Los mensajes más bellos del Papa Francisco


"¿Quién habia dicho que la religión era algo del pasado, de épocas subdesarrolladas?", se preguntaba nuestro obispo, don Demetrio, en las páginas del diario "La Razón", a las pocas horas de clausurarse la JMJ de Rio de Janeiro. Y subrayaba con fuerza: "El Papa Francisco ha supuesto una inyección de entusiasmo y optimismo en este mundo...". Imposible recoger en unas líneas el "vendaval de Dios" que ha sacudido con fuerza a todos los pueblos de la tierra, a través, sobre todo, de la persona del Papa. Imposible concentrar sus mensajes en unas frases. Pero, al menos, como síntesis de urgencia, nos gustaría ofrecer algunas de esas "ideas revolucionarias" que han conmovido el corazón de la cristiandad, que han sembrado la esperanza y el entusiasmo en millones de jóvenes.

1 Aquellas preguntas previas al viaje, en el Ángelus del 21 de julio: "Los protagonistas en esta semana serán los jóvenes. Todos aquellos que vengan a Rio quieren escuchar la voz de Jesús: "Señor, ¿qué debo hacer con mi vida? ¿Cuál es el camino para mi?".




2. Aquellas palabras a bordo del vuelo hacia Brasil: "Un pueblo tiene futuro si va adelante con los jóvenes, con la fuerza, y con los ancianos, que aportan la sabiduría de la vida".




3. Aquellas tres sencillas actitudes de un cristiano, que ofreció el Papa en el santuario de Nuestra Señora de la Aparecida: "Mantener la esperanza, dejarse sorprender por Dios y vivir en la alegría".




4. Aquella exhortación durante la visita al hospital de Rio, el 24 de julio: "Es necesario aprender a abrazar a quien sufre. Abrazar, abrazar. Todos hemos de aprender a abrazar".




5. Aquel grito de esperanza en la favela de Varginha: "No dejemos entrar en nuestro corazón la "cultura del descarte" porque somos hermanos. No hay que descartar a nadie".




6. Aquella recomendación ofrecida durante la Vigilia de oración con los jóvenes. El Papa pidió primero silencio y luego tres gritos: "¡Oración, sacramentos y ayuda a los demás".




7. Aquella "Fórmula Francisco" para la política, ofrecida en su encuentro con la clase dirigente: "Participación sin elitismo y erradicación de la pobreza".




8. Aquellas palabras enardecidas sobre Jesús, a los jóvenes: "¡Nos ofrece algo más grande que la Copa del Mundo! Nos ofrece una vida fecunda y feliz, y también un futuro con Él que no tendrá fin".




9. Aquellas recomendaciones a los obispos del CELAM: "Los obispos han de ser pastores, estar cerca de la gente, deben actuar con mucha mansedumbre, han de ser pacientes y misericordiosos".




10. Y aquel llamamiento final del Papa en la playa de Copacabana, invitando a los jóvenes a convertirse en misioneros: "La fe es una llama que se hace más viva cuando más se comparte; predicar sí, pero siempre con humildad".




Camino del aeropuerto de Rio para regresar a Roma, aún tuvo el Papa una petición a los voluntarios de la JMJ: "Id contracorriente. Demostrad con la vida que vale la pena apostar por Cristo y el Evangelio". Ciertamente, el Papa Francisco se ha convertido en un "ciclón de fe".







05:05
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets