La presidenta de Harvard permitirá la misa negra en la Universidad, aunque la reconoce ofensiva


En una declaración emitida ante la inminente realización esta noche de una “misa negra satánica” en la Universidad de Harvard en Estados Unidos, la presidenta de esta casa de estudios, Drew Faust, admitió que el evento es una agresión “aborrecible” contra los católicos cuya realización depende solo del grupo que lo organiza en aras de la “libre expresión”.

En el texto dado a conocer hoy, Faust afirma que “la realización de una ‘misa negra’ planificada por un grupo afiliado con la Escuela de Extensión de Harvard nos desafía a reconciliar la dedicación para con la libre expresión en el corazón de una universidad con nuestro compromiso de generar una comunidad basada en la civilidad y el entendimiento mutuo”.




Para la presidenta, “la libertad de expresión (…) protege no solo la libertad de pensamiento de aquellos con los que están de acuerdo con nosotros sino también el pensamiento que odiamos”.




Drew Faust admite luego que “la ‘misa negra’ tiene su origen histórico en la denigración de la Iglesia Católica, se burla de un evento sagrado para el catolicismo y es muy ofensiva para muchos en la Iglesia y más allá. La decisión de un club de estudiantes de patrocinar una escenificación de este ritual es aborrecible, representa una afrenta fundamental a los valores de inclusión, pertenencia y respeto muto que debe definir nuestra comunidad”.




Sin embargo, la presidenta de Harvard precisa que “de acuerdo con el compromiso de la Universidad con la libre expresión, incluyendo las expresiones que nos pueden ofender profundamente, la decisión de proceder es y será suya (del club que organiza el acto)”.




Para concluir anuncia que participará en la Hora Santa que se realizará a la misma hora de la misa negra en la iglesia St. Paul en el campus “para reafirmar nuestro respeto por la fe católica en Harvard y para demostrar que la respuesta al discurso ofensivo no es la censura sino el discurso razonado y el disentimiento robusto”.




Al respecto, el presidente del Instituto de Religión y Democracia (IRD), Mark Tooley, cuestionó irónicamente si acaso el grupo organizador, el Cultural Studies Club de Harvard “¿acaso recrearía un sacrificio humano ritual azteca en su exploración expansiva de distintas culturas? ¿O de repente podrían presentar a algunos sati quemando viva a una viuda reciente en homenaje a una diosa hindú? ¿Por qué no sacrificar niños a Moloch para comprender mejor las costumbres cananeas? Tal vez la inclusividad de Harvard aún no está lista para un multiculturalismo a todo dar”.




Tooley refiere luego que “como reconoce bien la presidenta de Harvard, una misa negra no tiene nada de bueno sino que es estrictamente una negación, una burla a la Eucaristía de la Iglesia Católica. ¿Harvard toleraría del mismo modo la organización de una burla ritual contra otros credos como el Islam?”




Seguidamente Mark Tooley cuestiona los parámetros de la “ultra corrección política” de las autoridades de Harvard en este caso para emitir su juicio y recuerda finalmente que “el ritual satánico no está mal solo por violar los ‘valores de la inclusión’ sino porque es intrínsecamente malo”.




Sobre este polémico evento, el presidente de la Liga Católica en Estados Unidos, Bill Donohue, solicitó a los católicos contactarse con Harvard para expresar su protesta escribiendo al culturalstudiesclub@gmail.com o a Jeff Neal al correo jeff_neal@harvard.edu o llamando al (+1) 617-495-1585.




También puede sumarse a la campaña de recolección de firmas lanzada en la plataforma citizengo, que ya lleva cerca de 30 mil firmas, en la dirección http://ift.tt/SIuMi0







15:24
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets