Chequeos médicos para todas las edades y enfermedades

Un chequeo médico es un reconocimiento médico más o menos exhaustivo que prescribe un médico de cabecera o internista según el criterio del especialista y consiste en realizar la historia clínica exhaustiva de una persona.

A partir de ella, se pautan una serie de pruebas exploratorias complementarias con técnicas de diagnóstico por la imagen, analíticas de sangre, orina, heces y otras pruebas adicionales.

Los chequeos médicos vienen a ser lo que conocemos como “revisiones médicas periódicas” y se realizan en las diferentes etapas de la vida para hacer el seguimiento del estado de salud de los diversos grupos de población.

Su principal función es preventiva, para medir los factores de riesgo y  también son eficaces  como medio de diagnóstico precoz de una patología que no esperábamos o que no presentaba síntomas visibles para ser diagnosticada.

Según el Dr. Luis Asmarats, médico internista del Servicio de Medicina Interna y de Medicina Intensiva de la Clínica Sagrada Familia de Barcelona, “el 90% de los chequeos médicos detectarían alguna enfermedad. La frecuencia de encontrar una aumenta con la edad, ya que no es lo mismo hacerse un chequeo médico a los 40 años que a los 60”.

Según los expertos, a partir de los 40 años es una buena edad para hacerse un chequeo médico cada dos años y a partir de los 50 es totalmente aconsejable. Si nos referimos a casos de personas con factores de riesgo cardiovascular, tabaquismo, diabetes, hipertensión arterial , hipercolesterolemia, obesidad o que acumulen antecedentes familiares es fundamental realizarse un chequeo médico más completo.

Pruebas médicas y exploratorias de un chequeo integral

Y todas las necesarias adicionales en función de los resultados obtenidos de las anteriores.

Como ves, ¡un chequeo es lo más parecido a un examen de curso! Se puede aprobar o suspender pero siempre hay posibilidad de reválida.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.