Y es que no paran nunca






El viernes 24 de enero de 2014 grupos islamistas colocaron bombas en un salón de belleza frecuentado por mujeres y en un mercado de verduras en Aksu, de la región autónoma de Xinjiang, China. La cifra de víctimas mortales en estos momentos es de doce personas asesinadas en nombre del Islam y por el Califato Mundial.




Los islamistas lanzaron explosivos contra la policía




Seis de los islamistas atacantes fueron muertos a tiros en el lugar por la policía y otros seis islamikazes se suicidaron detonando sus explosivos. La policía china también detuvo a cinco personas y se apoderó de un lote de productos de detonación.




Estos extremadamente fervientes devotos del Islam no tienen ningún respeto por la vida humana, empezando por la suya propia, vidas que inmolan a su Alá esperando entrar en el paraíso y copular con 72 vírgenes de ojazos negros.




NOTAS




http://ift.tt/1iziAdn









17:45
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets