estos casos un secreto casi como el de la confesión", ha afirmado el arzobispo tras incidir en que es la Santa Sede a quien corresponde tomar las decisiones. El arzobispo, que por ese motivo ha eludido precisar si ha hablado durante este tiempo con los doce imputados, tampoco ha querido pronunciarse sobre las informaciones que apuntan a una falta de colaboración inicial con el juez instructor, que le habría llegado a requerir hasta en cinco ocasiones los informes eclesiásticos elaborados en relación a este caso de abusos sexuales. Ha negado sentirse perseguido pero, interrogado sobre si se siente cuestionado, ha dicho que "hay algunas personas que tienen ese interés, pero el pueblo cristiano me quiere y yo al pueblo cristiano"....




06:24
«»Los que privatizan la fe cerrándose en élites que desprecian a los otros no siguen el camino de Jesús. Así lo ha asegurado el Santo Padre durante la homilía en la misa celebrada esta mañana en Santa Marta. Al comentar la Carta a los Hebreos, el papa Francisco ha afirmado que Jesús es “el camino nuevo y vivo” que debemos seguir “según la forma que Él quiere”. Porque “existen formas equivocadas de vida cristiana”. Por eso, ha explicado que Jesús “da el criterio para no seguir los modelos erróneos. Y uno de estos modelos equivocados es privatizar la salvación”. De este forma, el Papa ha afirmado que “es verdad, Jesús nos salva a todos, pero no genéricamente. Todos, pero cada uno, con nombre y apellidos. Y esta salvación es personal”. Realmente -ha añadido- yo soy salvado, el Señor me ha mirado, ha dado su vida por mí, ha abierto esta puerta, esta vía nueva para mí, y cada uno de nosotros puede decir ‘Por mí’”. Pero existe el peligro de olvidar que Él nos ha salvado de forma individual, pero en un pueblo, ha advertido el Pontífice. “El Señor siempre salva en el pueblo. Desde el momento en el que llama a Abraham, les promete hacer un pueblo. Y el Señor nos salva en un pueblo”, ha recordado. Por eso el autor de esta Carta nos dice: “Prestemos atención los unos de los otros”. A propósito, el papa Francisco ha indicado que “no hay salvación solamente para mí. Si yo entiendo la salvación así, me equivoco; me equivoco de camino. La privatización de la salvación es un camino equivocado”. Para no privatizar la salvación hay tres criterios que el Papa ha explicado en la homilía: La fe en Jesús que nos purifica, la esperanza que nos hace mirar las promesas e ir adelante y la caridad - es decir, prestar atención los unos a los otros, para estimularnos en la caridad y en las buenas obras. Y Francisco lo ha explicado así: “Y cuando yo estoy en una parroquia, en una comunidad -la que sea- yo estoy allí, yo puedo privatizar la salvación y estar allí un poco socialmente solamente. Pero para no privatizarla debo preguntarme a mí mismo si yo hablo, comunico la fe; hablo, comunico la esperanza; hablo, practico y comunico la caridad”, ha observado. Asimismo, ha indicado que si en una comunidad no se habla, no se anima el uno al otro en estas tres virtudes, los componentes de esta comunidad han privatizado la fe. Cada uno busca su propia salvación, no la salvación de todos, la salvación del pueblo. Y Jesús ha salvado a cada uno, pero en un pueblo, en una Iglesia”. Por otro lado el Santo Padre ha recordado que el autor de la Carta a los Hebreos da un consejo “práctico” muy importante: “no desertemos de nuestras reuniones, como algunos tienen costumbre de hacer”. Esto sucede --ha precisado el Papa-- cuando estamos en una reunión en la parroquia, en el grupo, y juzgamos a los otros, “hay una especie de desprecio hacia los otros. Y esta no es la puerta, el camino nuevo y viviente que el Señor ha abierto, ha inaugurado”. Por esta razón, el Obispo de Roma ha indicado que “despreciando a los otros, desertando de la comunidad total, desertando del pueblo de Dios, han privatizado la salvación: la salvación es para mí y mi grupito, pero no para todo el pueblo de Dios. Y esto es un error muy grande”. Francisco ha definido este como “las élites eclesiales”. Por eso, el Pontífice ha advertido que “en el pueblo de Dios se crean estos grupitos, piensan que son buenos cristianos, también -quizá- tienen buena voluntad, pero son grupitos que han privatizado la salvación”. Finalmente, el Papa ha recordado que “Dios nos salva en un pueblo, no en las élites, que nosotros con nuestras filosofías o nuestra forma de entender la fe hemos hecho. Y estas no son las gracias de Dios”. A este punto, el Santo Padre ha invitado a preguntarse: “¿Tengo la tendencia de privatizar la salvación para mí, para mi grupito, para mi élite o no abandono del todo el pueblo de Dios, no me alejo del pueblo de Dios y siempre estoy en comunidad, en familia, con el lenguaje de la fe, de la esperanza y el lengua de las obras de caridad?” Al concluir, Francisco ha pedido “que el Señor nos dé la gracia de sentirnos siempre pueblo de Dios, salvados personalmente. Eso es verdad: Él nos salva con nombre y apellidos, pero salvados en un pueblo, no en el grupito que hago para mí”. Texto de Radio Vaticano traducido y adaptado por ZENIT...




Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets