Venezuela: ¿Por qué los niños no van a la escuela?

La crisis humanitaria con su migración forzada, el hambre y alto costo en los útiles escolares, conlleva a que el “ausentismo” y la “deserción escolar” superen el 50 por ciento de la matrícula, a dos semanas de iniciado el periodo escolar

“El pasado 17 de septiembre, mis hijos como el resto de los niños venezolanos, debían comenzar sus clases para el año escolar 2018-2019, sin embargo, no vivieron la alegría de ese primer día de clases porque no pudimos completar los uniformes y útiles escolares”. Así se lamentaba Marbelys Durán, una vecina de Caracas, que junto a sus tres hijos: Jennifer, de 12 años, que estudiará sexto grado; Manuel, que con 9 años cursará cuarto; y Santiago de 6, que inicia la primera etapa, esperaba recibir un kit de útiles escolares “para completar la lista” que le solicitaron en el colegio de sus niños.

Comprarles la ropa, sus zapatos y materiales de estudio, significa dejar de comer por lo menos durante seis meses”, comentaba en el operativo de donación de útiles escolares cumplido por voluntarios en uno de los municipios del este de Caracas. “Mi esposo apenas gana 2.300 bolívares devaluados, y yo trato de completar vendiendo helados y tortas en mi casa”, agregó la mujer en conversación para Aleteia.

La crisis les aniquiló el sueño

Como los hijos de Marbelys, más del 50 por ciento de los, aproximadamente 7 millones de estudiantes del nivel básico, permanecen ausentes de sus escuelas, a más de dos semanas de dar inicio a las clases en la educación inicial y básica del sistema educativo venezolano; aunque “las razones son varias”, según indicó el diputado a la Asamblea Nacional, Miguel Pizarro, en documento enviado a Aleteia este 1 de octubre.

La crisis económica aniquiló el sueño de muchos padres de incorporar a sus hijos al sistema educativo o de enviarlos de vuelta a clases en este nuevo año escolar”, expresó el parlamentario que el fin de semana encabezó uno de los operativos.

Las cifras que mostró Pizarro no dejan dudas acerca del aumento en el precio de los útiles y uniformes durante el último mes, asegurando que del 1 al 29 de septiembre, el precio de los útiles y uniformes escolares subió 279 por ciento. “A principios de este mes el costo de los útiles y uniformes necesarios para un niño oscilaba los 2.600 bolívares (*); la semana pasada estaba en 8.000; y hoy alcanza 9.780”, dijo.

“En el caso del kit básico de útiles escolares el aumento total fue de 307%”, afirmó el parlamentario, sosteniendo que cada semana el costo de los artículos aumentó 34% en promedio. “¿Cómo un padre puede comprar una lista de útiles que duplica su ingreso mínimo mensual? ¿Cómo le explicas que para comprar los útiles de su chamo -sin contar el uniforme-  debe dejar de cubrir todos los demás gastos de su hogar, incluyendo la comida?”, se preguntó el diputado en el documento enviado.

“En el caso de los uniformes escolares el costo aumentó 264% el último mes, con un promedio de 32% por semana”, indicó. “A finales del mes de agosto el precio de una chemise escolar era 230 bolívares”, y sin que finalizara septiembre, “ya cuesta 820”. Afirmó que el costo de un kit de uniforme básico supera los 6.000 bolívares.

Pizarro señaló que “en las dos semanas de clases que han transcurrido desde el inicio del año escolar, las escuelas reportan más del 50% de ausentismo, desmayos de alumnos por falta de alimentación y gran cantidad de estudiantes ausentes por las pésimas condiciones de transporte, y aun así el Gobierno pretende engañar a todos los venezolanos diciendo que el sistema educativo es todo un éxito”.

Causas de la inasistencia escolar

El profesor José Antonio Villamizar, de la Unidad Democrática del Sector Educativo, UDSE, aunque prefiere no hablar todavía de “deserción”, reconoce que “no ha habido reincorporación a clases de niños en estos primeras dos semanas del año escolar”. Igualmente indicó: “los colegios que más han recibido niños están alrededor de un 45 a 50 por ciento; y las que menos han recibido se ubican entre 25 y 30 por ciento”.

Mencionó que entre los aspectos “monitoreados” por la organización de la que es secretario ejecutivo de la coordinación nacional, están los altos precios en los útiles y uniformes escolares, la eliminación de los pasajes estudiantiles, la falta de consolidación de los programas de alimentación escolar; y las condiciones de las infraestructuras.

Habló de “la carencia de docentes quienes se han visto obligados a migrar no sólo fuera del país, sino también de las actividades profesionales dentro de Venezuela, para incursionar en otras profesiones y oficios, que les deparen mejores sueldos para vivir”.

LA ALIMENTACIÓN ES VITAL. El directivo de la UDSE llamó al Gobierno de Nicolás Maduro “a garantizar la alimentación de los niños dentro del sistema educativo venezolano porque están en un proceso de desarrollo y crecimiento”.

“Muchas veces cuando se habla de los derechos de la educación se piensa solamente en la enseñanza; pero también los niños se deben alimentar y vestir adecuadamente, tener facilidad para llegar a los centros de enseñanza, que las instituciones posean las dotaciones con herramientas y servicios necesarios, y por supuesto, contar con docentes que puedan vivir dignamente con sus salarios”, concluyó José Antonio Villamizar.

Let's block ads! (Why?)









No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.