Vándalos pintan una bandera republicana sobre el monolito de los 40 mártires católicos de Consuegra


El pintado de una bandera republicana sobre un monolito dedicado a católicos fusilados en Consuegra al inicio de la Guerra Civil española ha generado un hondo malestar en vecinos de la villa manchega.

La Parroquia de Santa María La Mayor de Consuegra y descendientes de los 40 clérigos y seglares a los que se honra en el monumento mortuorio por haber entregado la vida debido a su fe religiosa estudian medidas para expresar su repulsa por este acto vandálico.




Al cierre de la edición del jueves, La Tribuna de Toledo pudo saber que operarios municipales ya habían emprendido la limpieza del monumento a fin de que recuperara su imagen original.




El monumento en cuestión, conocido como la Cruz de los Mártires, está situado en el parque de San Juan, frente a la iglesia del mismo nombre.




Según explica el párroco consaburense, José Manuel Pastrana, la pintada fue efectuada por desconocidos en la noche del lunes al martes. La acción de estos sujetos pudo desencadenarse a raíz de la abdicación del rey Juan Carlos, conocida horas antes.




Como puede verse en la fotografía, la pintada consiste en una franja roja, otra amarilla y otra morada, reproduciendo la enseña tricolor. La última franja quedó incompleta. «O se quedaron sin pintura morada o llegó alguien y tuvieron que salir corriendo», aventura el sacerdote para explicar este detalle.




El monumento objeto de este acto vandálico está compuesto por un pedestal que recoge los nombres de los religiosos y feligreses de Consuegra que fueron ejecutados en diversas sacas de presos ocurridas en el verano de 1936, tras quedar la villa manchega bajo control republicano al inicio del conflicto fraticida y extenderse a ella una ola de violencia anticlerical.




Algunos de estos fusilados, como los padres franciscanos Víctor Chumillas y Martín Lozano, fueron reconocidos tras su sacrificio como beatos por la Iglesia en 2007.




El pedestal queda coronado por una cruz, que no puede apreciarse en las fotos enviadas a este medio por un vecino consaburense.




Según ha podido contrastar La Tribuna de Toledo hablando con vecinos de Consuegra, el monolito carece a día de hoy de cualquier simbología relacionada con el régimen franquista, ya que fue retirada en la actual etapa democrática. Con ello se adapta a la Ley de Memoria Histórica, que en su artículo 15.2 establece el respeto a monumentos vinculados a la Guerra Civil «cuando las menciones sean de estricto recuerdo privado, sin exaltación de los enfrentados, o cuando concurran razones artísticas, arquitectónicas o artístico-religiosas protegidas por la ley».




Tras ponerse a disposición de los familiares de los honrados en el monolito, con los que ha previsto mantener una reunión, para las acciones que consideren necesarias para la reparación de su recuerdo, el padre Pastrana expresaba su condena a este acto vandálico. «Es totalmente condenable, cuando hablamos de tolerancia y democracia, estos actos nos hacen ver que la tolerancia y la democracia está ajena al sentimiento de algunas personas».







08:19
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets