¡Ya llega Papá Noel!... Cargado de princesas zombies, monstruos y muñecas-vampiro


Los catálogos de juguetes que las grandes superficies lanzan para la Navidad no son ya esas publicaciones que recogen las ilusiones de los niños en forma de muñecas rubias, trenes, dinosaurios, rompecabezas, videoconsolas y juegos de mesa.

Ahora, junto a los juguetes clásicos, se han abierto paso las calaveras, esqueletos, zombies, muertos vivientes y monstruos de lo más variado.




No hay más que abrir cualquiera de estos catálogos para encontrar un kit en forma de ataúd rosa y negro con el que “diseñar tu propio monstruo”, o una bañera para vampiros, o unas muñecas pálidas con ojeras moradas que se acicalan en un tocador repleto de murciélagos y telas de araña.




Todo muy “halloween”… para niñas de diez años.







Entre las páginas de las revistas encontramos:




-“muñecas más vivas que muertas”;



- una “pareja abominable”, mezcla de “fuego y hielo”;



- “Trece monstruos-deseos”,



- una “fiesta Divina de la Muerte”



- y una promesa de que, en 2014, “los sueños más monstruosos se harán realidad”.




Se venden, incluso, walkie-talkies negros con forma de ataúd. Todo, de mano de las empresas jugueteras más potentes del planeta.




Lejos quedaron las muñecas dulces de color rosa y mundos maravillosos. Ahora es el momento del terror, del secretismo, de la muerte, de la rebeldía, de lo onírico.







Los mensajes que se mandan a las niñas que compran estas muñecas tampoco tienen desperdicio:




- sé “ferozmente fashion: cuanto más atrevida, mejor”;



- “vestir de seda: ¡nunca sabes dónde vas a terminar el día!”;



- “que los padres sean tan tolerantes como los alumnos, especialmente en relación a los novios o novias de sus hijos”



- o se les invita a vivir “aventuras catacúmbicas”.




Abundan los personajes con cuernos y colmillos y con apariencia de zombies o lobos.




Y, ¿cuál es el peligro?




A algunos les puede parecer que estos juguetes “son cosas de niños” sin mayor importancia. La realidad es que se pueden encontrar en casi cualquier juguetería o gran almacén.







Muchos de ellos, sin embargo, no están dispuestos a vender las clásicas pistolas de juguete “porque no están a favor de los juegos bélicos”, según ha explicado una conocida cadena española de jugueterías a ReL.




Entonces, ¿ hay algo malo en las muñecas de zombies y vampiros? Banalizar el mal, lo terrorífico, la fealdad y la muerte (como se hace, por ejemplo, en Halloween) puede traer poco de bueno a niñas de 10 años. Este año, revise bien el trineo de Papá Noel antes de que deje los juguetes en su casa.







17:44
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets