El obispo Gea, sobre la nueva ley del aborto: «Un paso positivo», pero hay que ir al «aborto cero»


El obispo emérito de Mondoñedo-Ferrol, José Gea, ha valorado desde su blog en ReligionEnLibertad las noticias sobre la reforma del aborto en España como un "paso positivo", aunque pide al Gobierno seguir avanzando hacia el "aborto cero".

"Aunque ser del PP no equivale a ser católico, veo positivo el paso que ha dado el actual Gobierno en la ley que acaba de presentar sobre el aborto y le animo a seguir defendiendo la vida y a seguir caminando en esa dirección hasta que se llegue al aborto cero", escribe.




Objetivo católico: ningún aborto



A los católicos, el obispo les propone un objetivo: "No deberíamos cesar los católicos en la petición de que desaparezca totalmente el aborto en nuestro ordenamiento jurídico".




Comentando la doctrina del Partido Socialista de presentar el aborto como un derecho, el obispo Gea pregunta:




"¿Son conscientes de que en el aborto, lo que está en juego es la vida de un ser humano inocente e indefenso? Y ¿tiene la madre el derecho de suprimir la vida de un hijo, sin más? ¿Quién se lo ha dado? Porque lo que lleva en su seno la madre no es un tumor, sino un ser humano que, además es su hijo. Y por otra parte ¿tiene el Estado competencia para autorizar la muerte de un ser humano inocente?"




Al obispo le asombra "el griterío de tantas personas del PSOE que creía sensatas, las veo con falta de una mínima lógica".




Que la ley defienda a todos



El obispo tampoco deja de criticar que la nueva ley de aborto del gobierno del PP no defienda la vida de todos: "No sé por qué se admite la posibilidad legal del aborto en algunos casos, y creo que el asesinato directo de un ser humano nunca debe ser legal, por lo que no me satisface por completo la ley. Si estoy en desacuerdo con la pena de muerte, más lo he de estar en la supresión de la vida de un ser indefenso e inocente por muy deforme que se presente o por muchas que sean las consecuencias que se deriven. De lo contrario, por la misma razón, se podría suprimir la vida de un hombre con deficiencias físicas o síquicas. Entraríamos en la eutanasia".




A los católicos les recuerda la enseñanza eclesial: “Nada ni nadie puede autorizar la muerte de un ser humano inocente, sea feto o embrión, niño o adulto, anciano, enfermo incurable o agonizante. Nadie además puede pedir este gesto homicida para sí mismo o para otros confiados a su responsabilidad ni puede consentirlo explícita o implícitamente. Ninguna autoridad puede legítimamente imponerlo ni permitirlo”.




Y añade: "Aquí no hay ninguna injerencia de la Iglesia en la política. Sencillamente hay una exposición de la doctrina de la Iglesia, a lo que tiene el derecho y el deber. No son los no católicos quienes tengan que decirnos qué debemos decir y qué no".




Y a las amenazas del PSOE de romper los acuerdos entre España y la Santa Sede, responde con esta valoración: "Cosas de niños".







06:46
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets