Reza esta poderosa novena a tres santos para la protección de la vida

Todos los años, la fiesta de los Santos Inocentes el 28 de diciembre nos recuerda la fragilidad de la vida y la necesidad de protegerla en todas las etapas. Además de tratar a todo el mundo con dignidad y luchar por una legislación que refleje esa verdad fundamental, otra poderosa manera de proteger la vida es invocar la intercesión de los santos.

En particular, hay muchos santos que lucharon por lo más valioso de la sociedad durante sus vidas y que conservan ese amor especial en el paraíso.

La Conferencia Episcopal de Estados Unidos destaca a tres de estos santos de su país y les dedica una novena de nueve días que puede rezarse en cualquier ocasión. Cada uno de estos tres santos fue un fuerte defensor de los olvidados por la sociedad y trató a todas las personas con la dignidad que merecían.

A continuación se lee un extracto traducido de la novena. El resto puede encontrarse en inglés en el sitio web de la Conferencia Episcopal de EE.UU.

Santa Isabel Seton,
tú conociste la belleza de toda la vida humana
cuando llevaste a un hijo en tu útero
y cuando, como joven viuda,
profesora y fundadora de las Hermanas de la Caridad,
buscaste vivir el Evangelio de la Vida.
Inspíranos, intercede por nosotros y acompáñanos.
Te pedimos esto por Cristo nuestro Señor. Amén

Tú conoces el sacramento del Sagrado Matrimonio;
enséñanos a apoyar a todas las familias con fe y verdad.

Tú conoces el amor de un buen cónyuge;
intercede por todas las parejas recién casadas.

Tú conoces la sensación de un hijo en tu útero;
intercede por todos los niños no natos.

Tú conoces el milagro de dar a luz;
reza por las madres tentadas por el aborto.

San Juan Neumann,
como hijo leal, sacerdote fiel e incansable Obispo,
trabajaste para apoyar y defender la vida en toda su maravilla.
Intercede por la Iglesia que amas con todo tu corazón
para que seamos fieles testigos del Evangelio de la Vida.
Te pedimos esto por Cristo nuestro Señor. Amén.

Fiel hijo de fieles padres;
enséñanos a honrar a nuestros padres cuando envejezcan.

Inmigrante y forastero;
inspíranos para dar la bienvenida a los rechazados del mundo.

Protector de los jóvenes;
inspíranos para trabajar por la seguridad de todos los niños.

Santa Francisca Cabrini,
en todos los rincones del hemisferio
buscaste a todos quienes habían sido olvidados.
Madre de inmigrantes, amiga de huérfanos, protectora de pobres,
intercede por nosotros que buscamos seguir tu ejemplo.
Te pedimos esto por Cristo nuestro Señor. Amén.

Madre de inmigrantes;
danos un amor por las vidas de todos los rechazados u olvidados.

Madre de los oprimidos;
inspíranos para trabajar por la justicia y la protección de toda vida.

Madre de los perdidos;
inspíranos para buscar a todos cuyas vidas se hayan olvidado.









No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.