El Papa: En Albania, católicos, ortodoxos e islámicos dieron testimonio de Dios y hoy de fraternidad


Al regresar de su visita a Albania, el Santo Padre Francisco mantuvo un encuentro de aproximadamente diez minutos con los periodistas que lo acompañaron en este intensísimo cuarto viaje internacional.

En el vuelo de retorno al Vaticano, el Papa respondió a las preguntas de tres periodistas albaneses, aclarando algunos puntos esenciales sobre su visita apostólica al "país de las águilas".




Como de costumbre, el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede y de Radio Vaticano, el padre Federico Lombardi, introdujo a los periodistas y agradeció al Obispo de Roma por su disponibilidad, no obstante la intensa jornada que acababa de afrontar.




Conferencia de prensa del Papa Francisco en el vuelo de regreso de Albania




-[P. Lombardi]: Bien, entonces: nosotros estamos muy agradecidos al Santo Padre por estar con nosotros, incluso al final de una jornada tan ardua. Él ha querido estar a disposición para algunas preguntas, pero pocas, sobre su viaje. Y entonces hemos adoptado como criterio el de que hagan las preguntas nuestros tres colegas albaneses, que han hecho todo el viaje con nosotros: han venido a Roma precisamente para viajar con Usted y ahora están regresando de nuevo a Roma para concluir la experiencia con Usted. Ellos son de tres televisiones albanesas. Comenzamos con la señora Mira Tuci, que es de la Televisión Nacional albana.




[Mira Tuci]: Su Santidad partió con una idea en la mente de los albanos, de Albania. Cómo un albanés ha sufrido, pero es también tolerante. ¿Ha encontrado alguna otra cualidad que ha podido tocar en los albanos? ¿Estas cualidades son justas para hacer volver el águila al nido?




Santo Padre:- Diría que he afinado un poco aquellas cosas que usted dice, pero el sufrimiento que ustedes albanos han tenido lo he visto más de cerca. Aquello de tolerante…cambio la palabra. No es tolerante el albanés, es hermano. Tiene la capacidad de la hermandad y más. Y esto se ve en el convivir, en el colaborar entre los islámicos, los ortodoxos y los católicos. Y colaboran, como hermanos ¿no? Y luego, otra cosa que me ha impresionado desde el comienzo es la juventud del país: me han dicho que es el país más joven de Europa. Pero Albania tiene, se ve verdaderamente, un desarrollo superior en la cultura y también en la governance, gracias a esta fraternidad.




[Periodista]:- Su Santidad, recorriendo el boulevard central de Tirana, bajo los retratos de los clérigos martirizados durante el régimen comunista, en un país al cual ha sido impuesto el ateísmo de Estado hasta hace 25 años, ¿qué emoción personal ha tenido?




[Santo Padre]:- Yo desde hace dos meses estoy estudiando un poco aquel periodo difícil de Albania, para entenderlo. He estudiado también un poco el inicio. Pero ustedes tienen raíces culturales bellísimas y fuertes, de gran cultura, desde el comienzo. He estudiado este periodo y ha sido un periodo cruel: el nivel de crueldad ha sido terrible. Cuando vi estas fotografías, pero no sólo de los católicos, también de los ortodoxos, también de los islámicos y cuando pensé en las palabras que les dirigieron: “pero tú no debes creer en Dios”…”¡Yo creo!” Y los mataban… Por esto digo que también las tres componentes religiosas han dado testimonio de Dios y ahora dan testimonio de fraternidad.




[Periodista]:- Su Santidad, usted ha visitado Albania que es un país de mayoría musulmana. Pero la visita tiene lugar en un momento precario de la situación global. Usted mismo ha declarado que la tercera guerra mundial ya ha comenzado. ¿El mensaje de su visita es sólo para los albaneses o va más allá?




[Santo Padre]:- No: va más allá. Albania ha recorrido un camino de paz, de convivencia y de colaboración que va más allá, va a otros países que tienen igualmente raíces étnicas diversas. Usted ha dicho: “es un país de mayoría musulmana”: sí, pero no es un país musulmán. Es un país europeo. Para mí esto ha sido una sorpresa. Albania es un país europeo, precisamente por la cultura, la cultura de convivencia, también por la cultura histórica que ha tenido.




[Periodista]:- Usted ahora ha realizado este viaje a Albania, que es un país europeo ¿cuáles son los próximos?




[Santo Padre]:- Sí, la geografía no puedo cambiarla. Los próximos viajes serán el 25 de noviembre a Estrasburgo, Consejo de Europa y Parlamento Europeo, los dos. Y luego el 28 – quizás – Turquía, para estar allí en la fiesta del 30, de San Andrea, con el Patriarca Bartolomé.




[Periodista]:- Santidad, hemos entendido que usted tiene una visión de Albania un poco distinta de aquella de los europeos, es decir, nosotros miramos a Europa casi como a la Unión Europea. Usted ha elegido como primer país para visitar, un país de la periferia que no pertenece a la Unión Europea. ¿Qué puede decir a aquellos que miran solamente a la Europa de los “potentes”?




[Santo Padre]:- Que este viaje mío es un mensaje, es un signo: es una señal que quiero dar.




[Periodista]:- Lo hemos visto todos, creo, llorar por primera vez, se conmovió mucho en aquel encuentro. Ha sido el momento más conmovedor del viaje.




[Santo Padre]:- Escuchar hablar a un mártir del propio martirio ¡es fuerte! Creo que todos los que estábamos allí estábamos conmovidos: todos. Y aquellos testigos hablaban como si hablaran de otro, con una naturalidad, una humildad. ¡Me ha hecho muy bien esto! Muchas gracias y buena cena.




(Traducción del italiano: María Cecilia Mutual - RV)







07:38
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets