El negro




Leí ayer en FORUM LIBERTAS una fábula de Esopo sobre EL NEGRO, que me gustó y me sugirió este artículo.

Un antiguo amo contrató a su servicio a un negro.



Como nunca había visto un negro pensó que el color de la piel se debía a falta de higiene, y ordenó que le restregaran bien hasta que tuviera la piel blanca.




El resultado fue que dejaron al pobre negro lisiado e inútil para el trabajo. Y es que no podemos cambiar la naturaleza.




Esto me trae a la cabeza a los que quieren igualar el matrimonio de hombre y mujer a la unión de dos homosexuales.




En todo la historia el matrimonio ha sido entre un hombre y una mujer. La unión de dos personas del mismo sexo es otra cosa, no matrimonio.




Y no podemos cambiar la naturaleza. Lo mismo que



a un negro no se le puede restregar para que tenga blanca la piel, las leyes humanas no pueden cambiar la naturaleza.




Aunque salga una ley dando permiso a lo burros para que vuelen, a los burros no les salen alas.




JORGE LORING, S.I.



jorgeloring@gmail.com



www.arconet.es/loring http://www.arconet.es/loring









10:21
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets