La ley belga permitirá pedir la eutanasia a niños de 5 años si un psiquiatra dice que "disciernen"





























































































La ley belga permitirá pedir la eutanasia a niños de 5 años si un psiquiatra dice que "disciernen"


Socialistas, liberales, verdes y separatistas flamencos han sido los grandes valedores de extender a los niños la eutanasia legalizada a los adultos en 2002.








El jueves por la noche el Senado de Bélgica aprobó la extensión de la eutanasia a los niños, con 50 votos a favor y 17 en contra. Como ha anticipado a Tempi.it Carine Brochier, uno de los directores del Instituto Europeo de Bioética, no ha habido ningún debate en el aula. Ahora la ley pasa a la Cámara y después volverá al Senado para el voto definitivo.

La eutanasia para los menores es la ley más liberal jamás aprobada en el mundo, porque los políticos han rechazado poner un límite de edad: también un niño de 5 años, por tanto, podrá hacer que le maten si siente un sufrimiento insoportable de tipo físico, si está en fase terminal, si sus padres están de acuerdo y si un psiquiatra testifica que está en gran de discernir lo que está solicitando.




Desgraciadamente, como ha demostrado la ley sobre la eutanasia de 2002, los abusos son continuos, los casos para los que es posible obtener la “dulce muerte” han aumentado desmedidamente (aceptándose en enfermedades que no son terminales) y es imposible controlar si se verifican irregularidades.




Es lo que escriben un grupo de médicos belga en Euthanasiestop.be: «Un texto peligroso para la seguridad de nuestros niños gravemente enfermos ha sido votado, sin que se hayan sopesado las consecuencias. El valor de la vida de un niño tiene ahora un precio establecido por los adultos, los cuales no dejarán de influir sobre ellos. Los niños enfermos no piensan espontáneamente en la eutanasia, por lo que no había necesidad de aprobar esta ley; lo que se necesita es acompañar a sus padres».




«Tenemos motivos para estar profundamente tristes y extremamente inquietos por la evolución de la ley sobre la eutanasia en Bélgica», afirman: «Los ciudadanos belgas parecen que quieran ser incitados a solicitar y obtener un medicamento que ponga fin a su vida. Y no se valoriza, en cambio, la verdadera compasión por los enfermos y los más débiles. Una nueva forma de barbarie está en marcha a toda velocidad».




[Traducción de Helena Faccia Serrano.]









06:29
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets