Parroquia Ntra Sra de la Salud

Artículos Recientes
ACI Prensa Agencia Zenit Aleteia Año 1961 Año 1984 Audios Basilica de Guadalupe Bautismo Biografico Canto Católico Cantos y Alabanzas Cardenal Alberto Suarez Inda Cáritas Catecismo Catequesis del Papa Celebraciones Ciclo C Cine Familiar Cine religioso Construccion Coronilla a la Divina Misericordia Cristo te llama Cristy Villaseñor Cuaresma Defensa de la Familia Diocesis de Celaya Divina Misericordia Drama El Diario de María El Evangelio del dia El Hermano Asno El santo del dia El Santo Rosario El Video del Papa Escritos de San Francisco EWTN Familia Festividades Fiestas Patronales Formacion Permanente Formación Permanente Franciscanismo Fray Nelson Medina OP Fray Rodi Cantero TOR Grupo Effetá H1FM Hacia una Fe Madura Historico Homilía del día Homilías Horarios de Catecismo Horarios de Misas Imagenes Imposición de Ceniza Indulgencias Infocatolica Informativo de Radio Vaticano Inquietud Nueva Jesus cada Domingo Juntos por México La Hora de la Misericordia La Reflexión Dominical La Santa Misa La Voz del Pastor Liturgia de las Horas Mapa del Sitio Mariavision Minutos para Dios Mons. Benjamin Castillo Plasencia Mons. Cristobal Ascencio Garcia Mons. José Ignacio Munilla Musica Neutla News.va Noticias Oraciones Padre Adolfo Güemes Padre Carlos Sandoval Padre Carlos Yepes Padre César Montijo Padre Cristian Hernan Andrade Padre Dante Gabriel Jimenez Muñoz-Ledo Padre Ernesto María Caro Padre Luis Zazano Padre Pedro Brassesco Padre Sam Palabra del Obispo Parroquia Parroquias Pastoral de la Salud Pastoral de Migrantes Pastoral Litúrgica Pastoral Social Paz y bien para los Hermanos de Hoy Peliculas peliculas Religiosas Peregrinaciones Peticiones de Cooperacion Pláticas Cuaresmales Punto de Vista Radio Catolica Religion Religion en Libertad Requisitos Rezando voy Rome Reports Videos Semana Cultural Semana Santa Semillas para la Vida Serie Servicios Tekton Tele Vid Telegram Television Catolica Teologia Tierra Santa Turismo Religioso Ubicación Viacrucis Vidas de Santos Videos Videos Catolicos Virgen Maria Visitas Pastorales Webcams Whatsapp

06:33 ,
Mientras el ahora renunciante presidente Evo Morales viajaba rumbo a su asilo en México, la situación de Bolivia seguía compleja por estas horas y acaparando la atención internacional.

En ese sentido, por ejemplo, las Fuerzas Armadas tuvieron que salir a las calles para neutralizar junto a la Policía a grupos vandálicos, al tiempo de que por delante quedaba por resolver de qué manera se podría solucionar el tema del “vacío de poder” suscitado.

Te puede interesar: Bolivia, la renuncia de Evo Morales y un contundente llamado de la Iglesia a la paz

Preservar la paz

Es en medio de este difícil contexto que en las últimas horas una vez más la Iglesia en Bolivia se pronunció públicamente a través de un comunicado en el que le han pedido tanto a la Policía como a las Fuerzas Armadas que puedan ofrecer –desde su responsabilidad constitucional- “garantías para la pacificación del país de manera especial resguardando los bienes públicos”, así como la vida de las personas, haciendo énfasis en la necesidad de que todo se desarrolle en paz.

“También nos dirigimos a los fiscales prepuestos a garantizar el orden y la ley, en este momento parar las aprensiones, respetar las garantías y derechos personales de todas las personas, pero de manera especial de políticos, dirigentes, directores, diputados u otras personas de ambos o todas situaciones políticas que hay en el país”, prosiguen.

“Esto para no crear ulteriores dificultades y movimientos dentro de la población”, expresan.

“Y al final llamamos a todo el pueblo que está presente en Bolivia, personas de buena voluntad, para que vivamos este momento tan álgido, tan difícil, con tranquilidad, evitando desmanes, evitando que personas infiltradas puedan alterar el clima de paz. Y que todos podamos poner un granito de arena para la pacificación del país”, añaden.

Antes, ni bien conocida la noticia de la renuncia de Morales a la Presidencia, la Iglesia también había pedido una urgente salida pacífica y había hecho énfasis en que lo que “había sucedido en Bolivia no era un golpe de Estado”.

Sigamos rezando por la situación de este país sudamericano en estas horas tan arduas para que definitivamente pueda haber paz y se recupere la senda institucional.

Te puede interesar: Papa Francisco pide paz ante “los resultados del proceso de revisión de las elecciones” de Bolivia

Te puede interesar: “¡No más violencia en Bolivia!”: La Iglesia clama diálogo ya

Te puede interesar: Bolivia: Fernando Camacho, el desafiante de Evo Morales y un Cristo protagonista

Oración en Bolivia: 

Let's block ads! (Why?)

05:43 ,

En mayo de este año Ebonie Bender conoció a su hija Kallie en su semana 24 de gestación. Acaba de nacer y pesaba apenas 370 gramos. Tras cinco meses de cuidado en el hospital, la pequeña recibió el alta y pudo llegar a casa. En esta foto podrás ver la alegría de sus padres.

Entre las razones argumentadas para justificar que no vale la pena luchar por vidas como la de Kallie, se han mencionado el costo elevado que supone la atención médica de los bebés prematuros, los problemas de salud o secuelas que pueden sufrir a lo largo de su vida y la pérdida de productividad para los que los cuidan.

Este enfoque, que reduce el valor de una vida a factores económicos, a llevado a algunos a proponer iniciativas como la de fijar un límite de peso al nacer para atender médicamente a estos niños, un límite que va desde los 500 a los 700 gramos.

Un bebé por debajo de estos valores sería descalificado automáticamente, como le hubiese ocurrido a Kallie que nació con tan solo 370 gramos. Por su tamaño, fragilidad y una dolencia cardiaca habitual en los microprematuros, no tenía muchas probabilidades de sobrevivir. Sin embargo luchar por su vida “valió la pena” y lo cierto es que no es el único caso.

Hoy más que nunca los avances médicos han mejorado las posibilidades de supervivencia para los bebés extremadamente prematuros. Cada vez es más frecuente que los bebés salgan adelante y lo hagan además sin secuelas ni retrasos neurológicos.

Las pautas publicadas recientemente por la Asociación Británica de Medicina Perinatal dicen que es “apropiado” que los médicos intenten luchar por las vidas de estos bebés con los medios que tienen disponibles, cada día mejores, y que contribuyen al aumento de sus posibilidades de supervivencia.

La nueva guía clínica indica este cambio en la práctica médica para salvar las vidas tan pronto como a las 22 semanas. Ahora podemos creer en algo que hace una década era prácticamente imposible: que los bebés sobrevivan con tan solo 22 semanas de gestación. Entonces, hace 10 años, se indicaba que se les brindara los cuidados paliativos necesarios para que no sufrieran.

En el año 2016 alrededor del 35% de los que recibieron una “atención activa” para salvar sus vidas sobrevivieron. Según las cifras, 4 de cada 10 bebés nacidos y tratados, sobreviven exitosamente.

Pero no solo las innovaciones médicas han demostrado que las posibilidades de supervivencia han aumentado, también han posibilitado mejorar la atención de los recién nacidos a término.

Cuidar a bebés prematuros se ha tornado rentable porque la gran mayoría crece para convertirse en hombres y mujeres productivos para la sociedad. De hecho, más del 80% de los recursos que se gastan en las UCI neonatales son para bebés que finalmente sobreviven.

Pero más allá de la lógica económica, luchar por la vida de estos bebés vale la pena por su valor intrínseco. Kallie “valió la pena” no sólo porque desafió las probabilidades. Si ella hubiese recibido un diagnóstico preocupante unos años más tarde o en su vida adulta, ¿se hubiese derrumbado el valor de su vida?

Si uno de nuestros seres queridos fuera ingresado en un hospital no dudaríamos en destinar todos nuestros recursos para brindarle toda la atención que podamos ofrecerle para salvar su vida, aun cuando se estimen pocas probabilidades de supervivencia, como ocurrió con Kallie. ¿Alguno de nosotros le negaría el tratamiento? ¿Cuestionaríamos su derecho a tal cuidado?

Los avances de la ciencia han demostrado que por más pequeña que pueda ser, hoy más que nunca la vida humana tiene la capacidad de salir adelante aun en circunstancias difíciles. La vida merece ser acogida y cuidada desde el principio.

Let's block ads! (Why?)

05:33 ,

El diablo existe, y por su envidia al Hijo de Dios hecho hombre, siembra el odio en el mundo, provocando la muerte. Lo afirma hoy el Papa Francisco en la homilía de la Misa en Casa Santa Marta, dedicado al Libro de la Sabiduría (Sb 2,23-3,9).

El Papa analiza el primer versículo, en el que recuerda que “Dios nos creó a su imagen, somos hijos de Dios, pero en seguida después añade “pero por la envidia del diablo entró la muerte entró en el mundo”.

Francisco explica que “la envidia de ese ángel soberbio que no quiso aceptar la encarnación” le llevó a “destruir a la humanidad”. Y así, en nuestro corazón, entra algo: “los celos, la envidia, la competencia” enumera el Pontífice, mientras en cambio “podríamos vivir como hermanos, todos, en paz”.

Así comienza “la lucha y la gana de destruir”. Papa Francisco retoma sus “diálogos” con los fieles: “Pero, padre – yo no destruyo a nadie”. “¿No? ¿Y tus murmuraciones? ¿Cuando hablas mal del otro? ¿Lo destruyes”. Y cita al apóstol Santiago: “La lengua es un arma feroz, mata”. “La murmuración mata, la calumnia mata”.

“Pero, padre, yo estoy bautizado, soy cristiano practicante, ¿cómo puedo convertirme en un asesino?”. Porque, recuerda de nuevo el Papa “dentro de nosotros hay una guerra”, desde el principio. “Caín y Abel eran hermanos – subraya Francisco – pero los celos, la envidia de uno destruyó al otro”. Es la realidad, basta mirar un telediario: “las guerras, las destrucciones, gente que por las guerras incluso muere de enfermedad”.

Let's block ads! (Why?)

04:43 ,

Dos días antes de iniciar el proceso contencioso de nuestro divorcio, promovido unilateralmente por mi esposa, salí a caminar. Quería meditar mi postura ante lo que veía como una bofetada con guante blanco.

Me detuve a tomar un café y me puse a pensar sobre lo que realmente me sucedía. Me reconocí espiritualmente cansado, harto de razonar en primera persona, como si mi ego fuera un pedazo de metal pegado a un poderoso imán de razonadas sin razones:

  • “No me valora”
  • “No me entiende”
  • “Me desprecia”
  • “Es incorregible”.

Me sentía virtuoso al vivir mi matrimonio apegado a las responsabilidades del deber ser”. No se me ocurriera darle importancia la capacidad de mi esposa para amar y perdonar mis intransigentes actitudes. La descuidé y no le mostraba cuánto le amaba.

Al contrario, cada día le mostraba lo que para mí eran sus frustrantes defectos y limitaciones, ante los cuales no pensaba ceder.

¡Qué lejos estaba de imaginar entonces lo que nos iba a ocurrir!.

Sí , mi esposa por supuesto que tenía sus defectos, unos reales y otros agrandados por mi imaginación y soberbia. Pero, con todo, mi mujer tenía una perfección de amor de la que yo carecía. Quería mejorar al tiempo que esperaba con humildad ser amada con sus propias carencias, que por eso no camuflaba.

Cuanto sufrimiento pude ahorrarle, si así lo hubiera entendido y valorado. En vez de eso la consideré débil e ignorante, por lo que no fui capaz de aquilatar su personal sentido de dignidad, que terminaría por imponerse y al cual me habría de enfrentar.

Tarde reconocí que en cuanto al amor uno mismo, ella era fuerte y yo débil.

Comenzó por guardar silencio ante mis presiones y comentario faltos de caridad. Mis comentarios solo leprovocaban respuesta emocionales que no le permitían expresar lo que sentía. Aprendió inteligentemente a callar y a recurrir a un silencio que fue creciendo y que en sí era elocuente, pero que me fue indiferente.

Así, eran dos los silencios confrontados:

  • el mío por soberbia y sin medir consecuencias,
  • el suyo por dignidad, y en un afán de hacerme rectificar.

El suyo se convertió en un silencio definitivo, pues había decidido salirse de mi vida sin dejar abierta la menor rendija. Jamás volvería a escuchar sus sinceros reclamos, sus frases cariñosas por sensibilizarme, sus desesperadas advertencias, sus rezos en murmullo…

¿Cómo va a ser mi vida sin ella?

Las conclusiones a las que suelen llegar los que fracasan en su matrimonio no tuvieron cabida en mi conciencia. De nada me servían a mí pensamientos como estos:

  • “Finalmente tengo derecho a ser feliz”
  • “Voy a rehacer mi vida”
  • “Voy a encontrar a otra persona”
  • “Voy a comenzar de nuevo”

Al contrario, al verme al borde del abismo de la soledad, me asaltó esta pregunta: ¿Cómo va a ser mi vida sin ella? La amaba, pero entonces con la angustia de quien no supo lo que tenía hasta que lo perdió.

Desesperado y consciente de mi enorme descrédito, intenté una y otra vez romper su silencio para dialogar y rescatar lo que creía que aún era rescatable, más no lo logré. Y en el abismo de mi soledad, me refugié en el trabajo y en el alcohol, mientras se bajaba el telón de una triste obra en la que había sido el actor principal.

Han pasado los años, superé el alcoholismo y me volví a casar con una buena mujer. Pero, el fracaso de mi primer matrimonio marcó mi vida con una frustración insuperable de haber sido yo, y solo yo, el causante de nuestra ruptura. Sufro el dolor de quién causó el mayor dolor al ser que me amó incondicionalmente en mi etapa de mayor inmadurez.

No hace mucho, mi esposa y yo discutimos fuertemente, en otros tiempos, mi primera reacción habría sido montar en cólera, pero al verla guardar silencio la abracé inmediatamente. 

Con todo, no puedo ser plenamente feliz, pues mis sonrisas tienen algo de “los dientes para afuera” pues contienen la sombra de una pena temporal, cuyo precio habré siempre de pagar si quiero pasar verdaderamente por una purificación de corazón, cuyo dolor me permita rezar por mi ex esposa.

Para mí, esa es y será hasta el fin de mis días la única forma de abonar sin nunca saldar, un amor que en justicia quedé debiendo.

Consúltanos en: consultorio@aleteia.org

Let's block ads! (Why?)

04:23 ,
La Virgen de Chiquinquirá es la reina y la patrona de Colombia. La palabra Chiquinquirá significa lugar de nieblas y pantanos, y está en el departamento de Boyacá. La región, andina, se eleva a más de dos mil metros sobre el mar.

La historia del lienzo de la Virgen se remonta al año 1560. El cuadro se hizo como encargo de los dominicos españoles para alentar la fe tanto de indios como de colonos.

Este cuadro, que originalmente se situó en una capilla y después pasó a una propiedad privada, se quedó sin la imagen de la Virgen durante un tiempo, pero al cabo de unos años el dibujo original reapareció (la imagen se “renovó”), hecho que se consideró el primero de una cadena de milagros vinculados a la Virgen de Chiquinquirá y de ahí que se hable de “La Renovación”.

El lienzo en que está pintada la Virgen es una manta de algodón de algo más de un metro. En el marco se ven plaquetas con el escudo nacional y escudos de las diócesis colombianas y de los padres dominicos. La tela la confeccionaron los indios cocas.

Los ojos de la Virgen están casi cerrados, y el rostro vuelto a su hijo. El niño en la mano derecha tiene un hilo que pende de la pata de un pájaro. La Virgen en la cabeza tiene una toca blanca y en la mano izquierda un rosario de coral. A su lado están el apóstol san Andrés y san Antonio de Padua. La tipología de la Virgen es Odigítria, conductora del Niño.

Este lienzo es la pintura del arte colonial colombiano más antiguo y ha creado una nueva iconografía de la Virgen del Rosario. El lienzo ha pasado distintas vicisitudes a lo largo de sus más de 450 años, incluso es posible que fuera usado en una época para secar granos al sol. La virgen de Chiquinquirá es venerada también en la ciudad de Maracaibo, en Venezuela, donde tiene un templo antiguo.

Y también en Guatemala los campesinos la invocan. En algunas ocasiones la imagen ha sido trasladada a la ciudad de Bogotá (unos 100 km al sur) con el fin de pedir a Dios por la paz o por el cese de epidemias. El último traslado de este tipo ocurrió en 1999.

El santuario de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá está confiado a la orden de los Predicadores, los Dominicos. El papa Juan Pablo II visitó este santuario colombiano en 1986.

Oración

¡Oh incomparable Señora del Rosario de Chiquinquirá! Madre de Dios, Reina de los ángeles, abogada de los pecadores, refugio y consuelo de los afligidos y atribulados. Virgen Santísima, llena de poder y de bondad, lanzad sobre nosotros una mirada favorable para que seamos socorridos por Vos en todas las necesidades en que nos encontramos.

http://www.mariedenazareth.com

Let's block ads! (Why?)

04:03 ,
“La familia es el camino (no “un” camino) para construir la sociedad”, afirmó monseñor Fernando Castro Aguayo, obispo de Margarita y presidente de la Comisión Episcopal de Familia e Infancia, de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), en su reflexión dirigida a la “Campaña Abrazo en Familia 2019” que culminó este domingo 10 de noviembre.

Como ya es costumbre desde hace 29 años, la CEV a través de este departamento realizó durante una semana la Campaña Abrazo en Familia que esta vez inició el 3 de noviembre con celebraciones eucarísticas y actividades formativas y motivadoras de la familia en diversas parroquias, teniendo por lema: “La familia constructora de una nueva sociedad”.

La familia es el camino para que un país, una sociedad esté ordenada, compuesta por hombres educados en las virtudes familiares”, publicó el obispo de Margarita. “Pudiéramos decir: “tales sociedades, tales familias”, sin embargo, eso no es así, porque la palabra “Abrazo” que define este programa de la Conferencia Episcopal expresa afecto, cercanía y superación de dificultades”, sostuvo.

Para el prelado venezolano, “se hiere a la familia cuando en nombre de la “libertad”, se patrocina el aborto, se ven a los ancianos como objetos descartables porque son como una carga, o cuando se permite infidelidades y traiciones”.

Monseñor Fernando Castro propone luchar por la familia y abrazarla. “Por la familia hay que luchar, hay que abrazarla: es indispensable y requiere además de la ayuda de Dios para superar las dificultades”.

VENEZUELA
ParroSanBenito | Twitter

Creyentes activos y vinculados a la campaña

Con la etiqueta #Abrazoenfamilia2019, la CEV, centros educativos y laicos en general apoyaron la campaña con diversos mensajes e iniciativas. Un ejemplo de ello ocurrió en la parroquia San Benito de Caracas, que publicó en las redes sociales sus actividades y hasta un agasajo realizaron después de la misa dominical.

En el interior de Venezuela estas actividades no se quedaron atrás. El profesor Luis Carrillo, desde Guasdualito, estado Apure, compartió en Facebook un mensaje de Caritas Elorza: “Un abrazo te llena, te fortalece y rompe las barreras del miedo, un abrazo dice mucho más que mil palabras, reconforta y da serenidad en medio de la angustia. Un abrazo es reconciliación, es diálogo, es esperanza. Feliz día del abrazo en Familia”.

Por su parte, Orlando Revette Ventura, integrante de la pastoral familiar de San Carlos Borromeo de Caracas, alimentó el apoyo al #AbrazoEnFamilia con la siguiente frase: “Un abrazo te llena, te fortalece y rompe las barreras del miedo, un abrazo dice mucho más que mil palabras, reconforta y da serenidad en medio de la angustia. Un abrazo es reconciliación, es diálogo, es esperanza. Feliz día del Abrazo en Familia 2019”.

¿De qué se trata el Abrazo en Familia?

“La campaña consiste en un itinerario formativo y de acompañamiento para orientar a las familias sobre cómo sobrellevar las diversas situaciones que les aquejan en medio de la actual realidad del país” anunció en una nota de prensa recibida por Aleteia.

Fundamentalmente, en esta semana la iglesia reflexionó cinco temas: “recuperar nuestro valor como persona y como ciudadano”; “valorar la familia que tenemos, reconstruirla es nuestro deber”; “resaltar el valor del trabajo en esta sociedad en crisis; la fe, elemento transformador de la sociedad”; y “contribuir a la gestación de una nueva sociedad modificando nuestros comportamientos”, explicó el Episcopado Venezolano.

La campaña comenzó en el año 1990, por iniciativa del departamento de pastoral familiar e infancia de la CEV, dedicando desde entonces un día para promover la unión familiar.

Esta vez, la fecha correspondió al 10 de noviembre, y con este gesto, se buscó promover con el cariño, la cercanía y la comunión intrafamiliar”, agregaron desde la CEV.

La intención es consolidar los valores de respeto, amor y fraternidad entre los miembros de la “célula” fundamental de la sociedad. “Ofrecer un abrazo es una acción terapéutica, capaz de aliviar las dolencias físicas, psicológicas y espirituales; es un acto sanador, más aún cuando viene de seres queridos. Con el abrazo, se cultiva el amor desde la sencillez y la humildad, en un gesto de amor que implica donación y entrega”, finaliza.

Te puede interesar: Buscan impulsar el aborto en Venezuela: El llamado es a defender la vida

Let's block ads! (Why?)

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets