Al viajar a Corea, el Papa Francisco cumplirá su anhelo misionero de juventud




Cuando era un joven jesuita, recién ingresado a la orden –escribe el periodista David Ramos para la agencia de noticias ACI-, el Papa Francisco anhelaba convertirse en un misionero en el lejano oriente, en Asia, como muchos santos sacerdotes de la Compañía de Jesús.



El propio Francisco lo reveló a más de 8 mil alumnos de colegios jesuitas de Italia y Albania, en junio del año pasado: “Cuando estudiaba filosofía, le escribí al Padre Arrupe (entonces Superior General de la Compañía de Jesús), para que me mandara a Japón o a alguna otra parte”.

Sin embargo, su anhelo se vio truncado debido a un mal que sufrió de joven y que resultó en la extracción de un fragmento de su pulmón.




En efecto, el P. Pedro Arrupe, dijo en esa ocasión el Papa, “reflexionó bien y me dijo, con mucha caridad: ´Pero usted tuvo una enfermedad en el pulmón, eso no es bueno para un trabajo tan fuerte´, y entonces me quedé en Buenos Aires”.




“Pero fue muy bueno, el Padre Arrupe, porque no me dijo: ´Pero usted no es tan santo como para ser misionero´; era bueno, tenía caridad, ¿eh? Y lo que me dio mucha fuerza para convertirme en un jesuita fue su carácter misionero: salir, ir a las misiones a anunciar a Jesucristo”. El Santo Padre remarcó que “lo que más me gustó de la Compañía es su carácter misionero; quería convertirme en un misionero”.




Muchos años más tarde, el Papa Francisco verá parcialmente realizado su anhelo de juventud, al viajar del 13 al 18 de agosto a Corea del Sur y en enero de 2015 a Filipinas y Sri Lanka.









17:14
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets