El aborto mata personas... con permiso del PP


Estimadísima doctora Gádor Joya: muchísimas gracias, en nombre propio y en el de mi difunta esposa, en vida abanderada antiabortista, por su tenaz y heroica lucha a favor de la vida de los santos inocentes que vienen en camino. Agradecimiento que quiero hacer extensivo a sus colaboradores y demás asociaciones que comparten idéntico ideal.

Las decenas de miles de personas que una vez más se manifestaron este último domingo en numerosos puntos de la geografía española y en defensa de la vida y la dignidad de la mujer, son la expresión clamorosa de que en el mundo todavía quedan rescoldos de humanitarismo frente a tanta barbarie criminal, aunque bien poco lo hayan destacado en directo ciertas televisiones que se consideran “católicas”.




El aborto, se pongan como se pongan sus promotores, es un crimen. Cada vez que se provoca un aborto, se asesina a un ser humano. Además al ser humano más indefenso e inocente de nuestra especie. Y cuando este tipo de asesinatos se generalizan, adquieren la terrible condición de genocidio, como los hitlerianos hicieron con las judíos y Stalin con los kulaks ucranianos.




Que esta clase de aberración humana la elevaran a la categoría de ley aquel tándem nefasto formado por ZP y la flamencóloga Aido, podría tener una explicación –en ningún caso justificación- dado su espíritu sectario, pero que la mantenga sine die el gobierno de Mariano Rajoy, apoyada su dilación por las damas de hierro peperas, sólo puede explicarse por la falta de principios y escrúpulos de esta tropa.




Es inútil recordarles que la abolición de aquella sanguinaria ley del aborto iba en el programa electoral del PP. También iban otras promesas asimismo incumplidas. Los dirigentes peperos deben pensar de los compromisos o promesas electorales lo mismo que aquel cínico acalde socialista de Madrid, el “viejo profesor”, que decía que las promesas electorales se hacían para no cumplirlas.




Estos últimos días, doña 3S, vice de Rajoy, explicaba, después de boicotear según se ha publicado el proyecto Gallardón, que se quiere lograr el mayor consenso posible en torno a este tema. ¡Válgame el cielo! Consenso ¿con quién? ¿Con los mismos o sus herederos directos que impusieron la genocida ley Aido? Pero doña Soraya, ¿a quién quiere tomar el pelo? Ahora va a resultar que las damas de hierro del PP son más feministas que las feministas de cuota del otro bando.




Pero si los sociatas no se han movido un milímetro de su posición de siempre, o sea, que las mujeres tengan pleno derecho a disponer libremente de su cuerpo. Naturalmente, faltaría más, como si quieren convertir los michelines propios en hamburguesas para antropófagos, pero cuando conciben un nuevo ser, ese ya no es cuerpo suyo, sino el de otra personita. Dependiente, pero distinta. Igual que todos dependemos de otros muchos. Todos somos de algún modo dependientes de voluntades o intereses ajenos. Y no por eso tenemos que dejarnos de matar como mansos corderos.




Los dirigentes del PP parece que tienen ahora otras “prioridades”. Están concentrados en “abortar” la deriva separatista de Artur Más y su tropa. Eso es fenomenal, porque la unidad de España es un bien a preservar (ya lo expresó la Conferencia Episcopal en su día), pero salvar vidas humanas, decenas de miles de vidas humanas al año no es menos importante.




¿A qué temen los altos mandos del PP, a que el debate público del sangrante tema del aborto ahuyente a ciertas gente del frente común que pretenden articular contra la ofensiva soberanista? Tal vez sea eso. Pero podrían haberlo pensado antes para no interferir en lo que se veía venir desde muy atrás. O ya con un retraso doloso, garantizar que en cuanto se frene la locura catalanista, se acometerá sin más dilación el “aborto” de la ley abortista, por cruel y criminal. ¡Señor Rajoy, lo prometido es deuda!, a menos que quiera pasar a la Historia como un trilero político. Usted y su guardia de corps con faldas.







04:25
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets