EE.UU.: Un muro innecesario y terriblemente costoso

Un nuevo informe realizado por la Oficina de Rendición de Cuentas del Gobierno de Estados Unidos, la promesa quedaría en eso, en promesa

En un principio, las estimaciones del costo del muro fronterizo con México que desea erigir el presidente de Estados Unidos, Donald Trump rondaban los 20.000 millones de dólares. Era mucho dinero. Pero podría ser más. Y encima, resultar inútil.

En varias ocasiones, el mandatario estadounidense ha amenazado con “paralizar” el gobierno si el Congreso de Estados Unidos no otorga los fondos suficiente para construir el muro que tendría una extensión de 3.128 kilómetros, distancia que hay entre Tijuana-San Diego por el lado del Pacífico y Matamoros-Brownsville, por el lado del Golfo de México.

Fue una de las principales promesas de campaña de Trump, la de construir el muro para evitar cruces ilegales de “asesinos y violadores”, pero tras un nuevo informe realizado por la Oficina de Rendición de Cuentas del Gobierno de Estados Unidos, la promesa quedaría en eso, en promesa.

El informe descubrió que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), la agencia responsable de la construcción del muro, no tomó en cuenta el costo de construcción a lo largo de cada segmento de la frontera, que puede variar dependiendo de factores como la topografía y la propiedad de la tierra, según un reportaje de The New York Times en Español.

El informe de la Oficina de Rendición de Cuentas también encontró que la Oficina de Aduanas “seleccionó sitios para colocar barreras sin considerar si eran necesarios para prevenir los cruces ilegales en la frontera”.

Dos errores que elevarían muchísimo el muro prometido por el presidente Trump. Además, el informe agrega que el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, “enfrenta un mayor riesgo de que el Programa del Sistema de Muro Fronterizo cueste más de lo proyectado, tome más tiempo del planeado o no funcione completamente como se esperaba”.

Ya lo sabían

En suma, el informe le da la razón a quienes –republicanos y, sobre todo, demócratas en el Congreso—se han opuesto, desde hace más de un año a otorgarle fondos al presidente Trump para que cumpla una de sus promesas al electorado del país del norte.

En este orden de ideas, el representante demócrata de Misisipi, Bennie Thompson, miembro del Comité de Seguridad de la Cámara de Representantes, señaló que “el gobierno de Trump, obsesionado con las promesas de campaña sin importar el costo ni las consecuencias, está acelerando la construcción del muro fronterizo totalmente innecesario”.

Thompson, junto con el representante demócrata de Texas, Filemón Vela, solicitó el informe. “El informe demuestra lo que ya sabíamos: el gobierno de Trump no sopesó en absoluto la construcción de este muro más allá de cómo se vería en las noticias”, comentó Vela.

Por su parte, Katie Waldman, vocera del Departamento de Seguridad Nacional, manifestó que el muro fronterizo era necesario. “Se ha comprobado –dijo a The New York Times en Español— que los muros son extremadamente eficaces para impedir los ingresos ilegales y el contrabando de drogas a los Estados Unidos”, comentó Waldman.

Quizá eso sea haya comprobado en el papel. Lo cierto es que Estados Unidos terminaría de construir un muro en mucho tiempo, quizá ya sin Trump en la presidencia, y sin migrantes ilegales tratando de cruzar la frontera.

Con información de The New York Times en Español

Let's block ads! (Why?)









No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.